Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

3 poemas de Ferlinghetti (Beat Generation, Contracultura, Movimiento hippie)

11/07/2017 11:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este es uno de los miembros de la Beat Generation norteamericana, junto con Kerouac, Allen Ginsberg y otros dos menos conocidos: Lamantia y Corso. Poesía torrencial, urbana, contestataria, aluvión vital. Son escritores de los años 50 que rechazan los valores estadounidenses clásicos, elogian las drogas, la libertad sexual y el estudio de la filosofía oriental. Influyen en la contracultura, el movimiento hippie. Sus principales obras son Aullido, de Ginsberg, en el 56; En el camino, de Kerouac, en el 57 y El almuerzo desnudo, de W.S. Borroughs, en el 59. Lawrence Ferlinghetti nació en Nueva York; su padre, inmigrante, murió antes de que él naciera y su madre tuvo problemas mentales, por lo cual fue criado por sus tíos. Fue oficial al mando en el desembarco de Normandía. La foto data de 1958. (Poemas tomados de Ediciones Alma_Perro)

MISS SUBTERRÁNEOS

Puedes encontrar a Miss Subterráneos

del 57

viajando ida y vuelta

en el subte

a las cuatro de la mañana

Puedes encontrar

a Miss Subterráneos

del 57

su negra nariz aplastada

las fosas nasales

rellenas con tapones de algodón

del tamaño de monedas de 50

yendo de Times Square

a la Grand Central Station

viniendo de la Grand Central

al Times Square

una y otra vez

en el subte

a las cuatro de la mañana

colgada de su cielo

el pasamanos

los brazos dorados

sembrados de heridas

CRISTO SE BAJÓ

Cristo se bajó de Su Árbol desnudo

este año

y huyó a donde

no hubieran árboles de navidad arrancados

Cristo se bajó

De su árbol desnudo

Y huyó a donde

No hubiera árboles de navidad dorados

ni árboles de Navidad plateados

ni árboles de Navidad de papel de estaño

ni árboles de Navidad de plástico rosado

ni árboles de Navidad de oro

ni árboles de Navidad negros

ni árboles de Navidad celestes

adornados con velitas eléctricas de lata

y tíos pesados y creídos

Cristo se bajó

de su Árbol desnudo

este año

y huyó a donde

ningún intrépido vendedor ambulante de Biblias

recorriera el países

en un cadillac de dos tonos

y donde ningún nacimiento de Sears Roebuck

completo con niño de plástico y pesebre

llegara por correo certificado

el niño con entrega inmediata

y donde los Magos de televisión

no cantaran alabanzas al Whisky Lord Calvert

Cristo se bajó

de su árbol desnudo

este año

y huyó a donde

ningún gordo desconocido y bonachón

vestido de franela roja

con barba de mentira

caminara haciéndose pasar

por una especie de santo del Polo Norte

a través del desierto de Belen Pennsylvania

en un trineo Volkswagen

arrastrando por renos retozones de Adirondack

Más sobre

con nombres alemanes

y cargado de sacos de Humildes Regalos

de Sacks de la Quinta Avenida

para el Niño Dios que cada uno se imagina

Cristo se bajó

de su árbol desnudo

este año

y huyó a donde

los cantadores de villancicos de Bing Crosby

no lloriquearan que la Nochebuena es fría

y los ángeles del radio City

no patinaran sin alas

en un país de las maravillas todo nevado

entrando a un cielo de alegres cascabeles

diariamente a las 8:30

con matinés de la Misa del Gallo

Cristo se bajó

de su árbol desnudo

este año

y se fue a refugiar silenciosamente en

el vientre de una anónima María otra vez

donde en la noche oscura

del alma anónima de cada uno

el espera otra vez

una inimaginable

e imposible

inmaculada Reconcepción

la más loca

de las Segundas Venidas

UN CONEY ISLAND DE LA MENTE

En las grandes escenas de Goya nos parece que vemos

los pueblos del mundo

exactamente en el momento en que

por primera vez alcanzaron el título de

"humanidad sufriente"

Se retuercen en la página

con una verdadera furia de adversidad

amontonados

gimiendo con bebés y bayonetas

bajo cielos de cemento

en un paisaje abstracto de palos secos

estatuas dobladas alas de murciélagos y picos

horcas resbalosas

cadáveres y gallos carnívoros

y todos los rugientes monstruos finales de la

"imaginación del desastre"

son tan sangrientamente reales

es como si todavía existieran realmente

y existen

sólo el paisaje ha cambiado

todavía están alineados en las carreteras

plagadas de legionarios

falsos molinos de viento y gallos dementes

son la misma gente

solo que más lejos del hogar

en autopistas de cincuenta carriles

en un continente concreto

intercalado de blandos anuncios

representando imbéciles ilusiones de felicidad

la escena tiene menos cureñas

pero más ciudadanos inválidos

en automóviles pintados

y llevan placas extrañas

y motores

que devoran Norteamérica


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (1063 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
2683
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.