Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Presentan el libro "El Brasil a través de las tres Américas..."

13/07/2011 12:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El historiador José Roberto Faraco Braga escribió el libro “El Brasil a través de las tres Américas: historia del proyecto de la gran Carretera Panamericana (1928-1938)”, luego de 10 años de trabajo constante y de darse a la tarea de investigar, recopilar y verificar la información para posteriormente recuperar y difundir el hecho. El texto, que se presentó esta tarde en el Auditorio del Centro Cultural Brasil-México, de la Embajada de Brasil aquí, está basado en la historia de la mencionada carretera, informó ese centro cultural en un comunicado. El 16 de abril de 1928 salió de Rio de Janeiro la “Expedición Brasileña de la Carretera Panamericana”, en dos autos Ford Model T, ofrecidos por el periódico “O Globo” y apoyados por el presidente de Brasil, Washington Luís Pereira de de Sousa, los brasileños Leônidas Borges de Oliveira, Mario Fava y Francisco Lopes da Cruz. La misión fue descubrir, abrir y proyectar la ruta sobre la que, en un futuro, se construiría, en condiciones ideales, una carretera que habría de conectar a los países de las tres Américas. La iniciativa tuvo un éxito completo y constituyó una hazaña pocas veces registrada en la historia del automovilismo mundial. Durante 10 años, la expedición recorrió 28 mil kilómetros de carreteras, veredas, desfiladeros, sendas, montañas, bosques y ciudades de 15 países. Fueron investigados 15 países y el proyecto se desarrolló con base en la importancia vital de la futura carretera. Caminos abiertos por los colonizadores, con carreteras ya existentes, se anexaron al trazado de la nueva ruta mediante dinamita, palas y picos. Todo ello en manos de verdaderos batallones humanos, formados por contingentes de los ejércitos locales y ciudadanos que compartían el mismo espíritu panamericano, iban uniendo un país con otro, y haciendo realidad el sueño de aquellos tres expedicionarios. A lo largo de su aventura, estos valientes héroes fueron recibidos por todos los presidentes de los países que visitaron. En México, la expedición fue recibida por diversas autoridades gubernamentales, entre ellas el presidente, general Lázaro Cárdenas, y los mandatarios y generales Plutarco Elías Calles y Abelardo L. Rodríguez. También se reunió con importantes personalidades, como el revolucionario nicaragüense, Augusto César Sandino (cuya última foto, tomada dos días antes de su ejecución, es precisamente la que se tomó con los tres expedicionarios), el presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosvelt, el empresario Henry Ford, “El Intocable” Eliot Ness, y algunas otras decenas de grandes nombres de la historia de las tres Américas. Luego de atravesar Paraguay, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua y el resto de Centroamérica, el 26 de septiembre de 1934, los tres expedicionarios pisaron tierras mexicanas. En el punto conocido como “El Carmen”, se despidieron por última vez de las distinguidas autoridades de Malacatán, en la República de Guatemala. Después descendieron una pequeña cuesta, por una carretera que apenas estaba en construcción, y cruzaron el puente del río Suchiate, donde los recibieron las autoridades de México y fueron escoltados por los guardias del Puesto Fronterizo El Talismán, hasta llegar al pueblo de Tuxtla Chico, ya en el estado de Chiapas. Allí los esperaba el comandante militar José Alba. Dos días más tarde, después de recorrer 16 kilómetros de buena carretera y cruzar los ríos Guata, Cosalapa y Texcuyhuapa, llegaron a la ciudad de Tapachula, que en ese entonces tenía 16 mil habitantes, espléndidos campos de cultivo y un comercio fuerte. La sociedad y las autoridades locales, representadas por el presidente del consejo, Sóstenes Ruiz, y, sobre todo, el ejército, bajo el mando del general Carlos Malpica, cooperaron y apoyaron a la expedición. Al recorrer 135 kilómetros, la caravana pasó por Cholula, famosa ciudad que tiene 365 iglesias, una para cada día del año; también por San Juan Tlautla, Zacatepec, Huejotzingo, San Martín y otras poblaciones, así como por la famosa Estancia Santa Bárbara, propiedad del general Plutarco Elías Calles, quien quiso recibir a los expedicionarios en persona y reconocer su gran esfuerzo. El 13 de octubre de 1936, después de estudiar y recorrer dos mil 753 kilómetros de carreteras mexicanas, los expedicionarios concluyeron su trabajo, que consistía en proyectar y abrir 21 mil 773 kilómetros desde la ciudad de Rio de Janeiro hasta la frontera con los Estados Unidos de América. A partir de ese momento, comenzarían la búsqueda de recursos financieros para construir la futura Carretera Panamericana, la cual es hoy en día una realidad, pero la contribución de los expedicionarios en pro de la integración panamericana ha caído en el olvido, a decir de los expertos. Por ello, el empresario y escritor Beto Braga lleva a cabo una nueva expedición, con el objetivo es rescatar y divulgar la aventura de los tres expedicionarios de 1928 a 1938, no sólo en Brasil, sino también en el resto de los países por donde cruza la carretera.} Lo hizo para buscar que se reconozca a los expedicionarios como los autores del proyecto de construcción de la Carretera Panamericana. La familia Braga pasó por Paraguay, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua y el resto de Centroamérica, finalmente se estableció por un breve periodo en México para comenzar nuevas investigaciones históricas y difundir la historia de la Carretera Panamericana.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
322
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.