Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cuauhtemoc Mavita E. escriba una noticia?

La política mexicana con o sin Elba Esther

21/10/2012 16:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando se hace un recuento de los políticos y de la política mexicana no se puede omitir a la maestra Elba Esther Gordillo Morales

Cu Auhtémoc Mávita E./Periodista

Cuando se hace un recuento de los políticos y de la política mexicana no se puede omitir a la maestra Elba Esther Gordillo Morales, lideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). La dirigente, misma que está en el ojo del huracán por la manera como ha negociado y vendido al gobierno, al PRI y al PAN, la innegable influencia social y política del SNTE, es, sin embargo, un referente en el análisis relacionado con la conducción política de este país y muy especialmente de la educación nacional.

Su poder político no parece tener límites. Tan es así que los líderes sindicales le rinden pleitesía y no vacilan en otorgarle su voto de confianza para que fortalezca su liderazgo. Así se explica el que la hayan designado presidente del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública, con lo cual le abonan el camino para que Enrique Peña Nieto, como presidente de la república, tenga que escucharla antes de tomar decisiones en materia educativa que –de acuerdo con la visión sindical- lesionen los intereses de sus agremiados.

Fue expulsada en 2003 del PRI, luego de haber sido acusada de traicionar al partido al ordenar en el 2000 a los líderes senetistas que realizaran proselitismo a favor del candidato presidencial del PAN, Vicente Fox Quesada, y en 2006 a favor de Felipe Calderón. Así mismo, en contra respuesta habría de constituir el Partido Nueva alianza que pretende ser un contrapeso político al gobierno y a los partidos políticos, principalmente al Revolucionario Institucional y a Acción Nacional.

Formada como lideresa por Carlos Jonguitud Barrios, dirigente de la desaparecida Vanguardia Revolucionaria; e impulsada por el ex presidente Carlos Salinas a la dirigfencia nacional del SNTE, su trayectoria ha estado marcada por presuntos actos de corrupción y de corruptelas como el haber exigido en 2007 a Miguel Angel Yunes, ex director del ISSSTE, una iguala de 20 millones de pesos del instituto para financiar al partido Nueva Alianza.

Pero es esa una “pecata minuta”, ya que ha sido también señalada por la Asociación Ignacio Manuel Altamirano de haber asesinado a adversarios –o ser la autora intelectual- como sería el caso, en 1981, de Misaél Nuñez Acosta. En el folleto: ¿Elba de Troya o Lady Macbeth Gordillo?, la citada asociación aclara que su interés es, a través de esa denuncia pública, dar a conocer “las deleznables prácticas de esta mujer que al amparo del poder en turno traiciona a todos aquellos con quien establece alianzas políticas”.

Investigaciones periodísticas realizadas por diferentes medios de comunicación entre ellos el periódico Reforma, le han adjudicado una inmensa fortuna no solo en depósitos bancarios sino en propiedades inmobiliarias como lo son sus posesiones en el Distrito Federal donde según información del Registro Público de la Propiedad y del Catastro, la lideresa y su familia son propietarias de departamentos y casas en Polanco y Las lomas.

Su poder político no parece tener límites. Los líderes sindicales le rinden pleitesía y no vacilan en otorgarle su confianza en su liderazgo

La riqueza acumulada resulta aparentemente inexplicable si se toma en serio lo dicho por el ex dirigente de Vanguardia Revolucionaria, Carlos Jonguitud Barrios, quien afirmaba que el le tendió la mano a la actual lideresa porque ella –Elba Esther- se encontraba prácticamente en la miseria. La fortuna, dice ella, fue un legado de su abuela.

Para otros investigadores del monopolio del poder en México, desde 1989 a la fecha el SNTE ha recibido recursos públicos estimados en 80 mil millones de pesos y 13 mil en cuotas sindicales. Esos recursos supuestamente no han sido administrados de manera transparente. Por eso se cree que un porcentaje de esos fondos han ido a parar a las cuentas de la lideresa y otro tanto a los líderes sindicales dispersos en las entidades del país que, a cambio de su silencio, reciben un trato especial, en lo más amplio del término, de parte de Gordillo.

Es por lo anterior, y aquello que por cuestiones de tiempo y espacio no hacemos mención, que la chiapaneca es un referente de la política mexicana y una lideresa que dará mucho que decir en el gobierno de Peña Nieto que, hasta donde tenemos conocimiento, pretende dar pasos agigantados en la privatización de la educación nacional, la transparencia sindical y otros rubros que debilitarían al SNTE hasta terminal con el liderazgo de Gordillo.

Sin embargo, hay muchos peros y más sin embargo. El sistema político mexicano no está preparado para reestructurarse y recomponerse así mismo, a menos que lo que se busque sea una concertación entre las fuerzas políticas y económicas más importantes para conjuntamente construir un México en el que estas puedan moverse sin afectarse. Y en esa concertación el SNTE y Elba Esther podrían también disponer de un espacio. Son intereses de familia; de la familia feliz en el poder.

Gordillo Morales, mientras tanto continúa engrosando su poder en el SNTE con la complicidad de sus líderes estatales. Lo cierto así mismo es que con motivo de este estado de cosas, el aector educativo corre el riesgo de ser uno de los más afectados y la educación continuará en picada dada la indecisión de accionar medidas que le permitan ser más competitiva. Digo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cuauhtemoc Mavita E. (70 noticias)
Visitas:
528
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.