Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hebron escriba una noticia?

Cómo una Oración cambió el resultado de una enfermedad Mortal

16/05/2011 16:59 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El poder de la Oración se ha demostrado siempre en situaciones de gran necesidad y urgencia, aún que a los ojos físicos de los mortales, parezcan no beneficiar ni ajustarse a los deseos de nuestro corazón

En el devenir de los tiempos hemos registrado, dentro de la historia humana, sucesos que nos parecen asombrosos por sus resultados y los hemos catalogado como fantasías inventadas ó creaciones de la imaginación humana para entretener. Más aún, en nuestros atareados tiempos, la modernidad nos he enseñado a creer en lo abstracto y palpable, que se pueda medir, tocar y oler para considerarlo real y útil para nuestros inmediatos fines. Es por ello, en gran parte, que la oración no tiene mucha cabida en nuestra vida, generalmente, por los anteriores conceptos y por muchos otros que, también, hemos hecho nuestros sin ningún analisis de por medio.

La historia que a continuación relataré existió en la realidad que podemos medir, palpar y hasta oler en sus benditos resultado y consecuencias benéficas para todos los involucrados, ya que viven todavía las personas que fueron protagonistas e, incluso, fueron de primera mano, los que me dieron ésta noticia sorprendente y me autorizaron a publicarla : Los padres de Ana Regueira, modesta maestra de educación primaria y con apenas 26 años de edad, se encontraban otra vez, en lo que iba el año del 2004, en los pasillos de Urgencias del Centro Médico Nacional de la Ciudad de México, en espera de noticias procedentes de los últimos análisis médicos que se estaban realizando, en ése momento, a su hija y que, por boca del especialista que la atendía, Dr. Roberto Hinojoza, tendría que determinar el procedimiento a seguir para salvar la vida de su paciente y que se tendrían que aplicar con urgencia, dado el empeoramiento sorpresivo del estado de salud de Ana en los últimos días y que, aseguraba, la ponía en peligro eminente de muerte si no se actuaba lo más rápido posible.

Mientras su esposo iba a traer un café más dentro de la angustiosa espera, Laura Espinoza, madre de Ana, recordaba los acontecimientos tan dolorosos que habían tenido que vivir junto a su hija en los últimos meses de su vida, ya que, si bien los malestares se habían presentado recién había Ana cumplido los 20 años de edad y que la había obligado a llevar un régimen de cuidados y tratamientos médicos implantados por su médico de cabecera, éstos no habían ocasionado más molestias que las habituales en los pacientes con síntomas de Gastritis, Colitis ó de alguna Úlcera lacerante por aparecer. Pero los malestares, de repente, dieron el paso a síntomas alarmantes y de efectos fulminantes en la persona de Ana como para justificar su traslado inmediato a la sala de Urgencias del mencionado nosocomio capitalino. Sin embargo, y siendo ya tres veces que ocurría lo mismo, siendo ésta la última vez que ocurría, los síntomas habian empeorado para Ana a tal grado de hacer que quedara inconsciente después del desmayo habitual a que se habían acostumbrado sus familiares, y no había vuelto en sí como las primeras dos veces antes. Así que, después de un reconocimiento inicial, los médicos que la recibieron en el Hospital, habían convenido en llamar al especialista que estaba tratando a la paciente y, de inmediato, procedieron a preparar lo indispensable para el reconocimiento definitivo.

Después de dos horas, el Dr. Hinojoza salió al pasillo e informó a los padres de Ana que había que operar de inmediato ya que se detectó un posible Ganglio Maligno en el cerebro que amenazaba con expandirse a una velocidad que pondría en peligro la vida de la paciente. Los padres estuvieron de acuerdo y después de pedir otras opiniones médicas y de algunos familiares, en cuestión de minutos accedieron a autorizar la operación solicitada. Nada extraordinario debían esperar de dicha operación, les informó el Dr. Hinojoza, ya que el Ganglio parecía obrar de una manera inusual y peligrosa, y el intento prometía ser poco útil; la enfermedad y el peligro resultaban fulminantes y los mismos médicos estaban tan sorprendidos como confusos.

Seis horas después de haber terminado la operación, el cuerpo médico seguía tan confuso y no atinaba a dar una explicación científica al acontecimiento que no fuera esperar la respuesta a la operación, ya que a pesar de haber llegado a las puertas del Ganglio amenazador, no había podido extirparlo en su totalidad sin riesgo de causar más daño a la paciente, Así que éste seguía su camino fatal y, lo peor, crecía a cada momento.

Nada extraordinario debían esperar de dicha operación, ya que el Ganglio parecía obrar de una manera inusual y peligrosa, y el intento prometía ser poco útil

Fueron en ésos momentos angustiosos de espera que los esposos Regueira decidieron encomendarse en sus Oraciones al Creador, solicitándole que se obrara en su hija, Ana, su voluntad divina . Lo que vino a poner un énfasis especial a éste acto de Oración, fue la paz y la tranquilidad que les transmitió un bendito peregrino que deambula por los pasillos de los diferentes pasillos de los Hospitales de la Ciudad y que, afirman los que lo han visto, define su personalidad como " mensajero del Mundo " y ayuda a orar por los enfermos que padecen males incurables y para que el proceso doloroso de la muerte, en caso de darse, sea para los familiares, más tolerable. Al principio, los esposos Regueira agradecieron cortesmente las intenciones del peregrino, que dijo llamarse Jesús, y aceptaron, más por intentar algo que por realmente cree en el poder de la oración ofrecida, a acompañar en las oraciones a éste personaje aparecido de repente y en momentos en que realmente necesitaban de fuerza y valor espiritual, principalmente.

La oraciones se prolongaron toda la primera noche y durante el dia y la noche del segundo día sin que, al parecer, nada diferente ocurriera a la situación física de Ana Regueira. Fue hasta el tercer dia, y acompañados de Jesús, el peregrino que nunca cejó en su confianza total del poder de las oraciones ni en que ocurriría lo mejor para todos los involucrados, en que el médico llegó, enmedio de una emoción y alarma sorprendente, a informar que Ana había evolucionado favorablemente y se encontraba, aparentemente, en una situación equilibrada. Había que hacer nuevos estudios, pero todo apuntaba a que fueran favorables.

Lo que dejó simplemente estupefactos e inmersos en un mar de dudas e incógnitas sin responder a los médicos que estuvieron en éste caso, fue comprobar por medio de los estudios subsecuentes que se le hicieron a Ana, fue comprobar que el Ganglio había desaparecido tan misteriosamente como había llegado, prácticamente frente a los mejores aparatos que esperaban detectar su involución normal para su desaparición parcial ó total, tal y como realmente había ocurrido finalmente.

Al tener que aceptar la evidencia, los médicos dijeron que no tenían una explicación más racional que suponer que lo anterior había sido el resultado de la operación realizada que, afortunadamente, había desembocado en un final feliz, y que se mostraban suspicaces para emitir otra opinión ceñida al lenguaje científico oficial. Los familiares de Ana corrieron a buscar a Jesús y agradecerle el esfuerzo hecho que, junto con ellos, parecía ser la explicación al milagro ocurrido ante sus ojos, Jamás encontraron al personaje en cuestión pero, comentan, lo que les dejó fue el mejor regalo que una persona puede dar a otra : la seguridad total que la oración siempre es efectiva cuando se realiza con el corazón y el Alma y que aunque, como en éste caso, las cosas fueron favorables para todos, debemos tener fe y confianza en que la oración siempre pondrá las cosas en el mejor lugar que corresponda.


Sobre esta noticia

Autor:
Hebron (10 noticias)
Visitas:
574
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (27/05/2011)

FEOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiioooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii