Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ricard Santiago Raigada García escriba una noticia?

Partido Popular y sus valores

14/02/2018 13:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Partido Popular y sus valores

A día de hoy, tenemos un panorama de decadencia. Vivimos la postrera hora del Partido Popular (PP). La muerte agonizante que todo el mundo espera y sabe —incluso desde dentro de dicha institución— parece ser que no importa y, es mejor enterrarlo en vida, disimular con un silbido y hacer como si nada hubiera pasado.

Casi trece años atrás, 7 de junio de 2005, se presenta el Primer Manifiesto de Ciudadanos (C’s). No ha recibido el apoyo de la ciudadania hasta hace relativamente poco. A nivel nacional, a penas tuvieron representación, hasta el 2015. Y a nivel de Cataluña, empezaron a crecer a partir del 2010.

El principal aumento que ha tenido Ciudadanos (C’s) —de forma exponencial— ha sido en Cataluña, y especialmente, estas últimas elecciones convocadas por un 155 desfallecido. Se ha experimentado un gran auge de votos gracias a la firme oposición al secesionismo. Y, como consecuencia, todo parece inclinarse —a favor, en las próximas elecciones generales de 2019— a que obtengan un resultado mayor. Seduciendo el electorado de centro izquierda del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el votante de centro derecha del Partido Popular (PP).

¿Por qué el Partido Popular (PP) pierde sus electores y, además, no es capaz de sumar votos con el centro izquierda liberal del Partido Socialista Obrero Español?

Los votos que pierde por parte del centro los recibe Ciudadanos (C’s), y por la parte más conservadora Vox. No hay que olvidar, que cada vez más gente, empieza a mostrar un claro interés por el ideario de cambio general y una defensa de España —en todos los conceptos— de Vox. Así, como introducía, al principio, estamos viendo la perdida de uno de los grandes partidos políticos desde la transición. Si miramos a Europa o Estados Unidos, vemos una clara tendencia en auge de la derecha. En España no es tan clara. Sí, bien es cierto, que la propia derecha crece con el partido político Vox. Su ritmo de crecimiento no será importante y no manifiesta que vaya afectar, por lo menos, en unos cuantos años. Esto no tendría que ser así si el Partido Popular (PP) volviera a ser un partido. Un partido de centro derecha. Considero que ser de derechas y negar el centro es un despropósito. Porque se pierde un gran espectro de población mayoritaria que se siente más a gusto con unas políticas de centro derecha.

Más sobre

El principal problema del Partido Popular (PP) es la comunicación. Por lo tanto, lo más conveniente que tiene que hacer es refundarse. No refundarse com partido, sino, la gente que lo compone. Tenemos la percepción que se ha convertido en algo que votan los viejos. En cambio, Ciudadanos —al menos la cara visible— es joven, ciertamente, atractiva a simple vista y que está en la pomada. Con lo cual, lo que hace falta como presidente del gobierno y, a continuación, todos los demás puestos de relevancia, es una persona que sepa decir las cosas claras y a la cara. Con esto no solo me refiero a que se expliquen las políticas, sino, de reprochar todas aquellas cosas que les dicen los otros partidos políticos, que ellos asumen sin protestar y asienten con la cabeza, pese a que muchas de las cosas que les echan en cara no sean del todo ciertas o reprochables. Por ejemplo, Ciudadanos (C’s) constantemente, le recrimina al Partido Popular (PP) la dimisión de todos los diputados imputados por corrupción. Y este, no es capaz de tener la valentía de dar un puñetazo en la mesa y, contestarles con los nombres de los imputados de Ciudadanos (C’s) y que hagan lo mismo con los suyos. Los ciudadanos que vemos asiduamente como se produce esto, nos quedamos con la idea de un partido anticuado, sin valentía y corrupto.

En la preparación para la batalla siempre me ha parecido que los planes son inútiles, pero la planificación es indispensable. —Dwight D. Eisenhower

Nuestros dirigentes, cada día, salen a la batalla. Deben enfrentarse a múltiples retos nada fáciles de solucionar, aunque, a la ciudadanía nos parezca de lo más obvio, la forma de actuar. En la mayoría de casos, siempre se produce un coste de oportunidad, algo que llamamos en economía a la renuncia de una parte para conseguir otra. Y me reitero en mis palabras, a la hora de decir que el camino a seguir para España es ser centro derecha. Nos permite —con una mayor facilidad— la negociación del coste de oportunidad.

Para saber que coste de oportunidad es el adecuado, a largo plazo, no debemos tener un plan, sino, una buena planificación. La principal diferencia está en que con un plan podemos reformar cosas, pero, ¿Sabemos que debemos reformar para llegar al proyecto España?

Y este es otro problema actual del Partido Popular (PP). La perdida de la identidad, del centro y de los valores. Ha olvidado ser de centro derecha con ideas sociales reformistas —con una identidad en común, España— y a pasado a estar desorientado en el limbo, descolocado, sin tener claro cuál es el futuro que quieren. O dicho de otra forma, ¿Cuál es la planificación del Partido Popular (PP) y de España, en lo social, económico y político?

 

Ricard Santiago Raigada García


Sobre esta noticia

Autor:
Ricard Santiago Raigada García (3 noticias)
Visitas:
2426
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.