Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Pasión, creatividad y mucho trabajo han marcado el rumbo de Delfos

09/07/2012 03:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

* El éxito es haber sido fundada más que como una compañía de danza como un proyecto de vida: Claudia Lavista * Celebrarán 20 años con funciones en el Teatro de la Ciudad y el Palacio de Bellas Artes Por Ma. del Carmen Varela México, 9 Jul. (Notimex).- Pisar escenarios de cuatro continentes, tener una escuela de danza contemporánea que es semillero de grandes talentos y recorrer colonias marginadas de Mazatlán para llevarles un poco de arte, son algunas satisfacciones que Delfos Danza Contemporánea ha vivido en dos décadas de trabajo ininterrumpido. El secreto de esta “proeza” es que desde un principio la compañía fue concebida no sólo como un grupo de danza sino como un proyecto de vida que permitiera a sus integrantes definirse como bailarines, coreógrafos, maestros y seres humanos, afirma Claudia Lavista, quien junto con Víctor Manuel Ruiz dirige la compañía, cuyo trabajo no sólo es artístico, sino docente y social. Entrevistada por Notimex con motivo de la breve temporada que del 12 al 17 de este mes ofrecerán en la capital mexicana, la destacada bailarina y coreógrafa mexicana recuerda que la compañía surgió en 1998, cuando ella y Víctor Ruiz regresaron de Venezuela donde trabajaban y donde se gestó el proyecto. “Entonces creo que ninguno de los dos no sabíamos realmente en la que nos metíamos", dice en tono de broma, pues si algo ha definido a Delfos, acota, es el trabajo continuo y la planeación, ya que siempre concibieron a la compañía como mucho más que una "chamba". Lo demás, dice con orgullo, se ha dado de manera casi inadvertida pero al mismo tiempo vertiginosa; desde esta visión suya en la que la compañía es "como una casa que puede ser habitada de muchas maneras; una casa con muchas habitaciones para sus integrantes, que de pronto nos encontramos en la sala para crear y jugar juntos". "Siempre es esa misma casa la que nos convoca, nos integra, nos une, y la que al mismo tiempo nos ha dado espacio para desarrollarnos en muchos sentidos; Citlali y yo como coreógrafas, Johnny como vestuarista, Omar como videoasta, y todos somos maestros; en ese sentido, Delfos ha sido un proyecto muy generoso con nosotros", asegura la hija del compositor Mario Lavista. Para alcanzar ese éxito, añade, ha incidido que cuando fundaron la compañía lo hicieron impulsados por una necesidad interior, sin expectativas de triunfo o de fama, sino muchas ganas de trabajar y vivir su presente. "Nuestra meta no es el reconocimiento sino realizarnos profesionalmente", y por eso, señala, tener un lugar loable en la escena internacional y ser merecedores de varios premios, ganados con mucho trabajo, no los hace trabajar menos; los premios, asegura, "siempre se quedan en un cajón, hasta que necesitan convencer a alguien de su trabajo o tramitar algún apoyo”. Mantenerse con los pies en el piso no ha sido tan difícil, añade, porque como todos los proyectos culturales en este país, no cuentan con una certidumbre económica, lo que los mantiene en la búsqueda permanente de recursos y, por ende, de desarrollar proyectos de calidad. Por otra parte, gracias a su escuela están en contacto permanente con los jóvenes, lo que les ha permitido mantener su filosofía de vivir en el presente, en el hoy. Recordó que en el medio, quienes han logrado tener una estabilidad artística son grupos que han generado estrategias para ello, a partir de preparación, proyectos sólidos, planeación adecuada y capacidad de gestión, que se traduzca en algunas becas y apoyos, como en su caso. Respecto a la Escuela Profesional de Danza Contemporánea de Mazatlán que dirigen, recuerda que tienen 14 años con ella, han egresado a 11 generaciones y les apasiona, porque es un proyecto complementario a la compañía, con la que han viajado mucho. “Hemos hecho grandes contactos profesionales que después regresamos a la Escuela y la enriquecen como proyecto pedagógico, mediante cursos, talleres o montajes que ofrecen aquí los artistas con los que intercambiamos experiencias”, expone la artista. Lo mejor de todo, añade, es que independientemente de los cambios de administración, los gobiernos municipal y estatal han mantenido el apoyo a este proyecto educativo porque funciona muy bien, egresa profesionales que se integran al mercado profesional y generan proyectos propios, tal es el caso de Lux Boreal, que se integró con egresados de esta escuela. También se puede citar el caso de grupos como Antares, Lourdes Luna, Danza Joven de Sinaloa, o la Limón Dance Company y otra de Israel que cuentan con bailarines egresados de esta institución, incluidos cinco de los actuales bailarines de Delfos. Delfos además tiene un programa social que se llama "Danza y conciencia", el cual tiene ya varios años y que con fondos de Sedesol y del ayuntamiento de Mazatlán les permite llevar danza a las colonias marginadas; por ejemplo, añade satisfecha, tienen talleres para niños de cuatro años en adelante y van muy bien. La gente de esas colonias encuentra un espacio para comunicarse y para convivir, explica Lavista, quien considera que es como enseñar a esas comunidades "un pedazo de la vida vista desde otro lado" y valora los resultados, sobre todo a nivel de integración social. La meta ahora, dice, es lograr que alguno de esos jóvenes tocados por la magia de Delfos y que así lo deseé pueda estudiar becado en su escuela. Actualmente, destaca, tienen unos 300 niños inscritos en el programa. Sobre el futuro de Delfos, Lavista es enfática cuando dice que lo seguirá marcando el trabajo, pues para ellos cumplir 20 años no es cerrar una puerta y abrir una nueva, sino continuar su camino como hasta ahora, expresándose en los escenarios sin dejar de lado la reflexión sobre lo que han sido para poder mostrar lo que hoy son. Parte de esa reflexión se verá justo en el festejo de estas dos décadas de trayectoria, pues presentarán dos programas retrospectivos en los que se podrá ver lo mejor de su producción escénica hasta 2009. En el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris", Delfos se presentará el 12, 13 y 14 de julio, con el programa "De la luz a la sombra", estructurado a manera de nocturno musical, que incluye cuatro obras que se desarrollan entre el ocaso y el amanecer; “secretos que se confiesan sólo cuando ya no hay luz, cuando hay silencio", explica. La pieza más luminosa es “Nisi Dominus” que habla de cómo son los bailarines de Delfos, está conformada por siete solos en los que cada uno confiesa quién es y qué le importa; la segunda es "Me dueles", de Víctor Ruiz, basada en un poema de Jaime Sabines, donde dos hombres bailan y reflexionan sobre el apego y el desapego. Luego viene “Secretos”, que es un estreno de Víctor, y es un quinteto que aborda el silencio que tienen que guardar las mujeres "porque nos lo imponemos o nos lo imponen, habla un poco de esa frustración que da no poder expresarse”. Cierra una obra suya que se llama "Bajo el silencio", que es muy teatral y aborda la realidad, los sueños y la muerte, en una pieza de total desasociego. Por lo que hace al programa que presentarán en el Palacio de Bellas Artes, el 17 de julio, donde develarán una placa conmemorativa por estas dos décadas de trayectoria, Lavista señala que es completamente opuesto y arrancará con "Trío y cordón", una pieza emblemática con la que se presentaron en el Palacio hace 20 años, en un homenaje al inicio de su trayectoria. A ésta se suman otras seis piezas icónicas de su carrera como "Solo y mi alma", "Territorios perdidos" y "Del amor y otras barbaridades", además de "La frontera de mi piel", "Estuve pensando" y cierra la noche "Bolero", con música de Maurice Ravel.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
184
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.