Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Pide Iglesia Católica atender también a familiares de reclusos

28/07/2011 07:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tras analizar la realidad de las cárceles en México, la Iglesia Católica hizo notar que además de los numerosos problemas que existen en los centros penitenciarios del país otra falta lamentable es que no hay programas de atención a los familiares de los presos. “Ni la iglesia ni el gobierno se han preocupado por atender desde el punto de vista jurídico, espiritual, psicológico y educativo a las familias de los presos”, cuando ahí podrían corregirse muchas conductas de otras personas para evitar que sigan los pasos del familiar que se encuentra preso, apuntó Pedro Arellano. El presidente de la Pastoral Penitenciaria del Episcopado Mexicano señaló que los párrocos son pastores tanto de los fieles que asisten a misa como de los que se encuentran privados de su libertad y por tanto deberían preocuparse también por estas personas y sus familias. Luego del XXXIII Encuentro Nacional de Pastoral Penitenciaria, Arellano Aguilar apuntó que autoridades eclesiásticas, civiles y agentes de pastoral participantes coincidieron en que la iglesia tiene el potencial para asumir un papel fundamental en la resocialización de quienes se encuentran privados de su libertad como un medio para disminuir el índice delictivo en el país. Al respecto, el presidente de la Pastoral Penitenciaria hizo un llamado urgente para que la labor de la iglesia en cuanto a la atención de los presos no se limite al interior de los reclusorios. Por ello, exhortó a las comisiones de Pastoral Penitenciaria de cada una de las diócesis del país a trabajar en el impulso de programas de prevención en las familias, en las comunidades y en los lugares donde la falta de oportunidades y pobreza extrema son un caldo de cultivo propicio para la delincuencia. Una acción concreta a seguir, dijo, sería informar a los responsables de cada parroquia de cuántos miembros de su comunidad se encuentran privados de su libertad, para atender especialmente a sus familias, darles apoyo espiritual y prevenir que caigan en las mismas conductas que llevaron a sus familiares a prisión. Por la penetración que tiene entre las comunidades, la Iglesia Católica puede hacer mucho en el impulso del deporte, las cooperativas de trabajo y la educación, para contribuir en la construcción de una paz verdadera sustentada en el mensaje evangélico. Recordó que los sacerdotes son pastores, tanto de los feligreses que asisten al templo como de quienes se encuentran privados de su libertad, por lo cual reiteró la necesidad de ser solidarios y atender también a las familias de los presos, toda vez que muchas de ellas son objeto de discriminación. Mencionó casos concretos de algunas esposas de reclusos que se ven obligadas a cambiar a sus hijos de escuela, en ocasiones hasta cuatro veces en un año, porque sufren agresiones o burla debido a la condición en que se encuentra su padre. Arellano Aguilar lamentó que actualmente no existan programas de atención para los familiares de los presos ni por parte del gobierno ni de la iglesia, ni ninguna otra institución y propuso impulsar programas en este sentido.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
32
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.