Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

El poeta Miguel Hernández, a un centenario de su nacimiento

29/10/2010 05:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El poeta español Miguel Hernández, quien nació el 30 de octubre de 1910, es reconocido como uno de los mejores vates de España del siglo XX y por pelear al lado de la República contra el régimen militar del general Francisco Franco. Según datos biográficos disponibles, Miguel Hernández vio la primera luz en el pequeño poblado de Orihuela, España, rodeado del oasis exhuberante de la huerta del Segura, donde su padre era contratante de ganado. Su infancia y adolescencia transcurrió por la aireada y luminosa sierra, tras un pequeño hato de cabras, donde contempló maravillado los misterios de la naturaleza mientras disfrutaba de las lecturas de Gabriel y Galán, Miró, Zorilla y Rubén Darío. Fue en ese escenario donde escribió sus primeros y sencillos versos, que publicó en el diario de Alicante, donde su nombre comenzó a sonar con fuerza en revistas y otras publicaciones. Luego de varios fracasos fuera de la provincia de Orihuela, en 1933, Miguel Hernández, publicó su primer libro "Perito en lunas", que a decir de los críticos fue un extraordinario ejercicio de lucha tenaz con la palabra y la sintaxis, ya que muestra una invencible voluntad de estilo. Aconsejado por Ramón Sijé, quien lo guió desde su adolescencia, debutó en público en el casino de Orihuela, donde recitó y explicó su "Elegía media del toro". Ambos acontecimientos, el libro y su recital son destacados por la prensa del lugar como un gran acontecimiento literario. Un día, al salir de su trabajo, en una notaría de Orihuela, conoció a Josefina Manresa, de quien se enamoró, y desde entonces sus vivencias hallaron formulación lírica en una serie de sonetos que desembocaron en "El rayo que no cesa" (1936). Las lecturas de Pedro Calderón le inspiraron su auto sacramental "Quien te ha visto y quien te ve" y "Sombra de lo que eras", que le abrió las puertas de Madrid, a su segunda llegada en la primavera de 1934. Se mantuvo con un empleo que le ofreció José María de Cossío para recoger datos y redactar historias de toreros. En Madrid su correspondencia amorosa no se interrumpió y la frecuente soledad inevitable en la gran ciudad le hizo sentir nostalgia por la paz e intimidad de su Orihuela. Sin embargo, en Madrid fue creando su círculo de amigos: Manuel Altolaguirre, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Delia del Carril, María Zambrano, Vicente Alexandre y Pablo Neruda. Esta época fue de transición para el artista ya que si bien Ramón Sijé y sus amigos de Orihuela lo llevaron a su orientación clasicista, a la poesía religiosa y al teatro sacro, Neruda y Alexandre lo iniciaron en el surrealismo. Ambos le sugirieron las formas poéticas revolucionarias y la poesía comprometida, influyendo, sobre todo Neruda y Alberti, en la ideología social y política del joven poeta provinciano. Superada esta crisis, Miguel Hernández comenzó lo más logrado y genial de su obra, pero el estallido de la Guerra Civil Española en julio de 1936 le obligó a tomar la decisión de luchar por la República. No solo entregó su persona sino su creación lírica que se tornó en arma de denuncia, testimonio, instrumento de lucha ya entusiasta, ya silenciosa y desesperada. Como voluntario se incorporó al ejército, donde se le envió a hacer fortificaciones a Cubas, cerca de Madrid, y en plena guerra, en 1937, contrajo matrimonio con Josefina Manresa. No obstante, la vida agitada que llevaba, su actividad literaria y la misma guerra, le ocasionó una anemia cerebral aguda que lo obligó, por prescripción médica, a retirarse del conflicto bélico para reponerse. Pero durante ese tiempo realizó varias órbitas de teatro en la guerra y dos libros de poemas que quedaron como testimonio vigoroso de ese momento bélico "Viento del pueblo" (1937) y "El hombre acecha" (1939). En la primavera de 1939, ante la desbandada general del frente republicano, Miguel Hernández intentó cruzar la frontera portuguesa, pero fue devuelto a las autoridades españolas. Así, comenzó su larga peregrinación por diversas cárceles de España hasta que su ya indefenso organismo contrajo tuberculosis pulmonar aguda que se extendió a ambos pulmones y lo llevó a la muerte el 28 de marzo de 1942, cuando apenas contaba con 32 años de edad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
212
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.