Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Prepara CNT segunda temporada de “El malentendido”

30/05/2011 12:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Compañía Nacional de Teatro (CNT), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), ofrecerá la segunda temporada “El malentendido”, obra del Premio Nobel de Literatura 1957, Albert Camus (Argelia 1913-1960), del 3 al 12 de junio próximo, en esta capital. Los organizadores apuntaron que la pieza teatral, dirigida por Marta Verduzco, actriz de Número de la CNT, tendrá funciones en la Sala de la Casa de la CNT, de miércoles a viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas. Además habrá dos funciones extra en fin de semana a las 13:00 horas el sábado 4 y el domingo 5, con la actuación de Ana Ofelia Murguía, Farnesio de Bernal, también actores de Número, así como de Emma Dib Rodrigo Vázquez y Érika de la Llave. Detallaron que en un espacio metafórico diseñado por Gabriel Pascal, la obra invita al espectador a pensar en el laboratorio de experimentación de Dios con el ser humano, a partir del desencuentro de una madre e hija cómplices, cuya endurecida existencia les impide reconocerse, acercarse, encontrarse con un miembro de su familia y percibir la posibilidad de cumplir su mayor anhelo. La música original es del compositor Joaquín Gutiérrez Heras, Doctor Honoris Causa por la UNAM, cuyas melodías para chelo y arpa enriquecen la atmósfera de la escena. “El malentendido” es una obra que en lugar de enjuiciar, observa el comportamiento de unos personajes lacónicos, habitantes de una Europa devastada física y anímicamente por la posguerra, en una atmósfera que justificaba las atrocidades. La presente obra, estrenada el mes de junio de 1944, cuando los diarios informaban sobre la batalla de Cherburgo y su ofensiva soviética en la región de Vitbesk, ubica a sus personajes al interior de un hostal que el escenógrafo Pascal transformó en una especie de “Bed and Brekfast”. Totalmente blanco en algún lugar del mundo, donde hay una mesa de comedor, algunas sillas, sábanas y elementos clave como una taza, entre otros, que conviven en este lugar donde prevalece la asepsia y las emociones se han petrificado. El montaje exige del espectador una dosis de concentración que le permita observar desde la calma de un testigo que cambie el ritmo de su velocidad cotidiana y se sitúe en el contexto de una época cuyas consecuencias conoce, en tanto señalan de manera trágica nuestra modernidad. Albert Camus escribió sobre esta obra: “Torpezas de detalle, prolijidad más grave, cierta indecisión en el personaje del hijo, todo esto puede molestar justificadamente al espectador. Pero, en cierto sentido, ¿por qué no reconocerlo? Tengo la impresión de que algo en mi lenguaje no se ha entendido y que esto tan sólo se debe al público”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
73
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.