Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Prevalecen en la actualidad técnicas del pintor flamenco Jan van Eyck

08/07/2012 04:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conocido por su técnica de detalle, profundidad y mezcla de colores que dieron un sentido realista a su obra, el pintor Jan Van Eyck, precursor de la pintura flamenca, será recordado mañana, al cumplirse 571 años de su muerte, ocurrida el 9 de julio de 1441. Jan van Eyck, considerado uno de los grandes maestros de la pintura, al perfeccionar la técnica al óleo y recrear en sus cuadros, el cambio de la luz, los reflejos y las sombras de los objetos, nació en el poblado de Maaseyck, actualmente Bélgica, aunque el año se desconoce y se ha estimado entre 1390 y 1395. Según datos del portal “biografiasyvidas”, en sus primeros años como pintor trabajó en Lille, Francia, con el duque de Borgoña, Felipe el Bueno, con quien estableció una cercana relación toda su vida y quien lo nombró pintor de la corte. En 1428 fungió como diplomático de la embajada de Borgoña en Portugal, durante la boda de Felipe con la princesa Isabel, acontecimiento que el pintor retrató en un cuadro. A partir de 1430, se instaló en Brujas, Bélgica, donde permaneció hasta su muerte. Se sabe que en 1432 culminó su obra maestra “Adoración del cordero místico”, un retablo que pintó para la iglesia de San Bavón, de Gante, en aquel país. La obra se caracteriza por el cuidado en cada uno de los detalles y elementos que la conforman, lo cual se expandió a toda la técnica de la pintura flamenca. También destacan los colores y el paisaje basto que Eyck plasmó en este retablo. Por su técnica es considerado fundador de la “Ars Nova” o arte nuevo, según “www.alu.ua.es”, que se caracterizó por todos los elementos de Eyck en su pintura, como la precisión en las texturas, la ilusión óptica, los detalles y los efectos tanto tridimensionales como bidimensionales. Se estima que realizó alrededor de 20 pinturas, de las cuales algunas no han sido recuperadas, sin embargo, prevalecen retratos y cuadros religiosos de su autoría como “Matrimonio Arnolfini”, en el que plasmó con detalles precisos un matrimonio de la Baja Edad Media, época en la que vivió. Diversas texturas logró plasmar en este cuadro que van desde el cabello de la mujer hasta el perro que acompaña a la pareja. Además creó un efecto de profundidad, avanzado para la época, con la perspectiva de una ventana que se aprecia detrás e incluso el reflejo en un pequeño espejo. Entre otras de sus obras más conocidas se encuentran “La Virgen del canciller Rolin” y “La Virgen del canónigo Van der Paele”, con temática religiosa, así como “El hombre del turbante rojo”, un autorretrato del pintor. Su hermano Hubert Van Eyck, de quien se tienen pocos datos sobre su vida, pintó con Jan el retablo de Gante, sin embargo, ambos tenían técnicas distintas para pintar, publicó “www.artelista.com”. Por ello, existe una polémica y confusión sobre la autoría del cuadro “El triunfo sobre la Sinagoga”, actualmente exhibido en el Museo de Madrid, ya que unos lo atribuyen a Jan y otros a Hubert. Sin embargo, “Las horas de Turín-Milán”, “Las tres Marías ante el sepulcro”, “La crucifixión” y “El juicio final”, son otras de las obras que se sabe con precisión que pintó el artista. Con una técnica extraordinaria para su época, Jan van Eyck murió el 9 de julio de 1441, en Brujas, Bélgica.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
63
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.