Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Ovacionan tapatíos monumental producción “Carmina Burana”

22/11/2010 02:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La monumental producción “Carmina Burana” colmó de satisfacción a los miles de tapatíos que asistieron anoche al Auditorio Telmex, quienes al final ovacionaron de pie a los más de 250 artistas que se entregaron a plenitud en el escenario. La tarde del domingo comenzaba a morir y el Auditorio Telmex permanecía dormido, sólo se escuchaba el murmullo de la gente que colmaba los asientos de manera paulatina, mientras los músicos afinaban sus finos instrumentos. Las primeras filas del inmueble fueron retiradas para que la orquesta se colocara en ese espacio y dejara libre el escenario para que los exquisitos bailarines se deslizaran estéticamente en escena. Un colosal coro integrado por más de 50 educadas voces se colocó en una plataforma de más de dos metros de altura al fondo del escenario, vestidos con una especie de larga túnica blanca, que los cubría de pies a cabeza, y apenas dejaba ver sus pálidos rostros. A las 19:07 horas la orquesta destiló los primeros acordes, después un silenció invadió el auditorio por unos minutos, el tímido golpe de aplausos de un sector del público invitaba a que comenzará el espectáculo, pero el silencio continuó. Enseguida, un rayo de luz se dirigió hacia un costado del escenario y apareció el director musical Leo Kramer ante gran ovación, tomó la batuta y la bella música emergió de los instrumentos para deleite de los presentes. El telón se abrió y los bailarines iniciaron la ejecución de excelsos movimientos de cuerpo, brazos y piernas, acordes a la magia de la música, para despertar sentimientos y emociones a través de finas, armoniosas y coordinadas pinceladas sobre el escenario. Miles de tapatíos atestiguaron una de las obras más gustadas del repertorio sinfónico coral universal, que está basada en cantos de goliardos medievales, e interpretada por la compañía de Danza Contemporánea de Cuba. A lo largo de la velada se percibió el espíritu del compositor Carl Orff, el creador de “Carmina Burana”, a través del absoluto rigor musical y sincronizados giros de múltiples cuerpos, que con lenguaje no verbal transmitieron su bello arte y oleadas de emociones. En una parte del espectáculo apareció un coro de niños vestidos con idénticas túnicas blancas que cubría sus cabezas, para con delicadas y suaves voces condimentar este inolvidable momento. Una pantalla gigante mostró durante el espectáculo diversas imágenes en blanco y negro, acordes siempre, a las sensaciones que emanaban de los bailarines y la música, donde el amor, la tranquilidad, el renacer de la vida, el placer, el gozo y el vértigo oscilaron en esta velada. Los tres jóvenes solistas mexicanos: la soprano Irasema Terrazas, el tenor Oscar de la Torre y el barítono Guillermo Ruiz engalanaron la noche con sus magistrales voces. Este clásico abordó temas sobre el amor, el alcohol, los juegos de azar, el destino y la fortuna. El primer bailarín cubano José Manuel Carreño, la productora musical Marives Villalobos, el director musical Leo Kramer y cada uno de los artistas presentes recibieron una ovación de pie en agradecimiento a su excelente trabajo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
78
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.