Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Persiste colusión entre oferentes de bienes que adquiere el IMSS

11/01/2012 07:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirmó que persisten prácticas de colusión entre los oferentes de los bienes y servicios que compra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría Treviño, consideró que el mejoramiento de las compras públicas en el IMSS es una condición necesaria para mejorar la calidad y fortalecer su credibilidad. Durante la presentación de los resultados de un estudio sobre compras públicas y lineamientos para combatir la colusión en el IMSS, realizado por la OCDE y la institución, dio a conocer 70 recomendaciones de este organismo para mejorar estas compras. De acuerdo con Gurría Treviño, las acciones que ha realizado el IMSS en los últimos años para racionalizar los procesos de compras públicas le permitieron generar ahorros por 46 mil millones de pesos entre 2007 y 2011. El secretario general de la OCDE dijo que los resultados del estudio revelan la persistencia de prácticas de colusión entre los oferentes de los bienes y servicios que adquiere el Instituto, “a través de patrones que han venido construyendo durante décadas”. Ante el director general del IMSS, Daniel Karam, y el secretario de la Función Pública, dijo que las compras públicas se siguen considerando como tarea administrativa y no como herramienta esencial para lograr objetivos claves. Llamó a resolver el bajo desempeño de muchos de los proveedores del IMSS, pues las leyes y reglamentos actuales proveen un marco débil para infractores en caso de incumplimiento de contratos. Esta situación aumenta el gasto del IMSS pues con frecuencia tiene que efectuar compras de última hora a precios altos para cubrir las necesidades de sus centros o incluso la escasez que se crea por las imperfecciones que tienen los procesos de licitación. Indicó que el IMSS tiene el reto de abrir la participación de oferentes extranjeros, ya que la regulación actual puede ser discriminatoria hacia éstos; además limita las posibilidades de los participantes extranjeros y del propio instituto para obtener mejores condiciones. “El IMSS y otras agencias gubernamentales se beneficiarían con la abolición de muchas de estas restricciones, dejando que los oferentes más calificados concursen en las licitaciones, independientemente de su nacionalidad”, resaltó. Entre la recomendación de la OCDE para mejorar los resultados de las compras públicas en el IMSS, planteó realizar licitaciones conjuntas para la compra de bienes y servicios con otras agencias del gobierno mexicano, lo que beneficiaría a instituciones menos grandes. Gurría Treviño agregó que se propone que el IMSS coordine sus procesos de compras públicas con la Secretaría de la Función Pública, así como implementar “chat-rooms” anónimos para evitar contacto entre los oferentes previo a la licitación, a fin de evitar acuerdos de colusión. La OCDE sugirió una regulación más estricta de la participación conjunta de oferentes en las licitaciones y exigir que presenten explicación sobre el propósito y beneficios de ésta, pues aunque puede ayudar a presentar una oferta más competitiva, también puede ser utilizada para implementar un esquema de colusión para compartir los mercados. “Recuerden que México es un país en donde hay una enorme concentración tanto en la producción como en los servicios”, añadió, al insistir que para generar más competencia entre los proveedores debe permitirse mayor participación extranjera. El ex secretario de Hacienda manifestó que el IMSS enfrenta el desafío de proveer más y mejores servicios con recursos que por definición son limitados. Estimó que el mejoramiento de las compras públicas no resolverá por sí solo todos los problemas del IMSS, ni siquiera los financieros, pero sí es una condición necesaria para mejorar la calidad del gasto y fortalecer su credibilidad, además le ayudará a realizar las importantes reformas estructurales que tiene pendientes. Por su parte, el presidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC), Eduardo Pérez Motta, afirmó que el IMSS se ha preocupado por erradicar la colusión entre los oferentes de bienes y servicios que adquiere para dar servicio a sus derechohabientes. Consideró que el Instituto tiene razón para hacer esto, porque la colusión entre proveedores es una conspiración entre competidores para cobrar precios exagerados por sus bienes y servicios. Refirió que según información de la OCDE, a nivel internacional la colusión en compras públicas lleva a precios en promedio entre 20 y 25 por ciento por encima de los que se pagarían cuando hay competencia. Calculó que si el IMSS combate con éxito la colusión, podrá comprar por lo menos 20 por ciento más de los medicamentos que han sido afectados por estas prácticas o puede realizar ahorros que le lleven a gastar en áreas prioritarias para la institución y los derechohabientes. “Hoy creo que el IMSS es la dependencia pública en México mejor equipada para combatir la colusión en sus compras”, sostuvo Pérez Motta. Ello, dijo, porque más de 200 funcionarios del IMSS encargados de los procesos de adquisición de bienes y servicios ya fueron entrenados para diseñar mejores procedimientos e identificar y hacer públicos los casos de prácticas de colusión o corrupción. Consideró que el siguiente paso para erradicar estas prácticas anticompetitivas en las compras del sector público tendrá que pasar por seguir mejorando la Ley de Adquisiciones y la Ley de Obra Pública. El funcionario federal anunció que la CFC trabaja en recomendaciones concretas en este sentido, que presentará al Ejecutivo para que las ponga a consideración del Congreso este mismo año. El director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Juan Pardinas, opinó que la política de rendición de cuentas, compras públicas y eficiencia del gasto en el IMSS será referente para el resto de las instituciones de la administración pública y la próxima administración. No obstante, propuso llevar a cabo tres reformas de segunda generación en la materia: Compras estratégicas, determinar reglas generales para adjudicación de bienes y servicios e implementar las mejores prácticas al nivel central y en las delegaciones.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
148
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.