Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Pide ICOMOS-México que el INBA proteja al Monumento a la Revolución

08/08/2010 07:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Miembros del Comité Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) exigieron al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) que intervenga en los trabajos de remodelación a los que es sometido el Monumento a la Revolución Mexicana, pues consideraron que la obra monumental del arquitecto Carlos Obregón está siendo degradada. Así lo dio a conocer Martha Fernández, García integrante de ese organismo adscrito a la Organización de Naciones Unidas la Ciencia y la Cultura (UNESCO), quien comentó a Notimex que la obra de 63 metros de altura, situada en la Plaza de la República, está siendo alterada al instalarle un elevador en el centro, en lugar de rehabilitar el existente, con el pretexto de subir a más personas. La también investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, desde 1978, recordó haber realizado una visita a dicho monumento junto con personal de ICOMOS-México, a fin de que se les explicara el proyecto de restauración a la que es sometida la obra. Afirmó que la visita no fue nada agradable, toda vez que los arquitectos y trabajadores del gobierno capitalino encargados de las obras, están rompiendo con la esencia del tributo al movimiento épico, una obra que no le pertenece sólo al Distrito Federal, sino al país. A decir de la también miembro de la Asociación Carl Justi (con sede el Berlín, Alemania) y de la Society of Emblem Studies en Glasgow, Escocia, el elevador que se construye en medio del monumento rompe con el espacio estético. “El monumento a la Revolución arquitectónicamente se define como un espacio cubierto con una cúpula, en realidad éste es el espacio que lo constituye, en el momento el que este espacio se interfiere se acaba el monumento”, sostuvo. Para Fernández García, “el problema es que no quieren entender que el monumento son los arcos, cúpula y las torres, pero también el espacio”. “Para colmo, subieron el elevador hasta la cúpula, pero para hacer el desembarque del elevador rompieron además con un barandal original de los años 30 que había diseñado el propio Carlos Obregón. Lo rompieron para dar acceso a ese mecanismo”, denunció. La catedrática en Arte Colonial Mexicano por la UNAM recordó que según la Ley Federal de Monumentos de 1972, es el INBA a quien corresponde el cuidado del patrimonio del siglo XX, como lo es el Monumento a la Revolución, como institución que salvaguarda los inmuebles del siglo XX y cuidar su integridad. “Están dando prioridad a un mirador por encima del monumento, de manera innecesaria, pues en el proyecto original del arquitecto Carlos Obregón, que data del año 1933, se prevé un elevador interior en una de las piernas del monumento. “Y ellos no quieren rehabilitar el mecanismo de este elevador, porque argumentan dos cosas: la primera, que no se puede rehabilitar tecnológicamente y la otra, que en esa pierna se encuentran los restos del ex presidente Lázaro Cárdenas”, señaló. La investigadora pidió que en lugar del elevador que se construye y que tendrá una capacidad para 20 personas, se utilice una de las escaleras que se encuentra en una las piernas para poder subir y llegar a la cúpula. “Lo que no pueden hacer es ´priorizar´ un elevador por encima del monumento, eso no puede ser, es un desastre lo que están haciendo”, subrayó. Mencionó que el arquitecto Daniel Escorza, uno de los encargados de las obras, utiliza argumentos demagógicos para justificar la aberración que significa el elevador. “Dice que el elevador es para que un mayor número de mexicanos pueda maravillarse con la vista de la ciudad, que la gente observe esa parte de la ciudad que la verdad, no hay mucho que verle”, dijo. Agregó que la excelsa obra es ahora el marco de un elevador, cuando el Monumento a la Revolución era un espacio abierto. “Ese era su sentido, apreciarlo en toda su magnitud y enormes dimensiones, algo memorable como fue la Revolución. La estructura está casi terminada y se ve espantosa, con el aparato dentro quedará peor”, apuntó. Cabe mencionar que el proyecto original del arquitecto Emile Bernard, era el de la construcción del Palacio Legislativo inspirado en el Capitolio de Washington. La construcción, autorizada por el presidente Porfirio Díaz, fue interrumpida por el movimiento revolucionario de 1910. En 1932 el arquitecto Carlos Obregón propuso aprovechar la estructura metálica de la cúpula y de las columnas que la sostienen para construir un monumento conmemorativo de la revolución de 1910. En 1938, la obra de 63 metros de altura quedó concluida. Ahora, en la base de las columnas se hallan los restos de Francisco I. Madero, Francisco Villa, Venustiano Carranza, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas. En el subsuelo de la Plaza de la República se construyó, hacia 1986, el Museo de la Revolución.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
186
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.