Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Ocasiona desesperación falta de ayuda emergente por sismo en Gro

22/03/2012 06:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aumenta la desesperación por la ayuda emergente que aun no llega para las 500 familias de esta localidad, cuyas casas resultaron con serios daños a consecuencia del sismo de 7.4 grados en escala de Richter, con epicentro en Huajintepec, municipio de Ometepec. Aunado a ello, el temor, la incertidumbre permanente de que la tierra vuelva a moverse más fuerte y que está vez les pueda incluso costar la vida, porque muchos siguen permaneciendo en las precarias casas con enormes cuarteaduras. Y es que las réplicas del sismo del martes no han cesado. Desde la entrada a la localidad indígena amuzga con 5 mil habitantes, siendo una de las más grandes del municipio de Ometepec, en la región de la Costa Chica, las señoras preguntan ¿vienen a dejar ayuda? “Mi casa también fue afectada, mire vea como ha sido destruida. Cada vez que escuchan llegar personas de visita, preguntan que para cuando los toman a ellos en cuenta porque “no nos han venido a ver para integrarnos a la lista de los damnificados”. La mayoría duerme en el patio de su vivienda, en condiciones antihigiénicas y a la intemperie. Leonardo Hernández Nieves, comisario de Cochoapa, informó que por lo menos 500 viviendas presentan serias afectaciones, de las cuales 30 fueron totalmente destruidas por el temblor, y apenas hoy se comenzó con el censo por parte de los integrantes de la Comisaría para elaborar la lista de los afectados. Efigenia López Torres, indígena amuzga de 65 años de edad, dijo que desde la noche del martes los cinco integrantes de su familia duermen, cocinan y comen a la intemperie porque se ha quedado sin casa, su pequeña vivienda de dos habitaciones, construida de adobe, como la mayoría de las casas de la localidad, quedó prácticamente destruida. La suerte del campesino Rumencio Domínguez Añorve no es la mejor, porque su pequeña casa de adobe se desplomó totalmente. “Ahora tengo que dormir entre polvo y hojas secas” cerca del río del poblado, porque se ha quedado sin casa. Como él y decenas de familias de esta localidad, en hermandad, se han reunido en los patios de las de por sí ya precarias viviendas, donde el polvo y la basura les hace compañía de manera permanente desde el martes, ahí han ubicado sus camas, cocinas y comedor. María López Santiago, de 75 años de edad, beneficiados dentro del programa federal “70 y más”, frente a sus ojos vio como su casa se vino abajo, ella logró a pasos lentos a salirse para evitar que el techo de teja se le viniera encima. Dijo que se encontraba sola en su casa, donde tradicionalmente vive con sus 11 hijos, nueras y nietos, cuando ocurrió el temblor, pero afortunadamente afirmó. “Dios fue grande, que logré correr”. Los habitantes relataron que de martes a la fecha, después del sismo de 7.4 grados en escala de Richter, han sentido por lo menos 50 réplicas. Mientras se llevaba a cabo el recorrido en la localidad se sintieron por lo menos dos movimientos, esto provoca que el miedo y la desesperación por la lenta llegada de la ayuda, se apodere de los pobladores. De acuerdo con datos del gobierno del estado por lo menos 30 mil viviendas resultaron afectadas a consecuencia del sismo del martes, de ellas 800 con daños totales, 47 escuelas; sin pérdidas humanas; pero sí con una psicosis permanente.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
81
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.