Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Obra de Yáñez, hito en la transformación de la novela contemporánea

16/01/2011 06:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco analiza la posibilidad de que el Premio Nacional de Cuento en honor a Agustín Yáñez, quien falleció hace 31 años, el 17 de enero de 1980, deje este año su carácter nacional para convertirse en latinoamericano. El premio 2010 fue para “Bemoles en fuga”, de Paulina Vázquez, quien recibió un diploma y 100 mil pesos, en ceremonia realizada en Yahualica de González Gallo, la población donde nacieron y vivieron los padres del ilustre escritor tapatío Agustín Yáñez. Yáñez es considerado precursor de la nueva literatura nacionalista mexicana por novelas como "Al filo del agua (1947)", "Archipiélago de mujeres" (1943) y "Flor de juegos antiguos" (1941), en cuyas obras de corriente realista se aprecia la amplia influencia de las vanguardias europeas de su época. También es autor de las novelas "La tierra prodiga" (1969), "Las tierras flacas" (1962), "Ojerosa y pintada" (1960), "Tres cuentos" (1964) y "Las vueltas del tiempo" (1975), así como de cuentos y ensayos, que en conjunto le valieron el Premio Nacional de Letras en 1973. Nacido el 4 de mayo de 1904 en el barrio del Santuario, en Guadalajara, Jalisco, Agustín Yáñez Delgadillo, por su nombre completo, se licenció en 1929 por la Escuela de Jurisprudencia de Guadalajara y como maestro en 1951, por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. En 1948 dirigió la edición de las "Obras completas de Justo Sierra" que publicó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en cuyo primer tomo incluyó un magnífico estudio biográfico de Sierra. Entre las letras y la política, Yáñez desempeñó importantes cargos públicos, entre ellos, el de gobernador del estado de Jalisco, en cuyo periodo se interesó en la creación de diversas instituciones educativas y culturales. Durante su gestión se fundó la Escuela de Trabajo Social, la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guadalajara y las preparatorias de Ciudad Guzmán y Lagos de Moreno, además de que se construyeron la Escuela Normal, la Biblioteca Pública y la Casa de la Cultura, así como varios edificios universitarios. Igualmente, el Museo de Arqueología del Occidente de México, centros escolares y escuelas rurales en todo el estado, en el que además impulsó infraestructura carretera, de vivienda y red eléctrica. También fue miembro del Seminario de Cultura Mexicana desde 1952 y de El Colegio Nacional; secretario de Educación Pública de 1964 a 1970. Este cargo le permitió realizar valiosas reformas en el sistema educativo mexicano. Su legado literario es invaluable. Además de las citadas novelas, Yáñez escribió narraciones como "Por tierras de Nueva Galicia" (1928), "Baralipton" (1931), "Espejismo de Juchitán" (1940) y "Genios y figuras de Guadalajara" (1941). Asimismo, "Flor de juegos antiguos" (1942), "Esta es mala suerte" (1945) y "Tres cuentos" (1964), asó como los ensayos "Fray Barlolomé de las Casas, el conquistador conquistado" (1942), "El contenido social de la literatura iberoamericana" (1943), "Fichas mexicanas" (1945), "Yahualica" (1946) y "Proyección universal de México" (1963), entre otros. El prolífico escritor y político jalisciense Agustín Yáñez falleció en la Ciudad de México el 17 de enero de 1980, a causa de un enfisema pulmonar, conjugada con una deficiencia cardiaca. A decir de los estudiosos de su obra, su trabajo literario total es un hito en la transformación de la novela hispanoamericana contemporánea.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
249
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.