Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Superluchas escriba una noticia?

El Perro Aguayo, un luchador con un estilo diferente a los demás rudos – Primera parte

06/03/2011 10:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Video: Perro Aguayo vs Fishman

Por SALVADOR ADOLFO

Desde mis inicios como aficionado siempre tuve una preferencia por el bando de los rudos, en mi infancia era partidario de rudos como Rene Guajardo, Karloff Lagarde, Solitario, Ángel Blanco, Dr Wagner, Renato Torres, Vikingo, Alfonso Dantes, Coloso Colosseti, Los Gemelos Diablo y todos los demás rudos de la época.

Pero a principios de los 70s vería a un luchador con un estilo diferente a los demás rudos, un joven agresivo que no respetaba jerarquías ni peso, salía simplemente a destrozar a sus rivales, luchador odiado, pero a su vez admirado y por eso le dedico estas notas que espero que sean de su agrado.

Pedro Damian Aguayo nació en Nochistlan, Zacatecas el año de 1946, miembro de una familia pobre y numerosa, desde temprana edad supo lo era trabajar y tener que ganarse la vida, a temprana edad su familia emigro a Guadalajara, en la búsqueda de mejor su situación económica, situación que no mejoro del todo y espero a tener la edad necesaria para trasladarse en la Capital de la República.

Video: Perro Aguayo vs Fujinami

Ya en el D.F. se dice que trabajo en una panadería llamada la "Hortensia" ubicada en la populosa Colonia Morelos y que entrenaba en el Gimnasio Gloria ubicado a unas calles de su centro de trabajo, estos datos no se han verificado, pero hay semejanza con la historia de Ray Mendoza que algún día contare.

En el Gimnasio primero práctico el boxeo sin mucho éxito, por lo que se dedico a entrenar Lucha Libre por sugerencia del Apolo Romano,

Los inicios de todo luchador son muy difíciles se reciben muchas golpizas, pero es parte del proceso para saber si realmente hay una pasión por este deporte, el Perro Aguayo regreso a Guadalajara para ponerse en las manos del mejor maestro de lucha libre Cuauhtémoc "El Diablo" Velasco, quien le enseñaría las bases de la lucha libre.

En el año de 1970 debutaría el Perro Aguayo subiendo de emergente al lado del Indio Jerónimo para enfrentar a Red Terror y Alfonso Dantes, recibiendo su primera lección en el terreno profesional.

El joven can demostró tener casta y fue fogueado desde las primeras luchas, poco a poco para que fuera adquiriendo experiencia.

Al año siguiente se logra colocar como retador al Campeonato Medio de Occidente, titulo que le arrebataría a Alberto Muñoz, que era mucho decir ya que Muñoz en aquel entonces estaba considerado dentro de los mejores jóvenes luchadores del momento, esta lucha se realizo en la famosa Arena Coliseo de Guadalajara, cabe mencionar que en los 70s el titulo Occidental era una especie de talismán para quien lo ganaba, porque abría la posibilidad de ser requerido para el elenco de la Coliseo Capitalina.

En 1971 debutaría en la capital con un padrino de lujo, subió de pareja de Rene Guajardo (el mejor rudo de esa época) para enfrentar a Aníbal y Raúl Reyes, difícil encuentro pero el joven Aguayo pasa la prueba.

Su debut en la Arena México se daría unas semanas después donde nuevamente haría pareja con el "Rey Moro" Rene Guajardo.

La empresa no quiso precipitarlo y siguió su etapa de fogueo en la Arena Coliseo, en aquellos años los luchadores que pertenecían a la EMLL eran entre otros Carlos Plata, Audaz, Indio Jeronimo, Vick Amezcua, Los Gemelos Diablo, los Comando, Enrique Vera, José Luis Mendieta jr, Ciclon Veloz jr y las leyendas como Black Shadow, Blue Demon, Huracán Ramírez, Rayo de Jalisco.

En 1972 el Perro Aguayo soñaba con ganar el Campeonato Nacional Medio en poder de Ciclón Veloz jr, por lo que puso su mejor empeño para ascender en la cartelera enfrentándose a quien le pusieran enfrente, logrando colocarse en luchas especiales en la Arena México, lo que le hacia ocupar eventos estelares en la Coliseo, Pista Revolución y el Cortijo lugar donde podía presenciar sus encuentros.

Cada vez le tocaba enfrentar a las grandes estrellas de la EMLL, siendo más continuos sus enfrentamientos con luchadores de la talla de Ray Mendoza el ídolo del momento.

Ese año lograría enfrentarse al Solitario y Gran Markus en lucha de rudos llevando de compañero al Indio Jerónimo nuevamente, a pesar de la diferencia de peso y experiencia, volvió a librar el obstáculo.

También logra disputar el Campeonato Nacional Medio al Ciclón Veloz jr sin mucho éxito, pero no quitaba el dedo del renglón.

En aquella época y debido al éxito que estaba teniendo el Perro Aguayo, a quienes algunos periodistas de la época lo veían como el sucesor del Cavernario Galindo, vendrían dos jóvenes rudos tapatíos a probar suerte a la capital, uno era Iván el Bronco en clara alusión a Iván el Terrible el luchador armenio (así lo anunciaban, pero en realidad era Argentino y también conocido como el Pampero Firpo) famoso por sus broncas abajo del ring, el otro el León Kirilenko nombre poco original ya que ese era el nombre de batalla del antiguo luchador ruso en cual se inspiraría Rodolfo Galindo para transformarse en el Cavernario Galindo.

Ninguno de estos dos luchadores rudos tenia el empuje y salvajismo del Perro Aguayo por lo que su paso por la Capital fue sin pena ni gloria.

Pero el Perro Aguayo junto con Iván el Bronco disputarían el campeonato de parejas de Occidente a los Hermanos Escobedo (Martín y José) saliendo derrotados, este año lo cerraría rapando a Luis Mariscal, este luchador pudo haber sido un rudazo de época, pero su violento temperamento también era parte de su vida, lo cual le trajo muchos problemas extradeportivos.

Al siguiente año (1973) el Perro Aguayo decide regresar a Guadalajara al sentirse estancado en la cartelera de las arenas capitalinas.

En varias plazas de provincia mantuvo una fuerte rivalidad con Alberto Muñoz, pero también se metería en problemas con Karloff Lagarde, difícil rival que lo aventajaba en experiencia, el rivalizar con uno de los "Rebeldes sin Causa" no era cualquier cosa y el Can de Nochistlan logra la cabellera mas valiosa hasta esos momentos de su carrera.

Su carrera continuaría en ascenso y este año tendría una lucha sangrienta vs Chino Chow y José Luis Mendieta, llevando el de compañero al Indio Jerónimo, luchador que años después daría vida a Mascara Roja.

Continuará…


Sobre esta noticia

Autor:
Superluchas (1942 noticias)
Fuente:
superluchas.net
Visitas:
1039
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.