Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Positivo balance de PRD en 2010, a pesar de tropiezos: Ortega

01/01/2011 04:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) tuvo resultados positivos electorales durante 2010, ya que en alianza con el PAN ganó tres gubernaturas y un número importante de alcaldías, con lo que aumentó su presencia en los Congresos locales. Al hacer un balance del desempeño de su partido, el líder nacional del PRD, Jesús Ortega Martínez, precisó que en la mayoría de los estados donde hubo elecciones en 2010 el perredismo creció, aunque no sucedió así en Zacatecas, donde perdió la gubernatura, y en Tlaxcala. “Tomando en cuenta los tropiezos y las derrotas, pero también tomando en cuenta los éxitos, podría decir que en términos generales el balance es bueno, aunque siempre hay que esperar el juicio de la ciudadanía que es el más importante”, estableció. En términos electorales, detalló, el partido del sol azteca se ha reposicionado en algunas entidades y es la primera fuerza política en Oaxaca. Además de que creció en entidades donde era una fuerza marginal y en algunos estados como Tamaulipas, la votación fue baja pero en términos absolutos aumentó el número de votos a favor del PRD, agregó. “En términos generales, nuestro avance fue importante y significativo y hay que mantener este ritmo en las elecciones de 2011 que son muy importantes”, puntualizó. En entrevista con Notimex, Ortega Martínez indicó que como parte del trabajo consistente y permanente efectuado a lo largo del año, se llevó a cabo el proceso de afiliación y reafiliación, y hoy el PRD tiene más de un millón 400 mil militantes. Señaló que ningún partido en México se atreve a hacer algo de esa naturaleza, es decir preguntar a sus militantes si desean mantenerse trabajando y afiliados en pertenencia a su instituto político, “nosotros lo hicimos y vamos teniendo un importante éxito”. Asimismo, mencionó que su dirigencia se encontró con una deuda de casi 600 millones de pesos, y la entregará con una deuda muchísimo menor de entre 40 o 50 millones de pesos, pues “hemos dado pasos importantes en nuestra reorganización administrativa”. El presidente nacional perredista recordó que a su instituto político le siguen “pegando” multas impuestas por los organismos electorales por hechos ocurridos desde 2006 y deudas que se contrajeron en administraciones pasadas. Refirió que a pesar de esas dificultades económicas se ha mejorado en administración y transparencia “y rendiremos, desde el punto de vista financiero, buenas cuentas, como desde el punto de vista político-electoral”. “Desde luego que pienso que ha habido errores, que ha habido deficiencias, que todavía hay cosas que no hemos logrado superar, aceptó. Desde el punto de vista autocrítico, todavía no hemos logrado que el PRD aparezca ante la ciudadanía como un partido sólidamente cohesionado, sólidamente unido”, reconoció el dirigente perredista. Admitió que gran parte de la población aún tiene la idea de que el PRD es un partido con problemas internos permanentes, y “es un tema que lamento que todavía no logremos superar, que por cierto es uno de los elementos que la gente toma en cuenta para tener a veces una mala opinión del PRD”. Al referirse a la renovación de la dirigencia, prevista para marzo, expuso que se está tratando de llegar a los mejores acuerdos para que se realice de manera adecuada, tersa y normal, a fin de que la nueva dirección tome las riendas del partido en mejores condiciones que la administración actual. Ortega Martínez mencionó que sería una necedad negar que hay diferencias entre su posición y la del político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, sobre todo en el tema de las alianzas. Las diferencias se resuelven con diálogo civilizado, abierto y libre, para poner en la mesa las diferencias y tratar de dirimirlas sin descalificaciones, sin anatemas, sin linchamientos, como lo debe hacer un partido que se precie de democrático, localizando las diferencias, pero también las coincidencias, explicó. Ese diálogo, indicó, no se ha dado en esos términos “a veces hay prejuicios que no se quieren eliminar y a veces hay posiciones que en lugar de estar sustentadas en razones están sustentadas en rencores”. Reconoció que “en la izquierda no hemos superado una cultura de confrontación interna; frecuentemente en la izquierda nos equivocamos de enemigo y yo les he dicho que el enemigo no está dentro de las filas del partido, podemos tener diferencias pero somos compañeros de una misma lucha, tenemos los mismos objetivos”. El contrincante, resaltó, por ejemplo en el estado de México, es el gobernador Enrique Peña Nieto, y se deberían hacer todos los esfuerzos con sentido práctico, con sentido lógico, con una estrategia política inteligente y correcta para que se logre un gobierno de transición y la alternancia en esa entidad. Con respecto al problema que se registró con el ex diputado Julio César Godoy Toscano, sostuvo que el PRD “lo dice con toda claridad, la ley debe imperar y quien haya cometido algún ilícito tiene que pagar por ello, tiene que ser sancionado; pero la ley debe aplicarse de forma pareja, con imparcialidad”. Sobre el panorama electoral en 2011, consideró que la perspectiva para el PRD es buena, porque se tiene confianza en ganar Guerrero y hay optimismo de que se refrendará Baja California Sur y buenas posibilidades en Nayarit y Michoacán, a pesar de tantas dificultades. En marzo próximo, dijo, se renovará la Dirección Nacional del partido a fin de que tenga mejores condiciones y mayor tiempo para enfrentar los comicios del segundo semestre de 2011, pero sobre todo para enfrentar el desafío de las elecciones presidenciales de 2012. La renovación, confió, ayudará a la unidad del partido, pero sobre todo la obtención de triunfos en las elecciones de 2011, lo que dependerá de que el Consejo Nacional y los nuevos dirigentes adopten una estrategia política correcta e inteligente. “Las alianzas no son entre partidos, son grandes acuerdos ciudadanos para terminar con gobiernos de oprobio”, argumentó. Añadió que el estado de México no es el único tema del país desde el punto de vista electoral y manifestó su confianza en que se podrá ganar en esa entidad, pero destacó que la elección presidencial no depende exclusivamente del resultado en esa entidad de la República. Con respecto a la elección presidencial, comentó que algunas personas como López Obrador o Marcelo Ebrard han planteado su interés por ser candidatos del PRD y de la izquierda, pero “hoy sería temprano tomar una decisión”. La decisión “la tomaremos a mediados del año que entra y la tomaremos con procedimientos y con métodos democráticos, sin imposiciones o caprichos”, puntualizó. Aclaró que ”antes de decidir quién será nuestro candidato deberíamos elaborar la propuesta que la izquierda debe hacerle a la ciudadanía, propuesta que represente a una izquierda moderna, incluyente, que no represente a un solo sector de la población, sino que represente a la mayoría de los sectores”. En resumen, hago un balance objetivo: hay fallas, errores y deficiencias, pero también virtudes y éxitos”, concluyó Jesús Ortega, líder nacional del Partido de la Revolución Democrática.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
164
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.