×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

NioveMiembro desde: 28/05/12

Niove
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    457
  • Publicadas
    7
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
22/07/2012

Debemos ser muy cuidadosos a quien permitimos entrar en nuestra vida, tenemos que estar muy atentos y evitar que nos abusen deteriorando nuestros sentimientos, nuestra alma, espíritu y el camino qu nos quede por recorrer en la vida

Todos nosotros tenemos un pozo. Ustedes dirán: ¿Dios?, ¡un pozo! ¿Como es eso?

Bueno, un pozo es donde vaciamos nuestras alegrías, triunfos, lágrimas, fracasos, donde guardamos nuestros recuerdos pasados y presentes.

Debemos cuidarlo para que nadie pueda dañarlo. Cuando nuestros familiares, amigos, conocidos están en la bonanza, en las alegrías van llenado su propio pozo, todo es luz, esplendor y felicidad, no piensan en agregarle al nuestro un poquito de todos esos éxitos, ¡No! Cuando caen en desgracias, tienen perdidas, soledades, frustraciones, amarguras, llenan su pozo por completo y es allí donde recuerdan a los familiares, amigos, conocidos y hasta extraños que habían tenido en el olvido, conducen sus pasos a nuestra puerta, la abrimos y hasta le permitimos vaciar un poquito de todas esas cargas que los acongojan, ¡pero cuidado!, no podemos permitir que el resto que a nosotros nos queda sea llenado por otros, podemos decirles: Te permito que utilices mi pozo, pero no puedes llenarlo, porque me quedan apenas dos galones para mí y si te permito a ti saturarlo yo no podre encontrar otro pozo para culminar mis días.

Esto puede traer como consecuencia que aunque hayas dado todo de ti, aparezcas como el mezquino, el malvado, el secretivo, el egoísta, porque muchas personas no aceptamos nuestros errores, nuestros fracasos, pensamos siempre que los demás son los culpables de nuestras desgracias. Debemos aprender a asumir nuestra vida, sus decisiones y consecuencias.

A veces nos hundimos en la angustia, desesperación y sentimos una gran impotencia porque nos vemos obligados a aceptar situaciones que nos crean conflictos personales y hasta de conciencia por no poder decir un hasta aquí, no mas, por no herir a nuestros padres, hermanos o amigos y debemos pensar que cuando lo hemos hecho todo, dado todo y haber cumplido como humano mas allá de nuestras propias posibilidades, tenemos que empezar a vivir nuestra propia vida y que nuestro pozo se mantenga al nivel que nadie te quite la calidad de vida que necesitas para llegar al final del camino.

Cuando uno ha escrito su propia historia, no puede permitir que nadie manche esas hojas, cuando lo has dado todo hay que empezar a vivir sin remordimientos de conciencia. Para el mundo nunca serás perfecto. Entonces: si nada le debes, que importa que digan que eres injusto, cruel, insoportable, si nadie sabe si vives, mures, te alimentas, que te duele, de que padeces y casi siempre sucede que después de 99 favores, al dejar de hacer el número 100 ya no vales, ¿ para qué acongojarte?.

Vivir con humildad, respetar, ser agradecidos, decisiones y consecuencias,

Tenemos que aprender a decir: ¡Basta!, ¡hasta aquí!, sin miedos, sin preocuparte de que los demás no lo entiendan, no lo acepten, mientras dejes hacer a otros lo que quieran sin que respeten tus espacios, estas abriendo la puerta para ser abusada, en el instante que defiendas tus principios aquellos que están a tu alrededor se sentirán atacados y se convertirán en tus detractores, olvidando que les permitiste utilizar tu pozo. En su falta de comprensión, debilidad de carácter, negatividad, no están en capacidad de comprender que en la vida hay que ganarse el respeto.

Aprendamos a vivir con humildad, optimismo, esperanzas, positivismo, la vida es tan corta, que cuando partamos y nos saquen las cuentas es más lo que vamos a deber que no podremos tener paz en el alma.

Vivimos tan contrariados, creando caos, viendo fantasmas donde no los hay, siendo conflictivos y amargándonos que no podemos observar las cosas buenas de la vida. Todas estas actitudes crean cansancio, stress, desamor, ausencias, y finalmente olvido.

Seamos cuidadosos de nuestro pozo, llenémoslo de cosas positivas, felicidad, abundancia, paz, prosperidad, amor, salud, unión, sabiduría, para que el día de mañana si llega el declive nadie nos cierre la puerta por haber actuado de forma ignorante, injusta y poco valiente.

Más recientes de Niove

Hugo Chávez de regreso a Venezuela

Hugo Rafael Chávez Frías, regresa desde la Habana a Venezuela después de 11 días de ausencia, donde se encontraba realizándose un tratamiento de quimioterapia 29/05/2012

Mostrando: 6-6 de 6