Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Una pareja de altura logra el Manaslu, en la cordillera del Himalaya

14/12/2010 10:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tras haber logrado la conquista del Manaslu, la octava cima del mundo más alta, con 8163 metros, el pasado 1 de octubre, la pareja de alpinistas integrada por Badía Bonilla y Mauricio López (Una Pareja en Ascenso), se preparan para atacar el Kangchenjunga de 8560 metros, entre abril y mayo del 2011. El Kangchenjunga, se puede traducir del nepalí como los cinco tesoros de la nieve, ya que el macizo contiene cinco picos de más de 8 mil metros, sobre el nivel del mar. Otras interpretaciones lo toman del tibetano Kang-chen-dzo-nga, nombre de un dios local de Skkim. Badía Bonilla quien tiene siete ascensos a montañas de más de 8 mil metros, pero que oficialmente le reconocen seis conquistas, señaló los diversos problemas sobre los que tuvieron que sortear para lograr la cima del Manaslu, el pasado octubre. “Tras un año de espera, 20 horas de vuelo, 11 de transporte terrestre y 200 kilómetros de caminata, al fin pudimos llegar a la base de la montaña y fue hasta el 9 de septiembre que pudimos establecernos (campamento base) a 4, 900 metros”. Ahí dijo la montañista, "iniciamos la travesía, la montaña nos recibió con lluvia, neblina y nevadas, como adelantándonos lo que sería el ascenso". "Luego de días de intenso mal tiempo, que nos permitieron lograr nuestras aclimatación (hasta el 24 de septiembre), por el pésimo clima, al fin pudimos llegar al segundo campamento a 6, 200 metros, pero tuvimos que regresar al campamento base, porque la montaña nos mostraba su personalidad y se negaba a ser escalada". Tras soportar climas de 20 grados bajo cero, el 29 de septiembre decidimos atacar la cumbre, pero en condiciones difíciles, el viento no dejó de soplar y golpear si tregua, “nos pegó en cara y cuerpo, que me produjo hipotermia. Sin embargo, la mañana del 1 de octubre vimos que el camino a la cima era fácil y que otros montañistas de otros grupos se alistaban a salir y a las 08:30 iniciamos el ascenso". Para la deportista que señaló lo que otros muchos más atletas, logran sus hazañas sin recursos de las autoridades del deporte. "Buscamos a Bernardo de la Garza (director de Conade) y tras habernos prometido una entrevista, es el momento que aún no nos hemos visto. Pero el Instituto del Deporte Mexiquense salió al "quite" y nos ayudaron", dijo. Badía y Mauricio, sin poder ocultar su satisfacción narraron su travesía en la conquista del Manaslu, la octava montaña más alta del mundo y ubicada en la cordillera del Himalaya, en Nepal. "El ritmo del avance fue relativamente fácil hasta los 7, 900 metros, ya que podíamos dar 15 pasos sin descansar, pero cuando rebasamos los 8, 000, el ritmo disminuyó a menos de cinco". "Cuando estábamos a cincuenta metros de la cima, aquello fue de tres pasos por un breve descanso, para recuperar el aire. Cabe señalar que el ritmo de ascenso en otros montañista fue rápido, pero porque ellos usaron botellas de oxígeno". "La pareja en ascenso", dijo que fue hasta las 14:30 horas de ese 1 de octubre del 2010, cuando Badía alcanzó los 8163 metros, es decir la cima del Kutang o Manaslu, diez minutos más tarde llegó Mauricio (su esposo), porque el espacio en la parte más alta de la montaña, es tan estrecho que sólo cabe una persona. "El viento a más de 70 kph y temperatura bajo cero, nos obligaron a apresurar el descenso, por el enfriamiento de las manos de ambos. Sin embargo, la bajada fue casi tan lenta como la subida, para las 18:45 horas, ya en el campo IV, el viento se incrementó a más de 120 kph, que incluso rompió la tienda de campaña, donde estábamos". Finalmente, tras salir huyendo del lugar, como narra Badía, por el ambiente de mucho peligro y poca visibilidad, además de dormir siete noches en altura extrema, "debíamos quitarle altura al cuerpo y terminar con todo". El 2 de octubre, con neblina y mojados por la inclemente lluvia, llegaron al campamento base, por ahí de las once de la noche, cargados con más de 18 kilos en las mochilas, cansados y con seis kilos menos de peso corporal, "llegamos cansados, sanos y muy contentos, por haber logrado la conquista del Manaslu", que para ella se convirtió en la sexta cumbre como pareja y séptima en su cuenta personal. Todavía Badía y Mauricio se dieron a la tarea de entregar un cheque de 26 mil 781 pesos a la campaña "Pies de Altura a favor de los Niños". Que consistió en donar un peso por cada pie (30 cms) de altura que alcanzara la pareja, en favor del Instituto del Niño, que atiende a pequeños con Síndrome de Déficit de Atención, tras lograr 26, 781 pies de altura (8, 163 mts) fueron reconocidos por los patrocinadores Keen, Acuvue, P-Mate, Amarantum y Sport City, quienes dieron el efectivo prometido.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
392
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.