Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Pone López Austin al mito mesoamericano en su contexto cultural

26/06/2012 12:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la pretensión de mostrar al más amplio público lo que es el mito en su contexto cultural, es decir, “el mito como algo vivo, histórico, y no como una pieza literaria”, el doctor en historia Alfredo López Austin (Chihuahua, 1936) escribió “El conejo en la cara de la Luna”. El autor, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Antropológicas y profesor de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desea “poder mostrar con esta obra el mito en su sentido lógico y de expresión de todo un sistema de concepción del mundo”. Explicó el especialista que el libro, reunión de ensayos sobre la mitología de la tradición mesoamericana, “está creado en un momento de grave conflicto entre las comunidades indígenas de México y la imposición de una dirección política monolítica que cree partir de que posee la verdad y eso, es totalmente falso”. López Austin abonó en sus declaraciones a Notimex que “esa política es lo que permite que en este momento, lugares sagrados como Virikuta, sean invadidos, violados y, dentro de pocos años, destrozados, para satisfacer las necesidades que ni siquiera son las nuestras, sino de grandes empresarios del Canadá”. A partir de diversas inquietudes, como esa, este estudioso del pensamiento y la religión prehispánicas, autor de numerosos tratados e indagaciones exhaustivas, ofrece en “El conejo en la cara de la Luna”, un rico ramillete de ensayos sobre mitología de la tradición mesoamericana y una breve muestra de sus hallazgos. “Ante una situación como ésta, que venimos arrastrando desde hace siglos, se tiene que decir: Hay valores que deben ser respetados”, comentó. Consecuentemente, el libro invita “a vernos como un México plural, como el mosaico cultural en que todos tenemos la obligación y el deber de construir con una visión armoniosa”, añadió. De acuerdo con el entrevistado, esa visión no debe ser de hegemonía que nos diga qué es lo que debemos hacer, “sino de una concordancia de intereses, vías, procedimientos y metas que satisfagan a todos, pero no solamente en la obtención de lo inmediato, sino en la plena realización del ser como individuo”. Del entrevistado, sus obras tienen algo que fascina y, ésta que aparece en 2012 como primera coedición (el original salió a la luz en 1995) no es rara: Escribe en el tono de quien conversa, con humor y ánimo de entretener, mientras moviliza sus conocimientos para generar una gozosa lectura para todo tipo de lectores. López Austin: “Todos tenemos derecho a satisfacer nuestros intereses. No podemos convertir al país en un medio de explotación en beneficio de unos cuantos. Se nos hace creer que la producción de riqueza es la concentración de la riqueza en unas cuantas manos, y eso, es otra cosa absurdamente distinta”. Desde la perspectiva del especialista, “el fin de la riqueza no es ni siquiera la acumulación, sino vivir plenamente en este mundo satisfaciendo no nada más las necesidades más inmediatas de carácter material, sino las aspiraciones que ahora no se pueden satisfacer porque unos tienen que trabajar para otros”. “El conejo en la cara de la Luna”, con subtítulo “ensayos sobre mitología de la tradición mesoamericana”, ofrece una visión variada y amena de las tradiciones que, desde siglos antes de la Conquista y hasta hoy, explican el origen de los nombres, eclipses y estrellas, y el apelativo “tarasco” que hasta hoy existe. Esas tradiciones relatan la fundación de Tenochtitlan y la suerte del dios Antón Kristo, sometido por los dioses Santo Tomás y Santa María, todavía amarrado a los pilares de la Tierra, que a veces sacude causando terremotos; se refieren también al cacao, a lo frío, lo caliente, a la mano derecha y a la izquierda. Pero también muestran de manera clara y estricto rigor histórico, más no por ello menos agradable y placentera para el lector, a nuestros primeros padres, a los tlacuaches, y desde luego, al conejo visible en la cara de la Luna, todo ello a través de 179 páginas, ilustrado, dividido en 18 capítulos y amplia bibliografía. El autor recomienda la lectura de esta obra “porque todos somos mexicanos, aun con nuestras distintas formas de pensar; quisiera que este libro tuviera acceso a una amplia población indígena, que no la tiene por su condición de marginación, y que lo leyera todo habitante de este territorio sin distingo de su origen o nacionalidad” López Austin es, además, uno de los investigadores más serios del pasado de la civilización del Anáhuac. Reconocido experto en ideología y religión de las culturas originarias de México, es profesor del México Antiguo en el Colegio de Historia de la Facultad de Filosofía de la máxima casa de estudios en México. Su trabajo más conocido es “Cuerpo humano e ideología”, investigación que demuestra el profundo, complejo y detallado conocimiento que tenían nuestros “Viejos abuelos” sobre el cuerpo humano, y de él se desprende la ideología que sustentó lo mejor de la civilización del Anáhuac. Otra de sus tesis es la de “zuyuá” o “zuyuano”. Entregado a la UNAM en cuerpo y alma, ejemplo de catedrático-investigador, tiene entre sus publicaciones más conocidas “La Constitución real de México-Tenochtitlán”, “Hombre-Dios” y “Cuerpo humano e ideología”, “Los mitos del tlacuache”, “Tamoanchan y Tlalocan”, “El pasado indígena”, y “Dioses del Norte Dioses del Sur”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
288
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.