×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.168.479
  • Publicadas
    912
  • Puntos
    0
Veces compartidas
227
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 3d

image Hoy, 21 de febrero, es el aniversario de la muerte de Viera y Clavijo y, por lo tanto, es el día establecido para enaltecer las Letras Canarias. Un año sí y otro también, la fecha queda embutida en las fiestas del carnaval. Así que suele pasar desapercibida.

Este año 2020 la figura escogida es Josefina de la Torre, mujer del teatro y del cine, actriz y escritora de la generación del 27. No escribió mucha poesía, pero en su obra destaca el libro Marzo incompleto , de 1968, en el que recogía textos escritos entre 1930 y 1936. Un libro intimista, pero con un tono trágico: el paso del tiempo, la memoria, los misterios de la vida, la soledad, el desarraigo. Una mujer que vivió en una época en la cual las mujeres no podían escribir, no podían estar. Una memoria oscurecida por la larga postguerra del franquismo.

Vivió 95 años (1907-2002) esta hermana de Claudio de la Torre (Premio nacional de Literatura en 1924). Fue actriz y cantante, fundó la compañía de Teatro Mínimo en su casa de la Playa de Las Canteras. Tras la guerra civil, en Madrid, fue actriz de cine y de teatro, y trabajó en el María Guerrero. Escribió poca poesía, siempre con la añoranza de la infancia y de la isla. Sencillez formal, lirismo interior y lenguaje sencillo son sus características. También es curioso que utilizara el seudónimo Laura de Cominges, con el que publicó algunas novelas.

ME BUSCO Y NO ME ENCUENTRO

Rondo por las oscuras paredes de mí misma,

interrogo al silencio y a este torpe vacío

y no acierto en el eco de mis incertidumbres.

No me encuentro a mí misma

y ahora voy como dormida a las tinieblas,

tanteando la noche de todas las esquinas,

y no pude ser tierra, ni esencia, ni armonía,

que son fruto, sonido, creación, universo.

No este desalentado y lento desganarse

que convierte en preguntas todo cuanto es herida.

Y rondo por las sordas paredes de mí misma

esperando el momento de descubrir mi sombra.

Más comentadas de John Miller

Pensar es subversivo

Pensar es subversivo

Por Eduardo SanguinettiLa indiferencia es feroz. Constituye el partido más activo, sin duda el más poderoso de todos 26/07/2012

El presidente de Uruguay, propuesto para el Premio Nobel de la Paz

Eduardo Sanguinetti, ese filósofo y poeta argentino, ese "vagabundo del tercer milenio" lanza la propuesta de que José Mujica sea nominado al Premio Nobel de la Paz 26/10/2012

De Belén Esteban a la Infanta Cristina: el esperpento español

Si el gigante Valle Inclán inauguró el género del esperpento en la historia de la literatura española, no me digan que no tiene algo de esperpento el hecho de que Ambiciones y reflexiones, con prólogo del ilustre comediante Boris Izaguirre, sea el libro con mayores ventas en el tramo final de 2013, 08/01/2014

Los "hijos de Videla": los medios y la historia reciente

Eduardo Sanguinetti, filósofo rioplatense Debemos interrogar al pasado sin remordimientos, juzgarlo y condenarlo, en la medida que la injusticia de hechos que degradaron nuestra condición humana y nuestras tradiciones tan arraigadas en nuestras comunidades, han impreso su impronta de sojuzgamiento, 27/05/2013

Luis Natera: poeta del mar y los naufragios

Esta playa posee mi propia luna, / cada ola es mi vida y cada tarde / cobijo de mi piel y mi fortuna. / Y así ha de ser, sin que haga de ello alarde, / porque es para el bebé siempre la cuna / y para el hombre entero el mar que arde. Lo dijo así el poeta 19/09/2013

Mostrando: 1-5 de 944