×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

RenaterMiembro desde: 11/03/18

Renater
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.648
  • Publicadas
    2
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
13/03/2018

Este es un simple ensayo en el cual quiero mostrar mi posición frente a los prejuicios

Nos quejamos cuando el otro nos hace algo que nos molesta, cuando dan por obvias cosas que nunca dijimos, cuando no vienen a decirnos las cosas de frente y nos enteramos por terceros, cuando nos mienten. En distintas ocasiones.

Somos así, somos seres humanos muy diferentes unos de otros. Pero cuando nos paramos a reclamar alguna mala actitud, ¿tenemos realmente el derecho de hacerlo? Creo principalmente que para que uno pueda juzgar lo que haga, diga o incluso piense el otro, primero tiene que asegurarse de que esas mismas acciones no se den en su persona.

Por ejemplo, todos alguna vez nos molestamos porque alguien no se preocupó por nosotros como creíamos que correspondía, pero nosotros, ¿nos preocupamos por las personas que nos rodean? Por otro lado, ¿cuántas veces sentimos que estábamos enamorados y jugaron con nuestros sentimientos? Bueno, ¿nos consta que nosotros nunca hicimos que nadie atraviese la misma situación? Esta forma de pensar que creo que tenemos muchos, se resume en esa famosa frase de "no hagas lo que no te gusta que te hagan"

Otra cosa que me resulta molesta es cuando asumimos que dos personas son iguales porque tienen determinada cosa en común, por ejemplo madres e hijos, hermanos o amigos. Hay un punto que es cierto, probablemente compartan muchas ideas y se hayan criado de la misma forma con las mismas costumbres y experiencias, pero es uno quien decide cómo llevarlas.

Todos somos seres humanos, nos guiamos por caminos distintos y desconocidos

Podemos atravesar situaciones tristes y que nos violenten, pero al vivirlas podemos elegir dos caminos a recorrer. Uno es desquitarse con los demás y asumir que el resto tiene que vivir la vida como lo hice yo, si yo sufrí, que el resto sufra también. Otro camino muy distinto y sin duda el mejor, sería decir que en la vida todo pasa por algo, que los errores y experiencias implican un aprendizaje posterior y que todo nos hace más fuertes. Y con esa misma fuerza podemos ayudar a salir adelante a aquellos que pasen por lo mismo; yo sufrí y me dolió, mejor evito que mi dolor se repita en alguien más.

¿A qué quiero llegar con esto? No quiero que sea un simple artículo de una joven aficionada a la escritura, quiero que llegue más lejos, que quien lo lea se tome un momento para pensar si hay algo que está haciendo mal para con los demás.

Y que siempre recuerden que dónde nacemos, con quiénes, nuestras amistades o simplemente nuestras vivencias, no tienen por qué afectarnos de una sola forma, siempre está el camino del bien y del mal para recorrer, y nosotros no somos quienes para suponer cuál recorren las personas.

 

 

 

Más recientes de Renater

¿Por qué AXE evolucionó?

AXE, la reconocida empresa de desodorantes y productos de higiene, dio un giro crucial e inesperado para asegurar la continuidad de la marca 04/06/2018