Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Pide obispo campechano anteponer autoridad a poder

29/01/2012 07:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El obispo de Campeche, Ramón Castro Castro llamó hoy a ser libres de la contienda por el poder, para buscar con sabiduría las delicias de la autoridad. Durante la homilía dominical en la Santa Iglesia Catedral, se efirió a la autoridad y dijo que no debe confundirse con el poder, porque lo segundo se adquiere en el campo de batalla, donde no importa tanto la buena fama, la dignidad, la honestidad y la verdad, porque lo que importa es conquistar el poder, al precio que sea necesario. El poder, dijo, viene envuelto en esta cubierta de imposición, de supremacía, de dominio sobre alguien más; le acompaña un sabor casi siempre cercano a la injusticia, inequidad, impunidad y atropello. “Sus colores preferidos acostumbran ser oscuros, secos, opacos, capaces de esconder muchas cosas y de disimular otras tantas; suele ser silencioso por precaución a que la verdad brote con su fuerza”. La autoridad por su parte, continuó, desgraciadamente no es otorgable, sólo puede ganarse. Podríamos traducir la autoridad como respeto y docilidad, un prestigio ganado que infunde respeto por el valor sincero del testimonio, y que suscita docilidad con la que se doblega la voluntad para tomar en cuenta las palabras y consejas. Ante ello, agregó que siempre habrá gente con poder, pero muy pocos con autoridad; son muchos que pueden mandar y someter, pero pocos los que son obedecidos y amados por sus directrices. Por otro lado, sostuvo que quien permanece callado, suele correr menos riesgos, aunque eso no signifique siempre hacer lo correcto, porque los seres humanos crearon los canales de comunicación, complejos y eficaces, que ponen de manifiesto la superioridad con los demás seres. Refirió que la palabra es a su vez, un arma de doble filo; pues puede edificar, pero también puede destruir; puede animar y puede arrebatar la vida; puede guardar la verdad o puede engañar con malicia. En los tiempos actuales, dijo, se ha ultrajado la sacralidad de la palabra; se le ha degradado y desgastado de tal manera, que muchas palabras van y vienen pero vacías, confusas, embusteras. "Hay palabras que de pronto pegan fuerte y en un segundo se han desvanecido, porque no tienen nada que las sostenga, ni savia que las nutra", expuso.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
56
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.