Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Pie plano, mitos y verdades

15/07/2013 13:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pie plano, mitos y verdades SyM - Lorena Rodríguez

Cuando los pies no poseen arco plantar son denominados planos, condición que, pese a lo que se ha llegado a afirmar, no es una deformidad. Regularmente no requieren tratamiento, sin embargo, cuando hay dolor, cansancio e incapacidad para caminar largas distancias debe acudirse al ortopedista.

El arco de la planta del pie no se aprecia en los bebés debido a que en dicha región tienen una especie de almohadilla de grasa, la cual se va desvaneciendo conforme crecen. Sin embargo, hay pequeños que después de los 2 ó 3 años no presentan ninguna concavidad en dicha zona, lo que se reconoce como pie plano, condición que es ocasionada por falla en la conexión de ciertas articulaciones de los huesos del pie.

En la mayoría de los niños no se observan alteraciones importantes, sus pies poseen la movilidad adecuada y no manifiestan molestias, lo que se conoce como pie plano flexible, el cual es considerado por muchos especialistas como variante anatómica normal. Asimismo, existe otra categoría, la cual sí genera dolencias y se debe a uniones anormales entre los huesos que conforman al pie.

La edad en la que se debe efectuar el diagnóstico es a partir de los dos años durante la revisión pediátrica, ya que sólo aproximadamente 25% de los afectados manifiestan dolor, cansancio y caídas frecuentes.

Cómo tratarlo

Uno de los mitos más difundidos sobre el pie plano es que todo niño que lo presente debe recibir tratamiento, creencia generalizada que ha sido alimentada durante mucho tiempo generación tras generación por ortopedistas que así pensaban ante la ausencia de estudios serios que demostraran lo contrario.

Actualmente se acepta que el pie plano flexible no requiere cuidados especiales. No obstante, en aquellos casos en que genera molestias es preciso practicar intervención quirúrgica para corregir las anomalías óseas.

Otro mito que gira en torno al pie plano establece que éste desarrolla arco mediante el uso de calzado ortopédico, pero hasta el momento no se ha comprobado que los zapatos especiales logren modificar la forma de la planta. Por el contrario, el seguimiento de muchos pacientes que durante años fueron manejados con botas de ese tipo no arrojó diferencias al compararlos con niños que no habían recibido tratamiento alguno.

En cuanto al uso de plantillas duras también hay creencias erróneas, pues por mucho tiempo se pensó que colocar estos aditamentos en los zapatos formaría el arco como arte de magia, pero lo único que se conseguía era la formación de ampollas, dolor al caminar y cansancio. En el único caso en que es válido usarlas, siempre y cuando sean blandas, es la práctica deportiva, debido a que pueden aliviar la tensión en pies, y cuando los zapatos quedan ligeramente amplios.

Ahora bien, partiendo de la base que no es probable que los zapatos ortopédicos contribuyan efectivamente a tratar el pie plano, muchos padres se preguntarán cuál será el calzado ideal para los niños afectados. La respuesta es, tengan o no pie plano, los zapatos deben ser amplios para ajustarse a la forma del pie, y flexibles. Asimismo, debe vigilarse que no causen presión en los dedos (para impedir la formación de callosidades) y sin tacón (en el caso de las niñas), pues esta última característica prevendrá daños en columna, rodillas y dolor de espalda.

Otras propiedades que deben tomarse en cuenta es el peso de los zapatos, los cuales deben ser livianos (para evitar gasto innecesario de energía), contar con ventilación suficiente, que no estén fabricados con materiales sintéticos (debido a que humedecen los pies y ello favorece el desarrollo de infecciones por hongos) y que la suela garantice adherencia adecuada al piso para evitar caídas.

Como puede ver, el hecho de tener pie plano no necesariamente representa un problema de salud importante, ya que si no genera molestias es posible hacer todo tipo de actividades, como caminar largas distancias, correr o trotar. Asimismo, siempre tenga en mente que no existen zapatos ni remedios mágicos que formen el arco plantar.

SyM

Última actualización: 06-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
51
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.