Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Ofrece el cineasta Paul Schrader conferencia magistral en el GIFF

25/07/2011 01:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

(Ampliación) * Considera que el guionismo no sólo es escribir, sino hacer y contar una historia Por Luis D. Alcántara Cervantes. Enviado San Miguel de Allende, Gto., 25 Jul. (Notimex).- El director y guionista estadunidense Paul Schrader ofreció una conferencia magistral en el Teatro Ángela Peralta, en la que compartió algunos momentos que han marcado su trayectoria artística. El cineasta, quien fue objeto de un homenaje por parte del Guanajuato International Film Festival (GIFF) en su edición número XIV, convocó a decenas de personas interesadas en participar en la sesión de preguntas y respuestas con Schrader. Decenas de personas de todas edades fueron testigo de algunas momentos que han marcado la trayectoria del cineasta, desde sus inicios como guionista, su cambio a director, el modelo problema-metáfora que enseñaba a sus alumnos en la universidad, hasta su perspectiva sobre la actual situación del cine. El originario de Grand Rapids, Michigan, compartió que su trayectoria de 40 años en la industria cinematográfica la inició como crítico en una revista de cine, después escribió un libro sobre estética cinematográfica y de ahí se fue convirtiendo en guionista, director, cinemaestro, realizador, además de recaudar dinero de diferentes partes del mundo para poder crear películas. “Todo lo que tengo como experiencia me sirve para decir que estamos en el mundo de caos, el mundo de la cinematografía en la que he trabajado y espero seguir trabajando, está muriendo, sino es que ya está muerta”, dijo el guionista de filmes como “Vidas al límite” y “La última tentación de Cristo”. En ese mismo tenor, señaló que se aproxima una redefinición de lo que es el entretenimiento: “El concepto del siglo XXI de un grupo de personas en una sala viendo una proyección, se convierte cada vez más en un concepto del siglo XX”. El cineasta habló también de sus inicios en el negocio de cuenta historias, como así lo dijo el mismo en referencia a su pasión por el guionismo, la cual en su infancia se vio trabada por diversas circunstancias. “Fui un niño religioso, crecí en un ambiente como tal, fui al seminario y nuestra secta calvinista particular no nos permitía ir al cine o ver películas, fue a los 17 ó 18 años que vi una película y no me interesó mucho. En la universidad vi el cine europeo de los años 60 con el que realmente me emocioné, ese fue mi primer amor”, aseguró. Detalló que a pesar de ser un chico soñador que tomaba, y un adolescente enojado al principio de sus 20 años, fue seis años después cuando debido a una úlcera que le sangraba fue internado en un hospital, lugar donde explotó su atracción por el guionismo. “Tuve semanas sin hablar de nadie y llegó una metáfora a mi mente que era una enorme caja colorida que pasaba por todos los cielos de los ángeles y dentro de ella había un joven atrapado que parecía estar rodeado de gente, pero desesperadamente solo, y eso me condujo a `Taxi Driver`” explicó el cineasta. Señaló que de esa metáfora comenzaron a pasar por su cabeza diversas situaciones sobre ese joven que, dijo, se metió tanto en sus pensamientos que tenía que sacarlo: “Llegué al guionismo por una de las mejores razones posibles que fue la autoterapia, no fue porque estaba de moda ni por ser popular o tener dinero”, reconoció. Asimismo, dijo que a pesar de que en términos generales estaba a gusto con su trabajo como guionista, tuvo que cambiar a director: “Sentí que era a medias y no un autor como tal, porque nadie leía mis palabras como yo las escribía, pero tampoco estaba produciendo imágenes ni contando historias, y me pregunté qué es lo que quería y ahí me empecé a meter a la dirección”. Sin dejar atrás su trabajo como guionista, Schrader destacó: “No me interesan los guiones para taquilla, nunca han tenido lógica para mí, pero este negocio trata de que te capacites en el trabajo, ir a la universidad es para tener el papelito, pero en verdad donde se aprende es trabajando y platicando con la gente y los jóvenes”. Es por ello que compartió un poco de su rol como catedrático de una prestigiosa universidad donde se empeñó en que sus alumnos entendieran el modelo problema-metáfora. “Era necesario comenzar con el planteamiento de problemas personales, daba una clase teórica de cómo poder utilizar historias y metáforas para poder entendernos más y comunicar las cosas que a nosotros nos causan problemas. “Escogía a 10 personas con un problema interesante, un grupo heterogéneo y describieran sus problemas personales en no más de dos oraciones y si los aceptaba ese problema sería para trabajarlo en toda la clase” explicó. El objetivo de ello, dijo, era que los alumnos se dieran cuenta de que si tenían la fortaleza para sacar sus “trapos sucios al sol, podrían salir adelante antes de que fuera doloroso. Ese es el tipo de rompehielo para que todos empiecen a llevarse bien”, explicó. Tras lograr su cometido, Schrader explicó que el siguiente punto era tener una metáfora en cuanto al problema: “si la metáfora y el problema están demasiado lejos entre sí, la chispa nunca se da, se estudian las metáforas hasta que las tienen en claro”, compartió. Entre otros temas que formaron parte de la conferencia que duró más de una hora, el estadunidense destacó: “El guionismo no es escribir, es hacer y contar una historia, que no es complicado, es ir tomando notas de lo que se te va ocurriendo, hacer un bosquejo, desglosar cada escena, su valor y desarrollo”, puntualizó.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
45
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.