Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

La polifonía de Bartók se escuchó en el Palacio de Bellas Artes

18/07/2011 09:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde hace tiempo totalmente consolidado, el trío que forman la soprano Luz Angélica Uribe, la pianista Tere Frenk, y el flautista Rafael Urrusti, ofreció en la Sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes, un programa sorprendentemente novedoso dedicado exclusivamente a Béla Bartók. Es raro que la música del mayor compositor húngaro del siglo XX haga acto de presencia de manera totalizadora, en una velada de música de cámara, de suerte que el público conocedor recibió con regocijo esta propuesta sonora materializada por tres ejecutantes excepcionales. Rafael Urrusti tuvo a su cargo la interpretación de la “Suite de Cantos y Danzas Campesinas Húngaras”, transcrita por Paul Arma, compositor francés de vanguardia que alguna vez visitó México. Las melodías húngaras, construidas sobre escalas que resultan extrañas a nuestros oídos occidentalizados, cobran en el sonido de la flauta, un atrayente carácter que reclama la supervivencia. Bártok recorría los campos de su patria fijando en papel pautado o registrando en un rudimentario gramófono las canciones auténticamente populares de los magyares, a quienes no hay que confundir con los gitanos, productores de un tipo de música muy diferente. La Maestra Frenk por su parte, tuvo ocasión de escoger las bellas danzas de la parte húngara de Rumania que le permitieron gran lucimiento y abordó también la célebre pieza de bravura que se espera cuando de Bártok se trata: el Allegro Bárbaro. Luz Angélica Uribe refrenda en cada concierto que ofrece, su rango de figura descollante en el panorama canoro de México. Investigadora infatigable y llena de imaginación, dicha soprano amplía sin cesar su repertorio, sin prestar atención a las dificultades vocales o musicales de las obras, pues posee recursos técnicos ilimitados y una admirable capacidad de asimilación de partituras. El concierto fue parte de “Cosmos Sonoros. Ciclo Bartók”, que organiza el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Coordinación Nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
36
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.