Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Premio de cuento y poesía mantiene vivo el recuerdo de Gilberto Owen

08/03/2012 02:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El trabajo de Gilberto Owen, uno de los poetas de mayor renombre que ha dado este país, y que falleció el 9 de marzo de 1952, aún es recordado a lo largo y ancho del territorio nacional, como en Sinaloa, donde anualmente se celebra el concurso que lleva su nombre. Dicha convocatoria, que cerró la semana pasada, y cuyos resultados se darán a conocer el próximo mes, reúne a escritores del país, de Estados Unidos y de Canadá, para que a través de la poesía y del cuento puedan ser acreedores al Premio Nacional de Literatura que rinde tributo a Owen. El reconocimiento, que incluye un premio en efectivo por 120 mil pesos y la publicación de las obras ganadoras, cuenta con el apoyo del gobierno de Sinaloa, así como con el del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). La figura de Gilberto Owen pertenece a la mejor estirpe de poetas mexicanos, fue miembro del “grupo sin grupo”, como lo definió Xavier Villaurrutia, en 1924, y que luego fue conocido como el de los “Contemporáneos”. Owen decía haber nacido el 4 de febrero de 1905 y fue hasta los años 90 que se descubrió su acta de nacimiento, la cual aclara que fue el 13 de mayo de 1904. Gilberto Owen Estrada, maestro y diplomático, a quien se considera como un malabarista y renovador del poema en prosa, trabajó con todos los géneros literarios y destacó por obras como "Simbad el varado", "Desvelo" y "Novela como nube", entre otras. El poeta, de El Rosario, Sinaloa, vivió su infancia en Toluca, Estado de México, y para 1922, cuando representaba al Instituto Científico Literario, pronunció un discurso de bienvenida que impresionó al entonces presidente de la República, Alvaro Obregón (1880-1928). Por este motivo, Owen se ganó el nombre de lector de periódicos en la Secretaría de la Presidencia, haciendo la síntesis de los diarios capitalinos para el presidente, y también se desempeñó como profesor, actividad que alternó con su verdadera pasión, la escritura. En la Ciudad de México, en 1926, Owen formó parte de la revista “Ulises”, donde se caracterizó por ser uno de sus asiduos colaboradores; luego, fue editor y traductor de la revista “Contemporánea”, y finalmente incursionó en la diplomacia, como miembro del Servicio Consular, en Nueva York, entre otras ciudades. Durante los cinco años que se desempeñó como diplomático, lapso en que se alejó de la poesía, tuvo la oportunidad de conocer a otros poetas como Xavier Villaurrutia y Salvador Novo, con quienes hizo algunos versos y novelas. Los conocedores de su obra, dentro de la cual figuran títulos como "Línea", "Libro de Ruth", "Desvelo", "Poesía y Prosa" y "Perseo vencido", afirman que ésta, aunque breve, está llena de significación y simbolismo. Owen viajó en 1947 a Filadelfia, Estados Unidos, con un cargo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y tres años más tarde, en ese mismo lugar, cayó enfermo, mientras desempeñaba el cargo de vicecónsul, el 9 de marzo de 1952, murió a la temprana edad de 48 años. En el 2004 se realizaron una serie de actos conmemorativos por el centenario de su natalicio, como la emisión de un timbre postal con su imagen, en el Palacio de las Bellas Artes, y el Coloquio Internacional "De sed en sed por el delirio. Los cien años de Gilberto Owen", para recordar y analizar su obra.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
163
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.