Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Permitirá el MAF echarle un vistazo a La Castañeda

29/07/2010 09:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Narraciones visuales de la vida cotidiana de los más de 70 mil internos que habitaron en el manicomio general, mejor conocido como La Castañeda, podrán apreciarse a partir del próximo 6 de agosto en el Museo Archivo de la Fotografía (MAF). “La Castañeda. Imágenes de la locura 100 años después”, retrata algunos aspectos de la vida en el manicomio inaugurado por Porfirio Díaz, a partir de gráficas pertenecientes a la Fototeca del INAH, el Archivo Manuel Ramos y algunas colecciones particulares. Abierta al público hasta el 14 de noviembre, en el recinto de República de Guatemala 34, en el Centro Histórico, la exhibición da cuenta de cómo era la hacienda de La Castañeda. De acuerdo con la información disponible, el Manicomio General de La Castañeda fue instituido en el año de 1910 con la doble función de hospital y asilo para la atención psiquiátrica de enfermos mentales de ambos sexos, de cualquier edad, nacionalidad y religión. Un objetivo secundario fue proporcionar enseñanza médica mediante la participación de las clínicas de psiquiatría en sus pabellones. Este moderno hospital estuvo poblado lo mismo de niños, que de delincuentes, ancianos, alcohólicos, drogadictos y prostitutas. Según el Reglamento de 1913, los enfermos estuvieron distribuidos en pabellones, el de los Distinguidos que recibió a pensionistas de primera clase, sin distinción de padecimientos; el de Observación, donde quedaban los indigentes y pensionistas de segunda y tercera clase, que permanecían el tiempo necesario para su clasificación, y una sección especial se reservaba a los toxicómanos. El Pabellón de Peligrosos albergó a los asilados violentos, impulsivos o agitados, también resguardaba a los presos cuya seguridad no podía garantizar. Además existían los pabellones de Epilépticos, de Imbéciles y de Infecciosos; en esta última sala fueron canalizadas las prostitutas.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
254
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.