Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Peña Nieto, el Presidente Ausente

09/02/2013 16:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escenario no puede ser más complicado para México, crítico por donde se le vea, pues mientras la delincuencia hace de las suyas, pareciera que el principio de autoridad ha desaparecido por completo

<a href="http://www.flickr.com/photos/26809429@N02/5337912858/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/26809429@N02/5337912858/" target="_blank">rutlo</a> via Flickr

El escenario no puede ser más complicado para México, crítico por donde se le vea, pues mientras la delincuencia hace de las suyas, pareciera que el principio de autoridad ha desaparecido por completo, justo cuando se ocupa de alguien que resuelva, ilumine y guíe a partir de directrices certeras y ejemplares.

Tal es el caso de Enrique Peña Nieto, quien ha hecho del mutismo político su estrategia a seguir, en el entendido de que si alguien esperaba algo mejor de él, seguramente ha salido decepcionado, luego de 2 meses y una semana de gobierno tricolor, tiempo en el que el estilo personal de gobernar ya tendría que haber dado algo de color y no la grisura exhibida, donde lo más cacareado es un Pacto por México que cada día está más cerca del naufragio.

México tiene un presidente que en campaña enarbolaba la bandera del Nuevo PRI como propuesta de un futuro mejor, luego de dos sexenios de PAN con lo mismo, pero resulta que el cambio prometido no existe, puesto que se encuentra marcado por la falta de talento personal para gobernar la nación, talento que hizo falta a la hora de enfrentar la tragedia que envuelve a Pemex, por ejemplo.

<a href="http://www.flickr.com/photos/12541159@N00/4143003308/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/12541159@N00/4143003308/" target="_blank">* CliNKer *</a> via Flickr

Dicen que la fortaleza de un presidente se mide en las tragedias, siendo los días de crisis la mejor oportunidad para demostrar de qué está hecho el líder en quien, se supone, confió la mayoría de los votantes, pero es claro que contrario a lo deseable, la explosión ocurrida en el complejo administrativo de Pemex, sacó a flote la incapacidad de EPN para hacer empatía con el sufrimiento ajeno.

Y esa es la verdadera cara del Nuevo PRI, un partido al que ante el enjambre de problemas propios de un Estado fallido, no le queda de otra más que apechugar su realidad: el PRI debe aceptar que tiene en Los Pinos a un mandatario que gusta de encerrarse en el mutismo, cobijado por el silencio atroz de quien ve llegar la tempestad y no se hinca, reaccionando tarde y mal ante las embestidas de la tragedia.

En esa tesitura se encuentra EPN, quien tiene a su cargo, como Presidente que es, el destino de 117 millones de mexicanos, una responsabilidad que no es menor y a los que, sin embargo, está gobernando "de muertito", capoteando problemas tan graves como la inseguridad, sin una estrategia que demuestre que, al menos en el mediano plazo, va a dar resultados, porque en el corto está visto que no.

La gota que derramó el vaso, es la explosión ocurrida en las oficinas centrales de Pemex, situación que tomó desprevenida a una Presidencia incapaz de actuar con la atingencia y el respeto que la situación se merecía, ubicando a Peña Nieto como un gobernante de caricatura, porque prefirió irse a la playita de Punta Mita, a disfrutar del puente vacacional, apenas a horas de haber decretado 3 días de luto nacional.

<a href="http://www.flickr.com/photos/57019037@N07/7392103606/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/57019037@N07/7392103606/" target="_blank">Angélica Rivera de Peña</a> via Flickr

La situación actual no es muy distinta de cuando estaba FCH en el poder, con el agravante de que ahora tenemos a un presidente que luce aún más ausente que el huésped de Harvard, mientras el Nuevo PRI, el de CSG, prepara el gran remate de Pemex, trepado en su nube de arrogancia política, incapaz de velar por el bienestar del pueblo y de cualquiera que pise tierras aztecas, turistas del mundo incluidas.

Ante la tragedia, el Presidente se fue de vacaciones; ante la agresión sexual cometida en el puerto de Acapulco, en agravio de 6 turistas españolas y una mexicana, pasó el lunes, el martes, el miércoles y fue hasta el jueves 7, que el mandatario abrió la boca, en un caso que además del drama humano que debió valorar, incluye un duro golpe contra la estrategia turística del gobierno federal.

Ese es el presidente que tenemos. O debiéramos decir, que padecemos; es un presidente que llega tarde a los problemas y llega mal, por lo que, como si fuera portero de futbol, éstos se le convierten en goles y autogoles.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
1024
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.