Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Ofrecen coreografía "Pichet Klunchun & Myself" en Teatro de la Ciudad

08/07/2009 02:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una especie de documental teatral y coreográfico sobre el encuentro de dos artistas que no se conocen entre sí y cuyas nociones estéticas son muy diferentes, integran el espectáculo "Pichet Klunchun & Myself", presentado la víspera en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris". La obra ganadora del Premio Routes Princess Margriet, por Diversidad Cultural 2008, y en la que participan el coreógrafo francés Jérome Bel y bailarín tradicional tailandés Pichet Klunchun, tuvo un cálido recibimiento. Ante unas 400 personas, la actuación transcurre a manera de un "talk show" de secuencias de comando, en donde uno de los artistas pregunta al otro sobre su trabajo; mientras que el segundo da breves pero evocadoras manifestaciones de lo que sabe hacer. Pese a las diferencias culturales abismales que los separan, ambos artistas intentan aprender más uno del otro y sobre todo acerca de sus prácticas artísticas. A través del lenguaje dancístico, en el caso de Klunchun, que es quien inicia este espectáculo con una serie de movimientos como si fuese una bailarina clásica khon de Tailandia. A petición de Bel, ambos aprovechan la oportunidad para demostrar sus diferencias en público. Sin duda resalta las excelentes coreografías del tailandés, quien por medio de la danza y la pantomima, ejecuta los movimientos de una mujer, un hombre, un demonio y un mono, todos en una misma secuencia. De acuerdo con el bailarín, sus pasos y movimientos representan y simbolizan la arquitectura tailandesa, "Mi cuerpo es un templo y mis piernas sirven como dos grandes mástiles", dijo. Durante el show resalta, además, la forma en que ambos representan la muerte a través de diferentes contrastes u/o enfoques de la danza. A pesar de que Bel, coreógrafo de origen francés, se muestra un tanto tímido con respecto a Klunchun, ambos son motivados por el trabajo del otro. Por espacio de dos horas, conceptos problemáticos como el eurocentrismo, la interculturalidad o la globalización de la cultura, están en juego en esta pieza. Empero de la simplicidad superficial del dúo "Pichet Klunchun and myself" es un peso artístico en el que el intercambio intercultural es posible sin la corrección política hegemónica. Durante la presentación, el espectador aprende cosas sorprendentes acerca de la danza khon. Al final no hay abrazo sentimental, sino más bien el respeto del otro hacia la persona de enfrente. Jérome Bel es un controversial coreógrafo experimental francés. Sus obras, cerebrales y provocativas, rompen la barrera tradicional entre el artista y el público y generan preguntas sobre qué es la danza, la escena y el virtuosismo. Por su parte, Pichet Klunchun es un artista tailandés que trata de adaptar las obras originales de la danza clásica de su país a un estilo más contemporáneo, mientras que mantiene el alma de la tradición. Sus coterráneos opinan que es un artista innovador, que se atreve a armonizar a la cultura de la danza tailandesa del viejo estilo tradicional, con uno más nuevo y moderno. Es de mencionar que este espectáculo se ha presentado unas 100 veces desde que se estrenó en el Bangkok Fringe Festival en 2004 y es probablemente uno de los más representados y escritos sobre danza contemporánea en los últimos cinco años.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
61
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.