Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Paradojas de una economía y pandemia oscilante, la Agenda Global

09/04/2020 11:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Guerra biológica y económica, ¿ Diferencias?. Todas reflejan una realidad común, el poder por el agua y petróleo, el lenguaje de la fuerza

La Tecla Fértil

Para los filósofos y el equipo científico de cada región continental, existe una gran preocupación en torno al manejo de los paradigmas.  Y sus crisis, allí se viene ventilando el problema militar porque hay tendencias que le dan prioridad y, al darle acceso al gobierno central se conforman anclajes en lo que se denomina factores de poder.  Esto conlleva a una crisis del lenguaje o de la comunicación, por ello, debemos unificar los signos lingüísticos para estar al alcance significativo de los conceptos, es un camino que hay que recorrer y un aproximamiento sistemático al análisis y profundización de la interpretación del pensamiento.

Tenemos que aprender a partir de las observaciones, lo distinguible entre conocimiento y objeto.  Teniendo como referencia la realidad, debemos ser constructivista e irnos a organizar nuestro entorno en base a un hecho real y desde allí producir el verdadero conocimiento. Para Marcelo Arnold y Fernando Robles, el conocimiento es el resultado de operaciones que acontecen en un sistema y la construcción de la realidad es una de sus consecuencias.

La filosofía, que es mi especialidad, busca esas experiencias del acontecer diario para argumentarlas y de los fenómenos naturales va a captar y representar escrituralmente ese conocimiento empírico que vaga en el mundo ancestral desde hace años atrás y que se fija en la memoria de una manera objetiva y universal, pero no en el subjetivismo porque puede surgir la duda y de allí la confusión, procreando inseguridad en cada afirmación.

Recordemos que hay una manera de ver, percibir, conocer y pensar la realidad que es configurado predominantemente en el interior de las comunidades científicas que recoge creencias anidadas en el pensar colectivo y ese lenguaje percibido se institucionaliza formalmente en organizaciones que se forman en su alrededor. Hoy, los grandes monopolios de la información juegan con nuestro conocimiento y somos para ellos, animales dados al consumismo, donde no hay reflexión alguna, menos una radiación verbal aceptable, precisamente, ya la mayoría de la población mundial no maneja o desconoce los signos lingüísticos.

Tenemos que ir a una revolución cultural, ser más humanista y no ser manejados por los banqueros y el Estado financiero, ser manejados por jóvenes que se robotizan ante un computador y, cuando los oye hablar, dan verdadera Lástima por su inconsistencia en el manejo conceptual de su entorno familiar y, sí en ese grupo hay alguien que se destaca inmediatamente le hacen bulling.

Los venezolanos, tenemos un reto, es crear un escenario placentero y competitivo que no dependa de la influencia extranjera en su totalidad, ni de dioses económicos que nos hagan ver en el dólar, la solución de nuestros problemas.  Tenemos que saber marginalizar a los individuos y como sociedad, de alguna manera deben aprender ya que debemos aprender ver el futuro, que es muy difícil. .

Hay que romper las barreras informativas y en el contexto de la globalización ante una Agenda Global nueva, tender alternativas para eliminar de nuestra conciencia, un conjunto de ideas ya elaboradas perceptiblemente sobre la escasez de trabajo, disciplina y desfases del sistema educativo y sanitario. El coronavirus es una pandemia que es reforzada en los laboratorios en las competencias entre potencias económicas, pero, más allá, esta nuestra inconsistencia como unidad social, botamos basura, estiércol de animales, descuidamos nuestras macotas y de allí  en esos semilleros, se acercan los roedores y depredadores, simplemente hay un desconocimiento total del aspecto sanitario y un grupo familiar enfermo con virus gripales, nos habla como vecinos y, de allí viene la propagación de enfermedades que distorsionan nuestra unidad genética y psicomotora. De pronto, todos estamos enfermos.

Los psicólogos y filósofos, tenemos mucho trabajo en la conformación de una disciplina mental y de comportamiento por las tendencias de esta Agenda Global que nos hará cambiar en lo personal. La modernidad es un fenómeno europeo, pero la emergencia, extraversión y expansión de Europa le confieren una dimensión mundial, a través de la presencia y la interacción de los europeos con otras civilizaciones de ultramar y, Venezuela no puede excluirse de ello. Esto se debió, porque la idea que se hizo calificar de moderna a mediados del siglo XVII, era que el pasado se había agotado y en consecuencia había que crear un nuevo futuro.

La modernidad, nos llevó a la Edad Contemporánea, no quiero dividir  los segmentos históricos, pero clasifiquemos de una manera rápida las etapas del mundo conocido, Edad Antigua, Nacimiento de Cristo, Edad Románica, Media, Moderna, Contemporánea y en ella una etapa  Globalizadora que hoy, luego de salir de esta pandemia del coronavirus se llamará Agenda Global, que tuvo siete años de gestación y, en Venezuela, los médicos cubanos especialistas que se fueron luego de la muerte de Hugo Chávez Frías porque se les rebajo el salario y rompió los acuerdos y convenios entre autoridades cubanas- venezolanas y médicos asistenciales se desbarato y se fueron a su país de origen, nos alertaron a los docentes egresados de la Universidad de Carabobo de la guerra biológica que ha de venir y aquí estamos luchando con una realidad a nivel endémica. Mientras, una buena parte de la población se luchaba por productos regulados en las entradas de mercados, Así pasamos del dengue al kinkuya. Los médicos cubanos me dieron un registro asistencial que tuve que adquirir desde alcohol hasta guantes quirúrgicos. Esto fue en 2014- 2016.

La Edad Moderna, fue una época de no sofisticación de preparación del pensamiento para adquirir ideas reales retrospectivas, sin subjetivismos. Donde era necesario adquirir criterios, valores y significados, pero, fue una época de las “comas invertidas”, porque estaba en proceso otra realidad, me refiero al subrealismo, las verdades ocultas tras el poder. Algunos personajes buscaban una especie de emancipación de las narrativas del poder.

Son eventos ya estudiados, porque persisten una diversidad de paradigmas.  Hay que hacer un gran esfuerzo científico de elementos de coherencia y conceptualización que sean válidos en los enfoques analíticos y adecuación de métodos en el manejo de los paradigmas, que son válidos para la ciencia.

Razonar y ampliar dialogo, es lo fundamental

De allí la importancia de hacer girar todo, a un nuevo rumbo político mediante un razonamiento verdadero de la realidad. Estamos siendo engañados por los Mass Media y de allí, las redes sociales plagadas de páginas falsas de información y, nadie habla de la deuda externa con EEUU, Alemania, Reino Unido y Francia, mediante el Banco Interamericano de Reconstrucción y Asistencia Agrícola, (BIRF). Para no hablar del Banco Interamericano del Desarrollo, (BID), y el Banco Mundial, BM, quienes están sujeto al Fondo Monetario Internacional, (FMI.)

Sin duda, las islas ubicadas en el perímetro de la Cuenca del Caribe son inglesas y Cuba recibe asistencia de Francia, Italia, España y Canadá, una extensión de USA. Recordemos que somos nosotros, quienes le damos crudo a bajo precios, Reino Unido jamás nos ha pedido petróleo para San Cristóbal, Guadalupe, Jamaica, San Martin, Bonaire, Curazao, Trinidad Tobago, Aruba, son aguas territoriales inglesas, y los ingleses colonizaron a los EEUU, como Las Malvinas. Esa es la realidad y, en base a ello, debemos reorganizar los paradigmas del pensamiento.

Se necesita de una gran responsabilidad cívica.  Tenemos una solidaridad muy pequeña y la sociedad se ha vuelto quejosa. La ciudadanía parece haberse reducido en todas las naciones, únicamente al reclamo de los derechos políticos y sociales que ella garantiza.  Es la configuración de un nuevo concepto del derecho de ciudadano, pero, este debe responsabilizarse en su contexto geopolítico territorial, es un hecho multicultural de identidad. La sociedad se está provocando entre sí misma, porque desconoce los paradigmas sociales y las leyes sociales.

La visión posmoderna, refleja una disminución creciente de la importancia que se acredita a toda una autoridad y una pérdida de la confianza en las instituciones burocráticas y jerárquicas típicas del Estado moderno.

Debemos enseñar a la disciplina del ciudadano ante la carencia de agua potable, electricidad y gas, me refiero a Venezuela.  Pero, hay que quitar el miedo, ante las leyes jurisdiccionales no debe haber miedo por reclamar derechos ciudadanos. Son simplemente espacios de interés económico, el reclamo va por nuestra integridad social y psicológica, es un nuevo orden mundial lo que viene y ya, olvidarnos del pasado e ir por una mejor asistencia sanitaria y capacitar nuestros dispensarios, ambulatorios, clínicas y módulos sanitarios de material quirúrgico y mascarillas, los médicos no pueden estar silenciados y en guardias de hasta setenta y dos horas continuas, es un trabajo incansable y de gran responsabilidad. Un médico del Congo vale tanto como un español, italiano, canadiense y estadounidense.

Después de esta emergencia mundial, pasaremos a una calma, luego de que las potencias arreglen bajo acuerdos los convenios mercantiles y de los precios del petróleo. En cuanto a Venezuela, pues, hay que ponerle orden al dólar, cuyo túnel oscuro comenzó con el jugador de domino y comedor de Toronto, el presidente Luis Herrera Campins, un buen hombre y gobernante, pero eso no basto, se necesita de mecanismos comunicacionales ciertos para validar la economía mundial y tener cada ciudadano el derecho de un alimento válido y sortear la recesión, porque después de esta pandemia viene una pandemia económica o crisis asistencial.

Se debe regresar a la sensatez y paralizar el efecto rebote en la economía mundial, la recesión debe ser canalizada y de una vez, parar los abusos de banqueros hacia la microeconomía y desplazar las aristas del mercado hacia una nueva realidad. Es necesario avanzar bajo nuevas conceptualizaciones y ejecuciones de un pensamiento más realistas.

Venezuela, no puede ser en la danza  de los teoremas  sistémicos que nos llevan a la proeza y cada  colonia intervencionista a nivel civil deben regresar a sus países de origen, sobretodo, los cubanos que tienen mucho trabajo académico en la isla, ellos han estado con nosotros desde 1971 de una manera sistemática y me adoctrinaron  cuando estudiaba en la universidad, pero, hoy, repito, nos movemos en otra realidad mundial, me refiero al sanitario y el económico, donde ya los fundamentos filosóficos ya están insertos en sus columnas de trabajo..

Se debe evolucionar y complejizar en los contenidos paradigmáticos y Occidente, debe dejar atrás lo fantasioso en el conocimiento mítico- religioso, ya está bueno de desórdenes con las sectas, o son cristianos o son brujos y los pastores deben trabajar, el trabajo es fuerte, porque debemos ir a lo biológico.  A los conceptos sistémicos y epistemológicos. Es cuestión de organización y auto- eco- organización, Es una interacción nuestra entre lo territorial, ambiente y ecosistemas.

Es una cuestión de enfrentar la crisis.

Así, tenemos que el pensamiento es muy complejo y la trabajamos en unidades sistémicas para argumentarlas y sacar de ellas, ideas deterministas y de orden  con el fin de crear  interconexiones abstractas  de una nueva forma de pensar  en un sistema complejo y global, porque el problema en síntesis es la humanidad mundial, es la sociedad y la familia. Tuve que dar, nada a cambio, algunos productos adquiridos y otros que me dieron en sistemas de diagnóstico asistencial, hasta pastillas. Esas mismas personas, muy cercanas, ni siquiera saludan e indiferentes, viendo en un celular inteligente, lo que no deben ver, falsas noticias que contribuyen a la xenofobia y disociación. Somos zombis, impregnados de falsas premisas y de una sociedad que no existe, porque algunos pensadores utilizados por magnates corporativos, nos convirtieron en apéndices de sus intereses políticos, por lo tanto, no pensamos, menos desciframos la realidad de hechos. Somos víctimas de una pandemia gripal, una conjugación de hechos reales venidas desde 2008-9 y en vigencia desde que el pensamiento de izquierda juega con los símbolos de la Criminología por hacerse del poder, un asunto que nunca Fidel Alejandro Castro Ruz y Ernesto Guevara De La Serna se atrevieron a calificar como una optimización de una realidad, lo que vemos es descalabrado, por esto, Vladimir Putin dio declaraciones puntuales, desde la religión y el amor al trabajo. Lo importante es la familia y no el poder político y por ello, oramos por una liberación de los presos políticos en Venezuela. Algunos de ellos, viejos dirigentes de izquierda presos por tener un pensamiento crítico y argumentativo hacia una realidad inmersa en la sociedad.

*Filósofo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1582 noticias)
Visitas:
6648
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.