Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Presenta con buenas críticas Manuel Becerra su más reciente poemario

23/02/2012 02:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como un campo abierto y afortunado para todos los sentidos del lenguaje, en el que es visible la fusión entre la tradición poética en español, y el sentido rítmico y musical de la prosa, fue calificado anoche el poemario “Canciones para adolescentes fumando en el claro del bosque”, por los poetas Blanca Luz Pulido y José Francisco Conde Ortega. De la autoría de Manuel Becerra Salazar, dicha publicación, ganadora del Premio Nacional de Poesía “Ramón López Velarde” 2010, fue presentada en la Sala Adamo Boari, del Palacio de Bellas Artes, en esta ciudad. En el acto, Blanca Luz Pulido señaló la obra de Becerra Salazar conjuga magistralmente la variedad de sus temas con el cultivo, ya casi olvidado entre muchos escritores, de algunas formas como el soneto, la décima y el poema en versos octosílabos. Lo anterior, afirmó, con un equilibrio que no deja de incluir otras búsquedas, como la del poema en prosa y la factura en versos libres. Destacó también la riqueza pictórica-poética de la obra del bardo. Como si se tratará de una fusión de las artes, aseguró la también poeta, Becerra muestra su tenacidad para tallar y tocar imágenes verbales “que, en sí mismas, conjugan sinestesias, colores, sentidos que se combinan y confabulan en los versos para llevar a la escena de la página el teatro vivo de la imaginación inherente al lenguaje poético”, anotó. Asimismo, detalló que en ocasiones los poemas adoptan formas leves, cercanas al haikú en cuanto al efecto visual o sensorial que en ellos se produce, mientras que en otras están escritos dentro de las fronteras más amplias y narrativas del poema en prosa. “En todos los casos, el equilibrio y el rigor, la alternancia entre la razón y los sentidos, o mejor aún, su mezcla en la imaginación, crean ese ´claro desorden en la página´, imagen que surge en otro poema de ´Cantata castrati´, pero que bien se aplica también a esta obra”, detalló Pulido. En este sentido, José Francisco Conde Ortega aseguró que la concepción del poema en los textos de Becerra cumple cabalmente la consigna de escribir con los dos cabos del lápiz, de ahí la brevedad, contención y necesidad de que en cada poema no sobre ninguna palabra. Aseguró que es justo la indagación en los ritmos de poema, desde el poema en prosa hasta el soneto o la canción en octosílabos, cualidades que éste autor “encuentra en la carencia justa, así cada línea cabalga en su propia ola rítmica”, apuntó. Subrayó que en la obra de Becerra son visibles ecos de poetas españoles del Siglo de Oro y algunos más recientes. “Mexicanos de distintas épocas, latinos e ingleses (…); de quienes toma las señales para moderar su propia voz; el ejercicio de encontrar la palabra necesaria y el adjetivo pertinente”, consideró el también poeta. Otro encuentro afortunado en esta publicación, aseguró, es el acervo léxico, pues compartió que existen hallazgos que nacen de la búsqueda de la precisión; y que muestra de ello es el amplio el registro léxico del poeta con cada cosa que sucede en el poema, “porque es nombrada con naturalidad y esto le confiere vitalidad al conjunto”, al que no le falta ni le sobra nada. Al tomar la palabra, el poeta Manuel Becerra Salazar explicó que la cuestión de la métrica y de la poesía clásica ha sido un trabajo que ha procurado desde sus inicios. El motivo, dijo, es porque “se puede alcanzar más ritmo, más música y al mismo tiempo un significado en armonía con la forma. Aunque debo reconocer que también hay un encanto personal por las décimas, el soneto, el género mayor y el menor. Creo que hay una manera de seducción a la que definitivamente caigo”. Visiblemente emocionado, Becerra Salazar, dedicó una serie de poemas, integrada en “Canciones para adolescentes fumando en el claro del bosque”, tanto a su mamá como a su compañera. Algunos de ellos son “Bernardo Coto Castillo”, “Versión del Palinuro” y “Jardín escrito para Gerardo Diego”. Finalmente, es importante mencionar que Manuel Becerra Salazar (1983), becario de la Secretaría de Cultura capitalina y de la Fundación para las Letras Mexicanas, prepara actualmente un nuevo poemario, el cual, aseguró, abordará temas sobre la muerte, el bosque como imagen simbólica y los caballos.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.