Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Pinto todo lo vivo, sobre todo a la gente y sus pasiones: Filcer

18/11/2009 01:34
0

El artista de origen ucraniano y radicado en México, Luis Filcer, aseguró la víspera que a él, desde la óptica de pintor universal, le interesa todo lo vivo, "sobre todo, la gente y sus conflictos y alegrías, sus contradicciones y dramas sociales; lo veo, asimilo y llevo a mis pinturas". Al compartir con Notimex la forma como desarrolla su proceso creativo, Filcer añadió en entrevista que "observo, analizo el punto dramático y luego pinto hasta que se agota el tema. Por ejemplo, me entusiasma José Clemente Orozco y, a manera de homenaje, realicé una serie de 40 cuadros". De esa forma, añadió quien mañana abrirá una exposición --en una galería que se localiza en el interior de un hotel de la zona de Polanco-, que del El Quijote tiene una serie de 35 piezas; sobre el tema de la justicia, 50; de la tauromaquia, 100 dibujos y varias pinturas. "Me gusta crear series temáticas para exponer", expresó. Sobre la exposición que abrirá este miércoles, señaló que se trata del fruto de haber pensado en varios temas, como Dios y las religiones. "Abordo esos temas porque ahora pienso en ellos. Sobre la religión, toco cinco diferentes y creo que si ellas estuvieran unidas sería de mucho bien para la humanidad", agregó. Se trata, explicó el pintor, de 50 obras de reciente factura, cuyas fechas van de dos años a estos días. Son acrílicos sobre tela, la mayoría de gran formato. En la exposición se admira la obra "Esperando a Dios", donde cinco representantes de diversas organizaciones religiosas parecen en una emotiva espera eterna. Filcer comentó que se nutre de lo que observa para crear su propio arte. No quita el ojo de lo que es testigo presencial en el metro de Nueva York, México o cualquier otra metrópoli del mundo, pues es un viajero incansable. "Me gusta el drama y profundizar en los temas que considero que es necesario", precisó. Sin embargo, advirtió, su pintura no es fatalista, ni tiene sesgos de pesimismo. "He creado series del Carnaval de Río de Janeiro, un tema que es sumamente jocoso, así como de otros bailes, casinos donde se juega y cruzan apuestas, y muchas más que actualmente se encuentran en diferentes partes del planeta", recordó. Con 62 años de producción artística, el entrevistado aseveró que el formato y la técnica de cada una de sus obras lo determina el tema. "Y el tema viene siempre por sí mismo, cuando lo descubro, ya está ahí, exigiendo que lo desarrolle. mi pintura es como una amante que me vapulea si no obedezco", comentó. Esa amante, al menos, "es agradecida", porque me permite vivir de ella", dijo el artista entrevistado en el mismo recinto donde a partir de mañana y por tres meses habrá de exponer su obra "con la expectativa de que guste al público y se venda entre mis amigos, conocidos y los coleccionistas de mi obra". Algunos otros títulos que el público podrá admirar a partir de mañana por la noche son "El espejo", donde una joven se mira y en el reflejo se observa vieja, en tanto que la vieja se mira y se contempla joven. Otro es "El casino" y aunque el autor no juega nunca, sí le gusta ver perder y ganar a la gente. El entrevistado proviene de una familia en la que solo su madre fue artista, ya que actuó como solista del Coro del Conservatorio de Zhitomir, Ucrania. Aquí nació, pero por la persecución desatada por la policía del dictador soviético José Stalin, contra los judíos en la entonces URSS, tuvo que huir y en México inició su vocación artística. Estudió en la Academia de San Carlos, fue discípulo del maestro José Bardazano. Más tarde y gracias a una beca que el Comité Central Israelita de México (la única que esa organización ha otorgado en este país) perfeccionó su técnica en París y Roma. A los 17 años se proclamó pintor profesional.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en