Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Poesía y libros para niños lo más destacado de la obra de Carmen Conde

14/08/2012 05:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La primera mujer que recibió el honor de ingresar a la Real Academia Española de la Lengua fue la poeta y narradora española Carmen Conde, a quien se recuerda este miércoles a 105 años de su natalicio, ocurrido el 15 de agosto de 1907. Autora de una prolífica obra que incluye poesía, narrativa, artículos, ensayos, teatro y estudios sobre literatura infantil, Conde dedicó la mayor parte de su obra a este público para el que escribió obras como “A la estrella por la cometa”, “Cuentos para niños de buena fe” o “Cantando el amanecer”, entre otros. Conde vio la primera luz en Cartagena, pero a los siete años se mudó a Melilla, donde vivió hasta 1920. A la edad de 15 años comenzó a publicar artículos en algunos periódicos importantes de la época. De acuerdo con sus datos biográficos disponibles en diversos portales de Internet, sus inquietudes literarias la llevaron a fundar la revista de creación literaria “El gallo crisis”, junto a su esposo, el poeta Antonio Oliver Belmás y Miguel Hernández. Para 1929 vio publicado su primer libro de poesía titulado “Brocal”, al que le siguieron títulos como “Empezando la vida” y “Júbilos”, éste último prologado por la escritora chilena Gabriela Mistral, según cita el sitio “cervantesvirtual.com”. En 1931 fundó junto a Belmás la primera Universidad Popular en su natal Cartagena, la cual se concibió a imagen y semejanza de la institución que había fundado Antonio Machado, en Segovia. Luego del estallido de la Guerra Civil Española, en 1936, su marido se unió al Ejército republicano y ella renunció a la pensión que había obtenido para trasladarse a Francia y Bélgica a estudiar en instituciones de cultura popular, ya que había decido apoyar los pasos de su marido. No obstante esta decisión, logró graduarse en magisterio y estudio Filosofía en la Universidad de Valencia, aunque no concluyó esta carrera. Cuentan que para los años 40 fue cuando la española comenzó una etapa de verdadera productividad en su quehacer literario, pues en esta época escribió diversos textos bajo seudónimos, como Magdalena Noguera y Florentina del Mar, entre otros. Trabajó para el sello editorial Alhambra, realizó colaboraciones en la Sección Bibliográfica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y en la sección de publicaciones de la Universidad de Madrid. A lo largo de su trayectoria fue reconocida con diversos galardones, entre los que destacan el Premio Elisenda de Montcada, el Nacional Simón Bolívar de Siena, el Doncel de Teatro Juvenil, el Nacional de Poesía, el Ateneo de Sevilla y el Nacional de Literatura, por mencionar algunos. En 1994, luego de la muerte de su esposo, Conde creó una fundación que lleva el nombre del fallecido poeta. Ese mismo año, la escritora cedió todos sus archivos, biblioteca y demás objetos relacionados con su trayectoria en las letras a su ciudad natal, destacando la correspondencia entre Carmen y sus amigos Rubén Darío y Miguel Hernández. La Real Academia de la Lengua la eligió en 1978 para suceder al fallecido dramaturgo Miguel Mihura en el sillón K, que había dejado vacante. Tomó posesión a su cargo en enero del año siguiente, manifestando a diversos medios españoles que el machismo es una triste consecuencia de la historia que arrastran las mujeres, pero que por suerte la Academia ya se había dado cuenta de ello y había cambiado, eligiendo a una mujer como miembro por primera vez, según da cuenta una nota de la edición electrónica del diario español “El País”. Esta ilustre escritora española pasó los últimos tres años de su vida sin actividad y apartada de la vida social, como consecuencia del mal de Alzheimer que padecía. Partió el 8 de enero de 1996 a la edad de 88 años, siendo recordada como una mujer llena de vitalidad que supo plasmar en su obra y sus acciones . “Pasión del verbo”, “Honda memoria de mí”, “Signo de amor”, “Ansia de la gracia”, “Una palabra tuya”, “Obra poética 1929-1966”, “En manos del silencio”, “Las oscuras raíces”, “A este lado de la eternidad” y “Soy la madre”, forman parte de la obra de la considerada máxima representante femenina de la literatura de su tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
160
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.