Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Fue Pedro Armendáriz un camaleónico actor del cine mexicano

17/06/2009 01:37 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 46 años de su muerte, el actor mexicano Pedro Armendáriz es recordado por su diversidad histriónica que lo llevó a interpretar tanto a un indígena como a un charro o a un hombre moderno en el cine mexicano, de Hollywood y de Europa. Poseedor de una mirada con un magnetismo singular, el histrión logró plasmar su talento camaleónico en las más de 160 películas en las que trabajó durante la llamada Epoca de Oro. El histrión, quien fue hijo del mexicano Pedro Armendáriz García Conde y de la estadunidense Adela Hastings, nació el 9 de mayo de 1912 en la Ciudad de México y murió el 18 de junio de 1963. Desde niño fue llevado a Estados Unidos donde realizó todos sus estudios, hasta la carrera de Ingeniería Aeronáutica, razón por la cual además del español dominaba el inglés. Al concluir su instrucción profesional, Pedro retornó a México y probó suerte en diferentes trabajos. Fue encargado de un hotel, empleado ferrocarrilero y periodista, en este último rubro laboró en el semanario "México real", una publicación bilingüe de corte turístico. Decidido a incursionar en el mundo de la actuación, ingresó al cine en 1935 con un pequeño papel en la película "María Elena", luego de la cual trabajó de manera ininterrumpida en 160 películas más que se produjeron en México, Estados Unidos, Francia, España, Italia y Reino Unido. Su tipo viril, gallardo y valentón, así como su estatura, ancha espalda, ojos verdes, mirada dura, tupidas cejas y frondoso bigote caído lo convirtieron en el sujeto ideal de millones de mujeres que soñaban con un "hombre muy hombre", como él. Su fama comenzó a extenderse gracias a la película "María Candelaria" (1943), en la que resaltó su ademán feroz y gesto ceñudo, muy característico en él. En este filme trabajó al lado de Dolores del Río, bajo la dirección de Emilio "Indio" Fernández y el mágico lente de Gabriel Figueroa. Gracias a esta producción, México ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 1946 y también la máxima presea en la Bienal de Venecia al año siguiente. Sigue Fue Pedro Armendáriz. dos. siguiente Su recia personalidad dentro y fuera de la pantalla y su gran fuerza interpretativa llamaron la atención de los mejores directores de ese entonces como Roberto Gabaldón, Julio Bracho, Luis Buñuel y Emilio "Indio" Fernández. El nombre de Pedro Armendáriz encabezó los filmes más atractivas de la Epoca de Oro del cine mexicano, tales como "Flor silvestre" (1943), "Distinto amanecer" (1943), "Las abandonadas (1944)", "La perla" (1945) y "El rebozo de Soledad" (1952), por las cuales recibió el premio Ariel como Mejor Actor. También actuó en "Enamorada" (1946), "El abandonado" (1949), "La malquerida" (1949), "El bruto" (1952), "La Cucaracha" (1958), "Pancho Villa y la Valentina" (1958) y "Los hermanos del Hierro" (1961), por citar sólo algunas. Debido al éxito de sus actuaciones, Armendáriz fue invitado a trabajar en Hollywood y Europa, pero su carrera internacional fue menos significativa, a excepción de tres filmes de John Ford: "El fugitivo" (1947), "Tres padrinos" (1949) y "Fort apache" (1948). Aunque el cine mexicano hizo de Pedro un auténtico arquetipo del indígena, también lució con garbo la imagen del charro mexicano. Su mejor actuación en este género fue en "Juan charrasqueado", "Canasta de cuentos mexicanos", "El Charro y la dama", "Por la puerta falsa", "Entre hermanos" y "Los tres alegres compadres". En 1963, Armendáriz comenzó a sentir molestias a la altura de la cadera y los médicos le dijeron que su dolor era de origen nervioso. No obstante, la dolencia fue en aumento hasta causarle estragos, ya que lo obligó a desplazarse en una silla de ruedas. Tras su ingreso al Centro Médico de la Universidad de California y después de que le realizaron varios estudios clínicos, los especialistas descubrieron cáncer avanzado en la cadera. Al enterarse de que la enfermedad era grave y los dolores que padecía eran insoportables, el actor tomó la decisión de quitarse la vida. La mañana del 18 de junio de 1963, aprovechando que se encontraba solo en la habitación del hospital, Pedro Armendáriz se disparó un tiro en el corazón, muriendo al instante.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
2683
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

LETICIA (22/12/2010)

DE ESA EPOCA HUBIERON MUCHISIMOS ACTORES MUY BUENOS, QUIZÁ LOS MEJORES DE TODOS LOS TIEMPOS Y PEDRO ARMENDARIZ FUE MARAVILLOSO, ES UNA DELICIA VERLO, ERA Y SEGUIRA POR QUE LO RECORDAMOS SIENDO GUAPISIMO, QUE OJOS Y QUE MIRADA TAN IMPRESIONANTE, CAMALEONICO PORQUE LO MISMO ERA ALTIVO QUE SUMISO Y SUS OJOS LO EXPRESABAN PERFECTO. INOLVIDABLE DE VERDAD.

0
+ -
Responder

pina (26/02/2013)

Pedro Armendariz un hombre muy guapo y muy varonil
Adios para siempre.