Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Preocupantes pérdidas en las fuerzas afganas

01/11/2016 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Los jefes militares estadounidenses quieren creer que las fuerzas de seguridad en Afganistán pueden proteger al país de los talibanes, pero las pérdidas han sufrido alcanzan niveles críticos.

"Esta temporada de combates es muy difícil" para las fuerzas de seguridad afganas, reconoció la semana pasada el general Joe Votel, jefe de las tropas estadounidenses en Medio Oriente, durante una visita al cuartel general de las fuerzas de la OTAN en Kabul.

La participación de las tropas de la OTAN en los combates en Afganistán se suspendió a finales de diciembre de 2014, dejando a las fuerzas afganas la responsabilidad de enfrentar a los talibanes.

En 2015, por primera vez a cargo de los combates contra los rebeldes islamistas, las fuerzas afganas perdieron cerca de 5.000 efectivos, mientras que 15.000 resultaron heridos.

Este año las pérdidas son superiores: 5.523 soldados abatidos entre el 1 de enero y el 19 de agosto, según la oficina del Inspector General para la Reconstrucción en Afganistán (Sigar, por su sigla en inglés).

En contraste, los estadounidenses perdieron 1.832 soldados en Afganistán desde octubre de 2001.

Sin embargo, los generales estadounidenses mantienen la esperanza en un buen desempeño de las fuerzas afganas.

Los efectivos afganos "impidieron a los talibanes y sus aliados cumplir sus objetivos", dijo Votel. "Hubo que pagar el precio", pero "las fuerzas afganas, en especial el Ejército, demostraron una gran resiliencia".

Según el general John Nicholson, que comanda las fuerzas de la OTAN en el terreno, las bajas afganas explican en parte la persistente falta de efectivos en las fuerzas de seguridad locales.

El Ejército afgano cuenta con 170.000 efectivos y el objetivo es elevar ese número a 190.000.

"Debido a las elevadas pérdidas, no logramos superar el déficit que tenemos en la totalidad de las fuerzas afganas", explicó.

Para este general estadounidense, la frecuente mediocridad de los cuerpos del Ejército afgano y la corrupción endémica contribuyen también a que las fuerzas de seguridad no sean atractivas.

image
Más sobre

"Esos jóvenes policías que mueren en los puestos de control a veces no tienen suficiente agua, alimentos o municiones, y sus jefes no están siempre con ellos", indicó.

Sin embargo, el inspector general para Afganistán sostiene que la moral de las tropas es adecuada, con un 75% que considera que es bien tratado y un 90% satisfecho con su salario.

Tras 15 años de intervención militar estadounidense en el país al calor de los atentados del 11 de septiembre en 2001, la estabilidad del país parece pender de un hilo, a pesar de los miles de millones de dólares gastados por Washington.

- ¿Punto muerto o equilibrio? -

image

El presidente Barack Obama aspiraba a terminar su mandato el 20 de enero de 2017 con un fuerza residual de 1.000 soldados en Afganistán, pero tuvo que replantear ese objetivo ante el alcance de los golpes de los talibanes.

El próximo año seguirán en el país 8.400 efectivos estadounidenses, que en principio brindan asesoramiento y formación militar, aunque en la práctica dan un respaldo decisivo en los combates a través de sus fueras especiales.

La Sigar estima que un 63, 4% de los distritos del país están bajo control o influencia del gobierno, por debajo del 65, 6% estimado hace tres meses.

De su lado, los militares estadounidense consideran que el gobierno afgano controla un 70% de la población, los talibanes un 10% y el resto está en juego en los combates.

Pese a siete ofensivas de los talibanes en zonas urbanas como Kunduz, Lashkar Gah (capital de Helmand) o Tarinkot (capital de Uruzgan), "ninguna de estas ciudades ha caído", subraya el general Charles Cleveland, quien dirige las comunicaciones de las fuerzas de la OTAN en Afganistán.

"La defensa de las fuerzas afganas no fue perfecta, no era algo bonito de ver, pero al final, tuvieron éxito y defendieron esas ciudades", afirmó.

image

El general Joe Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, dijo recientemente ante el Congreso que la situación afgana está "prácticamente en punto muerto", ya que los combates violentos desembocan en un statu quo.

Pero el general Nicholson prefiere la noción de "equilibrio".

"Hay un equilibrio en favor del gobierno, que controla la mayor parte la población", estimó.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2086
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.