Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oxxyuxkaín escriba una noticia?

Precursor de la historieta mexicana: José María Villasana,

13/09/2011 14:12 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se ubica a la historieta “Rosa y Federico. Novela Ilustrada Contemporánea” realizada por José María Villasana, como la primera publicada en México en diferentes periódicos entre 1827 y 1888

La historieta, monitos o cómics cómo se le conoce en los Estados Unidos, alcanzó su etapa dorada entre los años 40 y 50. Llegaron a alcanzar un tiraje de hasta 350, 000 ejemplares diarios (con dos ediciones dominicales). En aquellos tiempos un mismo ejemplar era leído por un promedio de cinco individuos, lo que permitió que millones de mexicanos compartiesen una misma afición. En 1989, un 61 % de la población mantenían la capacidad de lectura, constituyendo el 80 % de las publicaciones periódicas. Poco después la historieta de origen nacional entraría en un período de crisis que dura hasta la fecha. México ha sido el máximo productor de Occidente, en términos cuantitativos.

Hugo Arturo Cardoso Vargas , Sociólogo, docente e investigador de la Escuela Nacional de Estudios profesionales Acatlán, en un estudio concienzudo sobre los orígenes de la historieta mexicana, ubica a la historieta “Rosa y Federico. Novela Ilustrada Contemporánea” como la primera publicada en México por José María Villasana; publicada en diferentes periódicos entre 1827 y 1888.

Entre 1850 y 1869 se publica esta historieta en el periódico La Ilustración Potosina editado por José Tomás de Cuéllar, en la ciudad de San Luis Potosí, S.L.P. El editor incluía cuatro páginas adicionales que describían una historia bajo el título de Rosa y Federico. “Rosa y Federico. Novela ilustrad contemporánea” fue la primera historieta publicada por la prensa mexicana.

Entre los escasos datos que Cardoso halla de José María Villasana Carballo se reconoce que nació en 1845 en el puerto de Veracruz y murió en 1904 a los cincuenta y nueve años en Tacubaya. Fue reconocido como un litógrafo precoz, impresor, periodista y diputado por su estado natal en el Congreso de la Unión. Sus primeras litografías las realizó a los catorce años para la novela “El jardín del bello sexo” en 1859 de Manuel Ibo Alfaro y para “El monje negro” de Torcuato Tarago y Mateo.

Cuando Cuéllar regresa a México, lo acompaña Villasana. En su taller de la calle de Capuchinas, Villasana se dedicó a ilustrar el enorme proyecto editorial concebido por Cuéllar: “La linterna mágica” de 1871. Ilustró también el periódico La Orquesta. En este periódico fue contratado para sustituir a Santiago Hernández y permanece hasta octubre del año siguiente. Se retira para incorporarse al grupo de ilustradores de La Historia Danzante.

En 1872 Villasana ilustró el periódico: México y sus Costumbres; obra de inusitada belleza en su género, representa el paisaje mexicano y la vida indígena y mestiza. Los temas de las caricaturas incluidas en esa publicación son la vida civil (la solterona), la vida política (critica a los actos de injusticias realizados por Lerdo de Tejada y retrato de héroes nacionales) y escenas costumbristas con un toque irónico en algunas ocasiones.

A José María Villasana se le identifica como a un verdadero precursor de la historieta mexicana. Aunque se reconoce la existencia de otros diestros ilustradores

La Historia Danzante (1874) fue un semanario musical ideado por Villasana. Las estampas constituyen el delirio de la caricatura litográfica. Villasana se compromete en un nuevo proyecto editorial: El Ahuizote (en náhuatl, perro de agua, con evidente sentido nacionalista. El Ahuizote era un periódico que atacaba ferozmente al presidente Sebastián Lerdo de Tejada. Fue la primera publicación que dejó atrás la litografía dibujada con lápiz graso combinado con otras técnicas, para iniciar la ilustración a pluma y tinta litográfica. Además, aparecieron un sin número de personajes típicamente mexicanos.

Al ascender Porfirio Díaz a la presidencia de México, el carácter crítico y mordaz de Villasana desapareció para convertirse en un “consentido” del presidente y su trabajo de ilustrador, caricaturista y sobre todo de historietista perdió sus atributos, pero ganó en calidad expresiva, un uso más eficiente de la viñeta, un dibujo cada vez más personal. Empezó a explorar el empleo de imágenes ya dibujadas para volverlas a insertar en otras viñetas.

La década de 1880 fue de mucho trabajo, sus dos aportes más importantes de la época son sus colaboraciones para los periódicos La Patria Ilustrada y México Gráfico. La Patria Ilustrada (1888) reúne a dos extraordinarios artistas Villasana y Posada.

En el “Seminario humorístico con ilustraciones” México Gráfico (1889), el estilo gráfico de Villasana evoluciona hacia el art nouveau, conservando su gusto por la vida. Su dibujo alcanza exquisitos refinamientos que reflejan el arte popular y la picardía francesa.

A José María Villasana se le identifica como a un verdadero precursor de la historieta mexicana. Aunque se reconoce la existencia de otros diestros ilustradores como: Lira, Cárdenas, Noé y José Guadalupe Posada, ilustradores que exploraron pero no suficientemente la historieta y su riqueza expresiva; como Villasana.


Sobre esta noticia

Autor:
Oxxyuxkaín (24 noticias)
Visitas:
10695
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

raul (01/12/2011)

quién publicó esto? y de dónde?