Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Frank Bermúdez escriba una noticia?

Un poco de Historia: José Luis Arroyos, parte 2

09/02/2013 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image First Shot (Photo credit: LearningLark)

El "Satanás" II parte

Vealo y admírelo en su gimnasio favorito.

¿Nombre? José Luis

¿Apellido? Arroyos

¿Deporte? Basquetbol

¿Cualidad? Encestador

¿Películas filmadas? Una

¿Tematica? Nace, gusta del basket, se convierte en un ídolo, entusiasma a las multitudes y gana numerosos premios, por azahares del destino, una noche, deleitando a las multitudes sufre una tremenda luxación de tibia y peronee augurándole un final anunciado: No podría volver a jugar como antes, nadie más le aplauduría y le gritarían "Esta acabado; estás viejo".

"Desenlace": Se opera, rehabilita, hay dudas para volver a jugar y después de breves intentos decide retirarse y ahí termina.

¿Después?

Comienza la segunda parte-

José Luis es convencido de volver a jugar, se entrena a conciencia y se presenta a jugar con la Selección de México en los Juegos Centroamericanos de 1990, hay gran expectación por volver a verlo a jugar, la gente que no lo ha visto, solamente lo conoce como una leyenda.

Comienza las acciones. Avance de México, Arroyos la tiene y encesta y encesta y sigue encestando durante todo el torneo. Arroyos ha vuelto a ser el ídolo de siempre, o, ha regresado el Satanás.

------------------------------------------------------

Así se pudo haber escrito la historia de Arroyos. Al cual, para deleite de muchos, ofreció una vez más, en contra de los comentarios adversos, una gran demostración de cómo soportar un peso de la ofensiva mexicana.

Después de su lesión se comentaba que no podría volver a jugar como antes de ella, su fin se lo predestinaban.

¿Qué paso?

Lo convencieron de que se diera una oportunidad más, aceptó el reto y cumplió.

Arroyos, ya sin ningún complejo sobre su lesión, logró una de sus actuaciones más memorables en México. El público gozó viendo penetrar las defensivas rivales con su demolora efectividad.

Ante el marcaje de uno, dos o tres oponentes lograba anotar o que le cometieran un faul.

Después del triunfo quedó una grata sensación de alegría de saberlo nuevamente recuperado.

---Jorge Ramirez Mota en la Revista Superestrellas del basquetbol, de JRM, número 25, Febrero 1991.

Aluscivo a los Juegos Centroamericanos de 1990


Sobre esta noticia

Autor:
Frank Bermúdez (1147 noticias)
Fuente:
seleccionmexicanadebaloncesto.blogspot.com
Visitas:
377
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.