Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se presentó con éxito el arpista mexicano Angel Padilla Crespo

14/03/2010 08:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un repertorio integrado por melodías suaves, en su mayoría de carácter contemplativo, y una elegancia al momento de tocar su instrumento, el público de la Sala Silvestre Revueltas, del Centro Cultural Ollin Yoliztli, reconoció hoy aquí la sublime ejecución del arpista mexicano Angel Padilla Crespo. En el marco de la temporada de conciertos Invierno 2010 de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM), el solista, con estudios en el Royal College Of Music de Londres, cautivo a un público que con una lluvia de aplausos lo cobijo. Bajo la dirección del concertista mexicano Enrique Arturo Diemecke, la agrupación, considerada como la más importante orquesta mexicana y una de las más relevantes de América Latina, recordó el 106 Aniversario luctuoso del compositor checoslovaco Antonin Dvorák (1841-1904), considerado como uno de los grandes compositores de la segunda mitad del siglo XIX. En el noveno programa de la temporada invierno 2010, este conjunto musical, que ha presentado más de tres mil conciertos en las principales salas de la República Mexicana y en foros de los Estados Unidos, Europa, Sudamérica y el Lejano Oriente, ofreció un programa musical conformado por obras de compositores checoslovacos y españoles. A decir de los críticos, los amantes de la música de cámara, se encuentran sedientos’ de este género musical, pues en lo que va de la temporada de conciertos de la OFCM, este recinto ubicado en el sur de la ciudad, ha registrado una importante afluencia, y este día no fue la excepción. "Obertura Carnaval", de Antonin Dvorák; "Concierto para guitarra y orquesta" (versión para arpa), del español Joaquín Rodrigo y "Sinfonía Asrael", de Josef Suk, fueron parte del repertorio. Elegancia y agilidad en las manos, cautivaron a un publicó que, al concluir los tres movimientos musicales que integran la obra del compositor Rodrigo, lo arropó en múltiples aplausos; y no estaba de más, si este ejecutante recreó un atmósfera musical llena de paz con un toque romántico. Tras su participación, los presentes pidieron con sus aplausos a este ejecutante, que se ha presentado en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y Latinoamérica. Un par de segundos después y tras recibir un ramo de flores, apareció sobre el escenario este talentoso, quien de inmediato se postró en su pequeño banco, tomó su arpa de caoba en color negro y con gran soltura y pasión atrapó una vez más a los presentes. Durante el espectáculo, destacó la dirección de Diemecke, quien por espacio de dos horas se metió de lleno en la primera y segunda parte del recital, valiéndole también una gran ovación pocas veces vista en este recinto. La segunda parte, "Sinfonía Asrael", del checoslovaco Josef Suk. Una obra que permite al oyente percibir la influencia del compositor Dvorák, pero en el pensamiento musical de dicho pianista. Asrael es uno de los nombres con se que conoce al ángel de la muerte. Su misión, codificada en la tradición se diversas culturas y religiones, en la de recibir las almas de los muertos y conducirlas para ser juzgadas. La temporada Invierno 2010 de la OFCM, continuará la próxima semana con obras de Manuel M. Ponce, Sergei Prokofiev e Igor Stravinski, con la participación del pianista Duane Cochran, bajo la dirección de José Luis Castillo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
227
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.