Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ginecologo En Merida escriba una noticia?

¿Parto normal o cesárea?

09/11/2010 11:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una duda que frecuentemente angustia a la mujer cuando se sabe embarazada es la forma en que nacerá su hijo si va a ser parto normal o cesárea

He ahí el dilema

¿Parto normal o cesárea?

Una duda que frecuentemente angustia a la mujer cuando se sabe embarazada es la forma en que nacerá su hijo si va a ser parto normal o cesárea. Muchas veces inclusive antes de que el ginecólogo emitiera un juicio al respecto, ya sus vecinas, comadres, suegra y amigas ya le diagnosticaron que “va a ser cesárea”. Luego este es entonces otro factor que contribuye a perpetuar un problema no solo de Yucatán en los hospitales públicos sino en todo México: el elevado índice de cesáreas que se da aun en contra de los estándares internacionales. Debo aclarar que lo anterior no es el único ni el más importante factor que influye, solo lo comento porque hay la tendencia a culpar única y exclusivamente a los ginecólogos del problema. Las estadísticas en los hospitales públicos oscilan entre un 40 y 50% del índice de cesáreas y como dato curioso mientras el nivel socioeconómico de los pacientes aumenta, se incrementa también el índice de cesáreas, por ejemplo los hospitales de Pemex tienen más altos los índices de cesáreas que los hospitales de la Secretaria de Salud. Pero si miramos las estadísticas de la medicina privada realmente nos espantaríamos.

Pero ¿por qué se hace una cesárea? Voy a describir en términos generales las indicaciones más frecuentes sin que esto sea una justificación del gremio para realizar cesáreas, y me referiré solo a este asunto ya que el análisis del porque hay más cesáreas en comparación con los estándares internacionales, sería muy largo de analizar para efectos del presente artículo.

Las causas más comunes del nacimiento por cesárea se dividen en tres grupos: causas fetales, causas maternas y mixtas. Las causas fetales son aquellas en donde el feto presenta alguna alteración que pone en riesgo su vida por ejemplo cuando durante el trabajo de parto presenta signos de sufrimiento fetal como alteraciones en la frecuencia cardiaca del feto. Las causas maternas se refieren a alguna patología que la madre presenta y que pone en riesgo la salud de la madre o del hijo y se da sobre todo cuando la paciente aún no tiene las condiciones necesarias para el parto por vía vaginal y el retardo en el nacimiento complica más la situación. Las causas mixtas como su nombre lo indica se refieren a una patología de la madre y además una patología del feto que nos lleva a proceder a una cesárea.

Hay veces también en que en la mujer embarazada existen algunos factores de riesgo relativos que se pueden controlar

De los tres grupos destaca con mucho el diagnostico de desproporción cefalopelvico, que es una condición en donde la pelvis de la madre no tienen el tamaño suficiente para que pase el feto por el canal vaginal ya sea porque en si mismo sea pequeña o porque el feto sea muy grande. También destaca entre las causas más frecuentes cuando existe el antecedente de cesárea anterior, lo cual efectivamente es un riesgo pero que no necesariamente tiene que realizarse nuevamente otra cesárea, por lo que si el resto de las condiciones maternas y fetales están bien se puede intentar un parto vaginal valorando los riesgos contra los beneficios. Cuando existe el antecedente de dos cesáreas previas hay la indicación absoluta de practicar otra cesárea ya que el riesgo de ruptura uterina es muy alto.

Hay veces también en que en la mujer embarazada existen algunos factores de riesgo relativos que se pueden controlar permitiendo que la paciente tuviera la oportunidad de un parto vaginal, es decir cuando un factor de riesgo no está afectando en forma absoluta al embarazo se puede, valorando el caso en forma adecuada, intentar parto vaginal. Este último caso se da frecuentemente con el embarazo prolongado, es decir aquel embarazo que ha sobrepasado las 41 semanas y no hay señales de inicio del trabajo de parto. Con un ultrasonido que nos refiera que las condiciones del feto son normales y un estudio llamado Prueba sin estrés que este normal, se puede entonces intentar la inducción del trabajo de parto, es decir provocar artificialmente las contracciones para que la paciente pueda dar a luz por parto vía vaginal.

De las ventajas y desventajas que tiene tanto el parto normal como la cesárea hablaremos en próxima entrega así como nos referiremos a la posibilidad de que la paciente pueda escoger la vía de nacimiento de su hijo como una corriente de pensamiento que se va difundiendo en la actualidad.

DR. VICTOR A. PINTO BRITO

MEDICO GINECO-OBSTETRA

Citas al

TEL. 943 16 02

CELULAR: 9991830393

CORREO ELECTRONICO: drvictorpinto@hotmail.com

Europa  Press

Europa  Press


Sobre esta noticia

Autor:
Ginecologo En Merida (5 noticias)
Visitas:
826
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.