Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Permanece Manuel A. Alonso como figura del costumbrismo puertorriqueño

05/10/2012 08:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Autor de la novela “El Jíbaro”, considerada una de las primeras expresiones generacionales del romanticismo y el costumbrismo puertorriqueño, el escritor Manuel A. Alonso nació hace 190 años, el 6 de octubre de 1822. Según los expertos, Alonso es uno de los primeros puertorriqueños en describir sus tradiciones y en ser minucioso al diferenciar los “distintos motivos y en diversos días del año (que) pasa en muchos otros parajes, y no merece llamarse costumbre de Puerto Rico”, según señala el sitio electrónico “ellibrepensador.com”. Hijo de Juan Francisco Alonso, militar gallego, y María de África de Pacheco, española nacida en Ceuta, Manuel A. Alonso Pacheco transcurrió su infancia en San Juan, Puerto Rico, hasta 1826, año en que su familia se trasladó a Turabo, Gurabo, en el país caribeño. De acuerdo con información publicada en el portal “Wikipedia”, Alonso estudió en el Seminario Conciliar de San Juan y desde muy temprana edad supo conciliar su innata vocación literaria con un acentuado interés científico. Ingresó el 22 de octubre de 1842 en la Universidad Condal de Barcelona (España), donde completó el bachillerato en Filosofía así como sus estudios superiores de Medicina, según se apunta en el sitio “proyectosalonhogar.com”. Su estancia en la metrópoli resultó providencial no sólo para su formación médica, sino también para la forja de su espíritu humanístico. Comparó la política española con la situación colonial de Puerto Rico, por lo que para él era imprescindible una reforma político-administrativa. Durante su estancia en Barcelona quedó envuelto en la corriente literaria costumbrista que comenzaba a arraigarse en las letras españolas, y supo asimilarla con las noticias culturales que le llegaban desde su lejana nación. Por esa época apareció un volumen colectivo titulado “Aguinaldo puertorriqueño” (1842), obra considerada como la primera manifestación generacional del Romanticismo en la isla; igualmente surgió en Barcelona un volumen similar, titulado “Álbum puertorriqueño” (1843) de estudiantes antillanos. Alonso se licenció en Medicina y regresó a Puerto Rico en 1849, no sin antes haber dado a la imprenta española (después de "muchas horas robadas al sueño", según su propio testimonio) la primera versión de su obra magna, presentada bajo el epígrafe de “El Jíbaro”. El volumen presenta costumbres de la isla de Puerto Rico, y fue saludado por críticos y lectores como la primera muestra del costumbrismo de la isla antillana, capaz de presentar rasgos autóctonos sin renegar sus influencias. A pesar de su fama, Alonso volvió a España para ejercer su profesión galénica. A partir de 1871 se asentó definitivamente en Puerto Rico, donde su constante presencia en los ambientes científicos, culturales y políticos le consagró como uno de los más destacados próceres de su tiempo. Se desempeñó con gran reconocimiento como director del Asilo de Beneficencia de Caguas, sin distraerse de su compromiso reformista en conjunto con otros brillantes escritores de su época, como Alejandro Tapia y Manuel Fernández Juncos. Además, se convirtió en uno de los más firmes adalides de este movimiento gracias a su cargo de director del rotativo “El Agente”, periódico liberal que le sirvió para difundir su ideología política y parte de su creación literaria. Manuel A. alonso publicó en 1883 la segunda parte de “El Jíbaro”, para finalmente fallecer el 4 de noviembre de 1889 en su tierra natal.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
270
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.