Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Piden discapacitados oportunidades para un trabajo formal

03/12/2011 03:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es privilegiada la gente con alguna discapacidad que tiene un trabajo formal”, aseguró David Hernández, quien diariamente recorre las calles de Querétaro en silla de ruedas para pedir limosna y sobrevivir. “No es fácil que acepten a un discapacitado en cualquier trabajo, porque de antemano te ponen el pero de la enfermedad y la poca movilidad para hacer las cosas que se necesitan en una oficina o una fábrica”, lamentó. En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra cada 3 de diciembre, don David aseguró que nunca ha tenido un trabajo formal porque desde niño padeció poliomielitis. Hizo hincapié en que la enfermedad que padece lo llevó a pedir limosna desde muy joven porque cuando intentó buscar un trabajo, fue rechazado por los patrones, “me decían que dejara mi solicitud y que luego me hablaban, pero ese día nuca llegó”. Acompañado de sus inseparables amigos José López y Vicente Vega, también sentenciados a pasar el resto de sus días en una silla de ruedas, David Hernández dio sus estadísticas al respecto. “De todos los chuecos que vivimos en Querétaro, cuando mucho el cinco por ciento tiene un trabajo serio, donde le pagan su quincena, tiene prestaciones y hasta vacaciones”, afirmó. Oriundo del municipio de Querétaro, el cincuentenario aseguró también que faltan espacios en vía pública para los sectores vulnerables de la población, “por ejemplo, hacen falta más rampas”. Asimismo, refirió que falta mucha educación ciudadana ya que “cuando pedimos ayudar para cruzar la calle o subir la banqueta, muchos se van de largo y no nos hacen caso”. Por su parte, Vicente Vega refirió que tuvo que aprender a tocar la armónica para poder sobrevivir, luego de que un accidente lo dejó paralítico. A sus 57 años de edad, don Vicente fue más severo en sus comentarios, al considerar que las autoridades estatales poco han hecho por integrar a los discapacitados al sector laboral. Como filarmónico ambulante, el entrevistado aseguró que logra reunir hasta 100 pesos diarios, a veces un poco menos, lo cual debe alcanzar para comer, trasladarse de su casa al Centro Histórico “y lo que se le ofrezca a mi esposa, las medicinas deben esperar”. Según estadísticas, la población discapacitada en la entidad es de al menos 170 mil personas frente a los programas oficiales de inserción laboral y los esfuerzos del sector patronal, que apenas logran colocar de 300 a 400 personas cada año. En julio de este año el Congreso estatal aprobó la Ley para la Integración al Desarrollo Social de las Personas con Discapacidad, cuyo objetivo es que el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) sea el organismo rector de este sector de la población y no la Secretaría de Salud. “La discapacidad no es sólo un tema que compete a la Secretaría de Salud, pues es un problema multifactorial”, aseguró en su momento la diputada local Micaela Rubio Méndez, quien preside la Comisión de Equidad de Género y Grupos Vulnerables en la LVI Legislatura. En los considerandos de la iniciativa de ley de la autoría de Rubio Méndez se conoció que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hasta el año próximo pasado 4.03 por ciento de los mexicanos tenía alguna discapacidad. En el caso de Querétaro, 3.66 por ciento de la población está discapacitada y sólo una de cada cuatro personas de ese sector pertenece a la Población Económicamente Activa. Las cifras son reflejo del difícil panorama laboral de las personas discapacitadas ya que una encuesta sobre discriminación aplicada en 2010 refiere que los problemas que sufre este sector poblacional son el desempleo con 27.5 por ciento, seguido de la discriminación y la dependencia a otras personas. “Somos personas, igual que cualquier hombre o mujer que tiene buena salud, y por eso pedimos oportunidad de trabajo para poder mantener a nuestras familias, total, si no servimos, pues nos regresamos a tocar la armónica”, dijo don Vicente.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
127
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.