Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

La película que debieron ver los checos

12/06/2012 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageNo es para menos su frustración. A sus 11 años, Jaroslav vio con tristeza cómo caía su selección 4-1 ante los rusos en el debut de la Euro. Su padre le dice que confíe en el equipo, que se repondrán. Pero al niño no le duele tanto la derrota, sino el no haberle entregado a Petr Cech lo que él considera la herramienta que motivaría a los checos, una película.

-Papá, si yo hubiera ido al entrenamiento para darle la película a Cech esto no les estaría pasando. Es mi culpa.

-No es tu culpa.

-¡Sí es! Yo tenía que haberle dado la película.

-Tanto hablas de esa película, pero no dices por qué habría de servirles. Es mas, ¿de qué película se trata?

Jaroslav le cuenta a su padre que Pavel Nedved, ídolo nacional, es cinéfilo. Le explica uno de los mitos que rodea al León de Praga. Tras perder ante Alemania en su primer encuentro de la Euro del '96, el crack rubio se encerró en su cuarto de hotel para reflexionar sobre la derrota. Prendió el televisor y por primera vez veía el filme One flew over the cuckoo´s nest, dirigida por el realizador de origen checo Milos Forman.

-Después de que la vio reunió a sus compañeros y dijo que si se trataba de ser libres y locos tenían que hacerlo en la concentración, en el vestuario y en la cancha.

-No entiendo.

-A ver, papá. ¿Por qué nos fue mal en el Mundial de 2006?

-¡Porque jugamos pésimo!

-¡No! Piensa. ¿Qué dijo Nedved años después?

El niño se refiere a las palabras que le dijera el jugador a la periodista Eleonora Giovio en el 2008: "El fútbol cambió tanto que ya casi no hay comunicación en los vestuarios. Van todos con los cascos y la música a tope; es imposible hablar y saborear ese momento previo al partido".

-Estás muy chico para sacar esas conclusiones y además no suena lógico.

-Estoy chico, pero leo. Y no es ilógico. En el '96 se hablaban y se entendían fuera y dentro de la cancha. En el 2006 no. ¡Capta! Nuestros jugadores no hablan, dejaron de ser compañeros.

-¡Ah! ¿Y con la película se soluciona todo o qué?

Al saber que su padre no lo va a entender, Jaroslav va a su recámara y regresa con la impresión de un correo electrónico enviado por el mismísimo Milos Forman. Bajo el regaño de "lee, por favor" le entrega la hoja a su papá, quien lee lo siguiente:

Jaroslav. Me ha sorprendido tu interés por acercarte a mí y pedirme una copia de ese filme. Más me sorprende el motivo por el cual lo quieres. Debo confesarte que no me gusta el futbol, pero te contaré una pequeña historia que me liga a Pavel.

Después del subcampeonato obtenido en Inglaterra recibí una carta de un compatriota checo, Pavel Nedved. Me escribió para decirme que gracias a la película la selección cambió su mentalidad, que McMurphy, Cheswick, Martini y Taber cobraron vida en Poborsky, Smicer, Berger, en todos. Palabras más, palabras menos, dijo que aprendieron a divertirse sin la presión de una nación, que asumieron la responsabilidad de ser ellos y que con base en asumir su propia identidad le dieron identidad a la camiseta.

Con gusto te mando la película y ojalá funcione para que el pueblo checo, nuestro pueblo, vuelva a sonreír.

El padre termina de leer y por fin comprende a su hijo. La culpa se invierte y ahora es él quien se condena por no haber llevado al niño a entregarle la película a Cech. "¿Y ahora qué hacemos?", le pregunta a Jaroslav. "Esperar a la siguiente Eurocopa o a que nazca un nuevo Nedved, papá’.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
75
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.