Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Permanece vivo el recuerdo del cantante de tangos Enrique Dumas

17/01/2012 02:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A tres años de su muerte, ocurrida el 18 de enero de 2009, el arte del cantante de tangos argentino Enrique Dumas permanece vivo entre los amantes del género, a través de su página en las redes sociales, donde cada día se recuerdan grandes momentos de sus interpretaciones y su vida. En la dirección de Dumas en “Facebook” son recordados días especiales que representaron para personas que lo escucharon en conciertos; al interpretar uno de sus temas más conocidos, “El firulete”, o como el ser humano que era, a lo que los encargados de la propia página se dan a la tarea de responder y agradecer. Eran los años declinantes de las orquestas típicas por varios motivos de índole muy diversa -los inicios del rock and roll, los conflictos sindicales y políticos de los artistas, la falta de trabajo, el estímulo al folclor que dio el régimen militar instaurado a partir del golpe de septiembre de 1955—, lo cierto es que, paulatinamente, la juventud se fue alejando del tango. En ese contexto apareció la figura paradigmática de Julio Sosa y, con él, una nueva valoración del estilo del cantor de tangos. Ahora debía ser recio, de voz varonil y, preferiblemente, con un registro más grave y expresivo, la antípoda del barítono atenorado de la década de 1940, que de la media voz había hecho un culto. Fue en este marco conceptual que se entiende a los vocalistas surgidos en aquellos años, de los que Enrique Dumas fue un buen ejemplo de esta definición, por su estampa, su fraseo, el timbre de voz y su estilo interpretativo. Enrique Dumas, cuyo nombre real era Enrique Rodríguez Acha, nació el 18 de mayo de 1935 en la ciudad de La Plata, a 60 kilómetros de Buenos Aires. Durante su adolescencia vivió una de las épocas más gloriosas del tango, pero, paradójicamente, con apenas 14 años comenzó su carrera artística cantando jazz, en la orquesta Dixieland, con el seudónimo Hugo Randall. Pero el tango estaba en su corazón y en abril de 1955 debutó en Radio Splendid con la flamante orquesta típica de Carlos Figari, con la que permaneció varios años, actuando en diferentes escenarios, entre ellos el bar y restaurante Adlon, junto al cantor Héctor Omar, recientemente incorporado. También llegó al disco, y entre sus primeras versiones fonográficas destacan "Bien jaileife" y "El piano del bar". Luego pasaron a Radio del Pueblo y en 1959 Figari agregó la voz de Aldo Fabre. También formaban parte del elenco de la emisora el Cuarteto Troilo-Grela y el cantor Alberto Marino. En 1958 Figari decidió transformar su orquesta en una agrupación más pequeña, y tres años después, y ya Dumas como solista, se reunieron y volvieron a grabar juntos. Luego se desvincularon y Dumas continuó su carrera solo. Fue uno de los pioneros del tango en la televisión argentina, participando en muchos programas, como “Esquina de tango” (1958), con Figari; “La Familia Gesa” (1958-1960), junto a Virginia Luque; “Yo te canto Buenos Aires”; “Grandes valores del tango” y “El show de Antonio Prieto” (1963), entre muchos más. Su primera actuación en la comedia fue con Olinda Bozán y Alberto Anchard, en “Aquí está la vieja ola y esta vez no viene sola”. Participó, además, en la reedición de la obra teatral de Francisco Canaro, “La muchacha del centro”, con el cómico José Marrone. También actuó con Mariano Mores y con grandes artistas como Mirtha Legrand, Virginia Luque, Susy Leiva y Nestor Fabián, en “Buenos Aires de seda y percal”, en el Teatro Coliseo. En el Teatro San Martín encarnó a Santos Vega en “La guitarra del diablo”. Otro de sus grandes éxitos fue “El conventillo de la paloma”, junto a la gran actriz Pepita Muñoz y Marcos Kaplán. Le seguirían “Aplausos”, con Libertad Lamarque y Juan Carlos Thorry; “Tangos en El Dante”, junto a Aníbal Troilo y Tito Lusiardo; “Yo canto a mi Argentina”, con Mores, Lusiardo y Héctor Gagliardi; “Buenos Aires, todo tango”, con Beba Bidart, Horacio Salgán y Ubaldo De Lío, y muchos más. Incursionó también en el cine, en “Viaje de una noche de verano”, junto a Néstor Fabián y dos excelentes cantantes japoneses: Ikuo Abo y Ranko Fujisawa; “Bicho raro”, donde también participó el conjunto folclórico Los Fronterizos, ambas de 1965; y “Flor de piolas”, estrenada en 1969. Su producción discográfica es extensa, alrededor de una docena de producciones, entre los que destacan “Dumas canta a Mores”, “El porteñísimo” e “Historiando tangos”, con Roberto Pansera; “El que canta es mi papá” y “Alma de bohemio”, con el Sexteto Mayor. Lo mismo que “De rompe y raje”, con Osvaldo Requena; “El firulete”, con Alberto Di Paulo y “Tangos con sus grandes valores”, con Luis Stazo. En 1966, fue convocado por Ben Molar para su producción fonográfica, “14 con el Tango”, en el que interpretó los temas "Bailate un tango Ricardo" y "En qué esquina te encuentro Buenos Aires", ambos perfectamente representativos de su estilo vocal. En 2003 viajó a Japón como artista invitado, junto a la orquesta del bandoneonista Carlos Galván, con gran repercusión. Enrique Dumas murió el 18 de enero de 2009.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
228
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.