Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Prenden Los Tigres del Norte y Paulina Rubio a fans en Guatemala

03/12/2011 05:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Tigres del Norte y Paulina Rubio prendieron con sus canciones a miles de admiradores que colmaron el Estadio del Ejército de la capital guatemalteca, en un memorable concierto considerado el mejor del año en el país centroamericano. En una "noche mágica", como la nombró "La Chica Dorada", el célebre grupo de música regional mexicana y su invitada de lujo, Paulina Rubio, cautivaron a los chapines que se dieron cita en el estadio de futbol enclavado en la populosa zona cinco de la ciudad. Más de 25 mil seguidores de Los Tigres del Norte, instalados en las tribunas y la cancha del inmueble, "animados pese al frío viento que soplaba en la ciudad de Guatemala", esperaron más de tres horas para la presentación de sus ídolos. "Esto no se había visto en muchos años, el estadio está topado (lleno a su máxima capacidad)", dijo a Notimex Estuardo Portillo, un capitalino que coincidió con la mayoría de los espectadores en que asistían al mejor "show" musical en el año en Guatemala. En el vetusto estadio de futbol, casa del descendido club Aurora, representante de las Fuerzas Armadas de Guatemala, se presentaron durante 2011 Juan Luis Guerra y Maná, entre otras luminarias del espectáculo y la música latinoamericana. Además de los capitalinos, miles de fieles seguidores de los legendarios intérpretes del corrido mexicano hicieron el viaje desde lejanas ciudades del interior, como Huehuetenango (occidente) y Zacapa (oriente), para presenciar el único concierto de los "Idolos del Pueblo" en Guatemala. La sonada presentación de Los Tigres del Norte y Paulina Rubio, organizada por el 45 aniversario del grupo financiero guatemalteco Bantrab, desquició el tráfico capitalino y alteró desde las primeras horas de la tarde lo que parecía un tranquilo viernes. El intenso frío y la larga espera, que se sobrellevaron con la animada actuación del conjunto guatemalteco Gangster, terminó a las 22:00 horas en punto (04:00 GMT del sábado), cuando Los Tigres del Norte salieron al magno escenario, montado con la mayor tecnología de luz y sonido. Bajo un ensordecedor "¡Tigres, Tigres, Tigres!", los músicos hicieron su aparición enfundados en un vistoso traje de color azul marino, con destellos plateados y en la espalda el nombre de México en un círculo de pedrería con los colores verde, blanco y rojo. Entre el delirio y una impresionante aclamación del público chapín, Los Tigres del Norte comenzaron su rosario de exitosas canciones con la polémica "La granja", a la que le siguieron "La mesa del rincón" y "Jefe de jefes", coreadas de pie por la concurrencia. Una de las más sentidas y aplaudidas fue la canción "El mojado acaudalado", en especial en la sentencia "Soy el mojado acaudalado pero en Guatemala quiero morir", modificada a modo del verso original. El entusiasmo fue mayor luego de que entre canción y canción, en medio de la noche surgieron las notas de la marimba -instrumento musical nacional de Guatemala- con "Luna de Xelajú", una pieza considerada "el segundo himno" de los chapines. La temperatura y la algarabía subieron de tono cuando al filo de las 23:30 horas (05:30 GMT del sábado), en el centro del enorme y moderno escenario montado para la ocasión especial, hizo su aparición, en todo su esplendor, Paulina Rubio. "Pau", como la llamó Jorge Hérnandez, líder y vocalista del grupo norteño, lució despampanante con un elegante minivestido de color dorado y con botas de cuero negras que cubrieron sus largas y torneadas piernas. Paulina Rubio, una de las artistas internacionales que participaron en el disco "Los Tigres del Norte and friends (2011)", hundió de nueva cuenta en el delirio a los guatemaltecos cuando interpretó el antiguo éxito del grupo, "Golpes en el corazón", con el acompañamiento de orquesta. Luego de cuatro canciones -inéditas al estilo de los Tigres del Norte-, entre ellas "El último adiós" y "Ni rosas, ni juguetes", la "La Chica Dorada" repitió "como un regalo de Navidad para los guatemaltecos" la interpretación de la melodía de moda en las estaciones de radio, "Golpes en el corazón". A la medianoche, tras la jubilosa despedida a Paulina Rubio de parte de la alborozada asistencia, que también coreó de pie los éxitos de la cantante de pop, Los Tigres del Norte retomaron con "Reina del sur", "Directo al corazón", "La buena suerte", "El perseverante" y "Lágrimas del corazón". Los Tigres del Norte habían prometido durante el concierto que continuarían hasta "complacer todas las peticiones del público guatemalteco". Y lo cumplieron. Varias veces anunciaron la despedida, pero volvían a cantar ante la insistencia popular. Luego de la interpretación de 47 canciones, incluidas las cinco con Paulina Rubio, Los Tigres del Norte cerraron su actuación la madrugada de este sábado (08:30 GMT), entre la quema de cohetones y juegos pirotécnicos, que iluminaron la oscura y fría noche.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
279
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.