Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fiscalitomx escriba una noticia?

Las 7 preguntas más difíciles en una Entrevista de Trabajo

30/08/2013 14:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEscogieron tu perfil de entre decenas de aspirantes y tienes la oportunidad de una entrevista, pasaste el primer filtro por lo que es momento de prepararte para conversar con el reclutador y decirle por qué eres la persona indicada para el puesto.

Es muy común que las entrevistas de trabajo nos angustien por el simple hecho de ser evaluados y hay preguntas clave que nos pueden llevar a la siguiente ronda o dejarnos fuera del proceso.

Más allá de preguntar sobre tu experiencia laboral, tus conocimientos y tu preparación académica, la entrevista está enfocada en conocer tu personalidad, cómo enfrentarás los retos en el trabajo, cómo te relacionas con la gente y cómo manejas la presión, dependiendo del puesto.

Prepárate para responder con inteligencia con estos ejemplos difíciles y llega a la entrevista con seguridad.

1. ¿Cuál es tu mayor debilidad o defecto?

Hay dos cosas que se ponen en juego con esta pregunta. La primera es medir la honestidad y capacidad de admitir errores, por otra parte se evalúan rasgos personales que podrían preocuparle al empleador.

Aquí No hay respuesta correcta, decir que no tenemos defectos sonaría falso, ya que todos tenemos puntos flacos, pero tampoco es necesario dar información de más. Algo que recomiendan los expertos es mencionar nuestro defecto seguido por alguna medida positiva que estamos tomando para erradicarlo.

2. ¿Por qué estás buscando trabajo? ó ¿Por qué dejaste tu empleo anterior?

El secreto de esta pregunta es la diplomacia. Si hablas de manera negativa de la empresa, jefe o compañeros de tu anterior empleo darás una mala impresión, aunque tengas razón en tus juicios.

Es una Gran error llegar a quejarse de lo mal que te tratan/trataron en tu ex empresa con el reclutador. Mejor enfócate en las nuevas metas que buscas alcanzar y en los retos que esperas de un nuevo empleo.

Habla sobre superación y crecimiento, no sobre insatisfacción. No es malo mencionar que te sientes estancado o que no crees tener más oportunidades en tu actual empresa, pero siempre resaltando tu deseo de avanzar.

3. ¿Cuáles son tus pretensiones salariales?

La pregunta del dinero se colará tarde o temprano en la conversación. Es un tema delicado en el que debes ser puntual y haber analizado posibles escenarios antes de la entrevista.

Muchas empresas ofrecen un rango posible de salario, de ser así toma en cuenta tu salario actual y calcula una cifra que te parezca justa. También es importante investigar cuánto están pagando en puestos similares dentro de tu ramo para saber si la propuesta es razonable.

4. ¿Por qué no has durado en tus anteriores trabajos?

Haber tenido varios empleos en un periodo corto de tiempo puede significar inestabilidad para los reclutadores, en general a una empresa le interesa contratar empleados que se queden con ellos por un buen tiempo, ¡la rotación de personal siempre significa pérdidas!

La clave es hablar sobre las aportaciones que lograste hacer a cada empleo en ese corto tiempo y las habilidades o funciones diversas que desempeñaste. Este punto se puede tornar positivo si hablas de tu habilidad para adaptarte y para aprender cosas nuevas.

5. ¿Cómo manejas el estrés?

Para muchas empresas y para muchos puestos es importante un candidato capaz de atender un número importante de actividades de manera simultánea. En otros empleos, como las ventas, se requiere gente que tolere la frustración.

En esta pregunta es importante dejar claro que se tiene la capacidad para realizar las actividades que demanda el puesto, y que el estrés y la presión son elementos del ambiente laboral para los que estás preparado. Por supuesto debes ser honesto y entender las demandas del puesto para el que te has postulado, para que esta afirmación no sea un engaño al reclutador más adelante.

Conoce más sobre cómo manejar el estrés laboral.

6. Háblame de ti

Tal vez esta sea una de las preguntas más comunes que los reclutadores hacen para incentivar el diálogo con el candidato. No todas las respuestas son favorecedoras y debes preparar con anticipación un discurso inteligente que te describa más ampliamente ¡como empleado!

Omite la información personal en esta pregunta, concéntrate en tu "yo profesional", qué tipo de empleado eres, qué puedes aportar a una empresa, por qué te puedes convertir en un elemento valioso, entre otras, son las preguntas que debes responder.

7. ¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otros candidatos?

Es el momento de venderte. Concéntrate en los puntos fuertes de tu currículum. No seas modesto. ¿Tomaste un curso o diplomado? ¡Menciónalo! Las empresas están en busca de gente que esté más capacitada y tener conocimientos adicionales puede hacer la diferencia.

Es tu oportunidad de destacar las mejores armas de tu perfil que se amolden con lo que está buscando el reclutador, además de demostrar que estás muy actualizado respecto a los conocimientos y habilidades que el área y puesto requiere.

Toma en cuenta que cada proceso de selección es diferente, y la entrevista depende del puesto y la empresa de la que se trate.

Lo importante es estar preparados con anticipación para hablar de nosotros, tener en mente que no hay respuesta buena o mala y entender que es importante ser honestos con el reclutador, de lo contrario es muy posible que lo único que obtengamos de la entrevista sean las gracias.

Via | OCC


Sobre esta noticia

Autor:
Fiscalitomx (527 noticias)
Fuente:
fiscalito.com
Visitas:
80
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.