Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Posee cualquier orquesta del mundo en su repertorio una obra de Mozart

04/12/2010 06:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Actualmente no existe orquesta, a nivel sinfónico, que no cuente en su repertorio con obras del prolífico compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart, fallecido a la edad de 35 años el 5 de diciembre de 1791. El “Genio de Salzburgo” es autor, entre otras, de óperas como "La flauta mágica" y "Las bodas de Fígaro", y quien no obstante su corta vida es considerado uno de los grandes genios de la música clásica occidental. Johannes Chrysostomus Wolfgang Amadeus Mozart, su nombre completo, nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo, Austria. Fue el séptimo y último hijo de Anna María Pertl y del violinista y compositor Leopold Mozart, quien trabajaba en la orquesta de la corte del arzobispo de Salzburgo. De sus hermanos, cinco murieron cuando eran niños y sólo sobrevivió una hermana cinco años mayor que él, María Anna Walburga Ignatia, a quien llamaban Nannerl. Las prodigiosas dotes musicales de Mozart fueron descubiertas por su propio padre, quien se encargó de educarlo en el mundo de la música. A los cuatro años de edad, Amadeus era capaz de interpretar al clave melodías sencillas y de componer pequeñas piezas. Junto con su hermana Nannerl, talentosa intérprete, su padre lo llevó de corte en corte y de ciudad en ciudad para que sorprendiera a los auditorios con sus extraordinarias dotes. A los seis años, Mozart ya era un ejecutante avanzado de instrumentos de tecla y un eficaz violinista, al tiempo que demostraba una extraordinaria capacidad para la improvisación y la lectura de partituras. Antes de cumplir los 10 años, el niño prodigio había dejado constancia de su talento en algunas capitales europeas, como Munich y Francfort, Alemania; Viena, Austria; Parìs, Francia; y Londres, Inglaterra. Para el pequeño también supuso valiosas experiencias el viaje que realizó con su familia y que duraría tres años y medio, pues conoció la célebre orquesta y el estilo de Mannheim, la música francesa en París y el estilo galante de Johann Sebastian Bach, en Londres. Durante este periodo escribió sonatas, tanto para piano como para violín (1763) y una sinfonía (K.16, 1764). Ya de regreso a Salzburgo continuó con sus primeras composiciones, entre las que se encuentran la primera parte de un oratorio, "La obligación del Primer Mandamiento”; la ópera cómica "La finita semplice"; y "Bastian y Bastiana", su primer singspiel (tipo de ópera alemana con partes recitadas). En 1769, con 13 años apenas, recibi? el nombramiento de Konzertmeister por parte del arzobispado de su ciudad. Ese mismo año Mozart y su padre se marcharon a Italia, donde permanecieron dos años. En Milán, Mozart conoció al compositor Giovanni Battista Sammartini; en Roma, el Papa lo condecoró con la distinción de "Caballero de la Espuela de Oro"; y en Bolonia contactó con el padre Martini y realizó con éxito los exámenes de acceso a la prestigiosa Academia Filarmónica. En 1770 le encargó, en Milán, escribir la que fue calificada como su primera gran ópera: "Mitridate, re di Ponto" (1770). Con esta obra su reputación como músico se afianzó. De regreso a Salzburgo, en 1771, escribió durante los seis años siguientes muchas obras importantes, como los primeros cuartetos para cuerda, las sinfonìas K. 183, 199 y 200 (1773), y el concierto para fagot K. 191 (1774). Lo mismo que las óperas "La finta giardiniera e Il re pastore" (1775), diversos conciertos para piano, la serie de conciertos para violín y las primeras sonatas para piano (1774-75). En 1777 el arzobispo Colloredo le concedió permiso para realizar una gira, por lo que se marchó a Munich en compañía de su madre. A los 21 años de edad, comenzó a buscar un puesto mejor remunerado y más satisfactorio que el que tenía en Salzburgo; sin embargo, sus deseos no se cumplieron. En Mannheim, capital musical de Europa en aquella época y en donde se enamoró de Aloysia Weber, intentó conseguir una plaza en su orquesta. Posteriormente Leopold envió a su esposa e hijo a París, donde éste estrenó la sinfonía K. 297 y el ballet "Les petits riens". La muerte de la madre de Mozart en la capital francesa en 1778, el rechazo de Weber -despuès del segundo encuentro del compositor con la familia- y el menosprecio de los aristócratas para los que trabajaba, hicieron que los dos años entre su llegada a París y el retorno a Salzburgo en 1779 fueran un periodo muy difícil en su vida. Durante los años siguientes compuso misas, las sinfonías K. 318, 319 y 338 y la ópera "Idomeneo, rey di Creta" (Munich, 1781), influida por Gluck, pero con un sello ya totalmente propio. En 1781, Mozart rompió sus relaciones laborales con el príncipe-arzobispo de Salzburgo y se trasladó definitivamente a Viena. En esa ciudad compuso el singspiel "El rapto en el serrallo”, encargada en 1782 por el emperador José II. Ese mismo año se casó con Constanze Weber, hermana menor de Aloysia y con quien tuvo seis hijos, de los que sólo sobrevivieron dos; juntos estuvieron frecuentemente agobiados por las deudas hasta la muerte del prolífico compositor. De esta época data su amistad con el músico austriaco Joseph Haydn, a quien dedicó seis cuartetos (1782-85); estrenó también la sinfonía Haffner (K. 385, 1785) y otras obras de expresividad muy superior a la de la música de su tiempo. Su extensa producción, estimada en más de 600 obras, que incluye casi todos los géneros, desde el lied y las danzas alemanas, hasta conciertos para piano, sinfonías, sonatas, óperas y obras de música religiosa (Réquiem) y de cámara, confirma su dominio de la técnica de la composición y la imaginación innata desbordante que poseía. Sus manuscritos dan cuenta de cómo, salvo cuando hacía borradores de pasajes especialmente difíciles, primero pensaba la obra entera y luego la escribía, dando como resultado una mezcla de entre las dulces melodías de estilo italiano y la forma y contrapunto germánicos. La llegada de Lorenzo da Ponte a Viena le proporcionó un libretista de excepción para tres de sus mejores óperas: "Las bodas de Fígaro” (1786); "Don Giovanni" (1787) y "Cosi fan tutte" (1790). Las primeras dos óperas, aunque triunfaron en Praga, no fueron bien recibidas en Viena. En 1782 el emperador José II le concedió el cargo de kapellmeister a Mozart, pero le redujo el salario, hecho que impidió que saliera del círculo vicioso de deudas. Estas crisis económicas se vieron reflejadas en varias de sus obras. Unos años antes de morir, Mozart escribió las óperas "La flauta mágica”, y "La Clemenza di Tito", (1791), escrita ésta con motivo de la coronación del nuevo emperador Leopoldo II. Precisamente mientras trabajaba en "La flauta mágica", con libreto de Emmanuel Schikaneder, el emisario del conde Walsegg le encargó una misa de réquiem, que comenzó pero que a su muerte fue concluida por su discópulo, Franz Xaver Niemetschek. El 20 de noviembre de 1791, Mozart, de quien se dice padecía de problemas mentales, se vio obligado a guardar cama debido a una dolorosa hinchazón en los brazos y las piernas. Este malestar le impidió mover con facilidad sus extremidades y le provocó vómitos recurrentes. Al cabo de 15 días la vida de Amadeus se extinguió. Mozart falleció en Viena, Austria, el 5 de diciembre de 1791, a los 35 años de edad, a causa de la fiebre reumatoide aguda.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
185
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.