Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

PRI apuesta a civismo para frenar crimen

19/11/2012 02:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

EDUCACIÓN A DEBATE

image

El PRI presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma a la Ley General de Educación para relanzar la materia de civismo en las primarias y secundarias del país, a fin de corregir las deficiencias en su enseñanza, como parte de la estrategia contra el crimen y la violencia.

La legisladora Rocío Abreu Artiñano propone cambios en los artículos 7 y 49 de esa ley para "promover la educación cívica, el valor de la justicia, así como propiciar la cultura de la legalidad, de la paz y la no violencia".

Pide basar el proceso educativo en principios y valores que garanticen la convivencia pacífica, entre otros puntos.

La reforma, que también pretende dar un estatus legal a la capacitación en educación cívica y al personal docente en beneficio de alumnos y padres de familia, obtuvo el apoyo por escrito de 20 legisladores priistas, de panistas como Beatriz Zavala y de la perredista Teresa de Jesús Mojica Morga.

Abreu Artiñano señala que la iniciativa busca atender las pocas horas de instrucción al año en materia de civismo.

"La existencia de muchas deficiencias de la formación cívica, en la educación para la convivencia pacífica y en la cultura de una vida libre de violencia son parte de las diversas causas sociales de la criminalidad", dice.

La propuesta se sustenta en el cuestionamiento de que en las aulas mexicanas esa materia "ha ocupado muy pocas horas de instrucción al año".

La iniciativa plantea cambios a los artículos 7 y 49 de la Ley General de Educación.

En el primer caso, se establecería de manera explícita la obligación de las escuelas públicas y privadas de impartir civismo, para lo cual, al enumerar los fines de la educación que el Estado imparte, se añadiría el siguiente texto, como inciso VI del artículo 7:

"Promover la educación cívica, el valor de la justicia, de la observancia de la Ley y de la igualdad de los individuos ante ésta; propiciar la cultura de la legalidad, de la paz y la no violencia en cualquier tipo de sus manifestaciones, así como el conocimiento de los derechos humanos y el respeto a los mismos."

En el artículo 49 se busca incluir la siguiente especificación:

"El proceso educativo se basará en los principios y valores del civismo que garanticen la convivencia pacífica, armónica, solidaria y socialmente útil, en los principios de libertad y responsabilidad que aseguren la armonía de relaciones entre educandos y educadores y promover el trabajo en grupo para asegurar la comunicación y el diálogo entre educandos, educadores, padres de familia e instituciones públicas y privadas."

Además, la ley establecerá que para la impartición de la materia deberá fomentarse el uso de todos los recursos tecnológicos y didácticos disponibles.

En la exposición de motivos de la iniciativa, el PRI cuestiona las limitaciones con las que en este sexenio se retomó la asignatura.

Se afirma que "después de mucho tiempo de estar ausente la enseñanza de la educación cívica en la primaria, con la reforma educativa impulsada por el ex presidente Salinas de Gortari, volvió a las aulas el civismo e inició la enseñanza de los derechos humanos".

Sin hacer referencia a los cambios realizados por la SEP en este sexenio para reformar la materia, Abreu Artiñano sostiene que "diversos grupos y pensadores propusieron la incorporación de la moral, de la moral religiosa para la enseñanza de los valores y otros en la complementación del civismo con la enseñanza de la ética".

En su diagnóstico, la priista sostiene que, después de la institucionalización de la CNDH, "el tema de los derechos humanos se llevó a las aulas e incluso se implantó en los libros de texto gratuitos".

Se concluye que la enseñanza de los derechos humanos en primaria y la evolución del civismo a la formación cívica y ética en la secundaria (cambio impulsado en este sexenio) representa un avance, "pero no lo suficiente como para lograr los propósitos esenciales de esta asignatura".

La reforma, sin embargo, se sustentaría en un enfoque que la iniciativa denomina como "los objetivos constitucionales".

Formación cívica y ética

La Secretaría de Educación Pública retomó desde el sexenio pasado la idea de reincorporar el tema a los planes de estudio:

- La reforma más reciente a la currícula de Formación Cívica y Ética para secundaria fue en el ciclo escolar 2006-2007, mientras que el correspondiente a primaria fue emitido (para su aplicación en fase piloto) en el ciclo 2008-2009.

- Las competencias que se buscan en primaria son ocho: el conocimiento y cuidado de sí mismo (del alumno); la autorregulación y ejercicio responsable de la libertad; respeto y aprecio de la diversidad; sentido de pertenencia a la comunidad, la nación y la humanidad; manejo y resolución de conflictos; participación social y política; apego a la legalidad y sentido de justicia, y comprensión y aprecio por la democracia.

- A partir de los años noventa, los derechos humanos se incorporan como contenidos explícitos de los programas de Educación Cívica en primaria, y de Civismo en secundaria.

- El objetivo general de esta materia es "brindar a niñas y niños una sólida formación ética que favorezca su capacidad de juicio y de acción moral, mediante la reflexión para el análisis crítico de su persona y del mundo en que viven, con apego a las leyes, los principios fundamentales de los derechos humanos y valores democráticos.

- Asimismo, promover en la infancia capacidades para el despliegue de su potencial personal de manera sana, placentera y responsable, libre de violencia y adicciones.

- También fortalecer en la niñez una cultura política democrática, entendida como la participación activa en asuntos de interés colectivo para la construcción de formas de vida incluyentes, equitativas, interculturales y solidarias, que enriquezcan el sentido de pertenencia a su comunidad, su país y a la humanidad.

¿Qué es el civismo?

Rocío Abreu definió lo que entiende por civismo: "La actitud del ciudadano que cumple con sus obligaciones para con la comunidad y que se preocupa, se solidariza y muestra interés por los miembros de la comunidad".

En su iniciativa, el PRI señala que el civismo "se basa en el respeto hacia el prójimo, el respeto al entorno natural y la cosa pública. Es sinónimo de buena educación, urbanidad y cortesía (...) Presupone la observación de pautas de comportamiento social que son las que permiten que las personas podamos vivir en grandes grupos sociales, siempre sobre bases de respeto mutuo".

Tomado de educacionadebate.org

http://educacionadebate.org/40851/pri-apuesta-a-civismo-para-frenar-crimen/


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2843 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
392
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.