Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Conejo Blas escriba una noticia?

De la posibilidad de un locro sin papas

15/06/2009 01:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ecuador consume papas desde tiempos anecestrales. La experiencia de México con la firma del TLC es aleccionadora en cuanto a la menaza que significa para la dieta alimenticia de los pueblos andinos

Variedades de papasFue en 1538 que el cronista Pedro Cieza de León realizó la primera relatoría de las costumbres alimenticias basadas en la papa. Las poblaciones de Ecuador, Perú y Bolivia comían papas silvestres desde 4.000 años antes de Cristo. Según hallazgos arqueológicos y etnológicos, las papas se colocaban crudas para sanar los huesos rotos, para prevenir el reumatismo y se comían mezcladas con otros alimentos para mejorar la digestión. Incluso se usaban para medir el tiempo relacionándolo con el desarrollo del cultivo por eso no sorprende, que papa en quechua signifique “sustento de la vida”.

Cultivadas sobre los 3000 metros del nivel del mar, bajo el sol equinoccial y la riqueza de los suelos orgánicos andinos, Ecuador posee entre 400 y 600 variedades de papa: de formas aplanadas, redondas, comprimidas, alargadas, con ojos profundos; de colores de piel amarilla, roja, rosada o morada; y hasta las hemos bautizado con el nombre de nuestras mujeres: Gabriela, Esperanza, Catalina, Cecilia, María y Rosita… Chola o Superchola.

La papa como ingrediente complementario o principal, está presente en el menú diario: llapingachos, estofado, yaguarlocro, lomo saltado con papas, ají de carne, pollo frito, chuleta con papas fritas, churrasco, parrillada, sopa de lentejas, arroz de cebada, sopa de quinua, ají de carne con papa. ¿Ud. se imagina un locro sin papas? Pues es un temor real, aún tras años de la votación del referéndum que reprobó la firma del TLC en nuestro país.

La experiencia mexicana nos deja historias aleccionadoras: los niños y niñas mexicanos, las presentes generaciones, ya no conocen el aspecto que tiene el fruto de la tierra, ése que brota a la vida llevando consigo la semilla que le permite continuar germinando, para alimentar con sus frutos a la gente y que vuelve a la tierra hasta el fin de los tiempos.

Gracias a la firma del Tratado de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN) en 1994, Estados Unidos extrae los mejores frutos de la tierra mexicana para comerciarlos en el primer mundo. Lo que no pasa el control de calidad, los desechos, los desperdicios, el badajo, se queda al interior del país para ser consumido en los supermercados de precios populares.

En México, los estados de mayor desarrollo, los ferias o tianguis ancestrales, tienden a desaparecer frente a la competencia asimétrica con las grandes cadenas transnacionales como Wal Mart donde Ud puede encontrar variedad de productos congelados desde hace meses, y que además usan persevantes para su comercialización. Qué triste! Aquí solo conocen la llamada "papa blanca europea" y les fascina comer frutas sin semilla, porque eso está a la moda, e incluso llega a ser más barato y estético a los ojos del consumidor.

Cada vez se incrementa el consumo de alimentos transgénicos y de mala calidad, al tiempo que crece el número de niños diabéticos a causa de la obesidad que los amenaza de muerte. México ostenta el segundo lugar con el mayor número de niños obesos, alimentados con los productos transnacionales de las grandes compañías tan emblemáticas como Coca Cola, o Frito-Lay. Quizá esta generación de mexicanos no llegue a desenvolver su papel en la cadena económica como activa mano de obra, mas bien será confinada trágicamente a sobrevivir de la misericordia de sus familias y los servicios médicos del gobierno.

México importa la gran parte del maíz que usan para elaborar sus tortillas rituales, tan necesarias como la papa para nosotros los ecuatorianos

El TLC modificó la dieta alimentaria de los mexicanos: actualmente México importa la gran parte del maíz que usan para elaborar sus tortillas rituales, tan necesarias como la papa para nosotros los ecuatorianos.

Si lo pensamos bien, es una buena idea que los frutos vengan a la tierra sin semilla, ya que automáticamente esto se convierte en un negocio redondo para los países desarrollados que poseen la tecnología, y son como en el caso de EEUU quienes proveen fertilizantes, pesticidas, y semillas mejoradas o transgénicas a los países en vías de desarrollo, aquejados por el hambre, y la pobreza.

La importancia de realizar una negociación en términos de equidad, y reciprocidad en el actual escenario de economía global, comprende que el mundo es ahora el gran mercado… y el Ecuador no puede quedar fuera de esta dinámica a la hora de integrarse a los bloques comerciales, en especial con sus pares sudamericanos.

Para firmar el TLC o cualquier otro convenio internacional, es pertinente concientizar a la sociedad ecuatoriana de la problemática que representa entrar en la carrera competitiva con los gigantes comerciales, que fácilmente imponen su voluntad a los países pequeños por la fuerza de su capital, su armamento, o su tecnología. Se discuten las patentes, el acceso a los medicamentos, la explotación de los recursos naturales como el agua, los manglares, los bosques reservorios de vida, y el petróleo, fuente principal de nuestra economía.

Cuenta una leyenda que la papa es fruto del amor prohibido entre una diosa y un mortal, al que en castigo, los dioses lo ocultaron en la tierra, y lo cubrieron de ojos ciegos. Los alimentos son símbolos de nuestra identidad, de nuestra memoria, de nuestros pueblos, de nuestras familias; son una herencia biológica conformada por la experiencia de las manos que siembran nuestras tierras, son una herencia ritual que en manos de las mujeres, cuida de los niños y las niñas, los verdaderos hijos de la tierra.

Bibliografía

Editores: Cecilia Monteros, Xavier Cuesta, Javier Jiménez, Gastón López.- “Las papas nativas en el Ecuador, estudios cualitativos sobre oferta y demanda”, Primera edición, Quito, Ecuador, 2005

Gabriela Ruiz


Sobre esta noticia

Autor:
Conejo Blas (2 noticias)
Visitas:
3641
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.