Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Al Cervantes escriba una noticia?

La primaria (segunda parte)

10/09/2009 01:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cuarto año de escuela fue una vorágine de sucesos que solo el que los vivió sabe que así sucedieron

Verdad o ficcion o como perder una vida

TRAVESURAS?

El cuarto año de escuela fue una vorágine de sucesos que solo el que los vivió sabe que así sucedieron el regreso a la escuela primaria con muchos cambios en su vida con una familia que lo presionaba, o al menos así lo pensaba el, lógicamente con trabajo pero poco dinero pues la mayoría entraba al gasto del hogar, pero también con otra mentalidad, otras ideas, otras costumbres y desgraciadamente con algunas mañas, como la corrupción y la trampa. Antes durante el recreo solo le interesaba jugar a los encantados, o comprarse una paleta de veinte centavos o una torta de mole en la cooperativa escolar; ahora veía a las chicas de su clase y de otras clases de manera mórbida y con pensamientos no condensables, una de ellas de mas edad que el, de quinto grado, aproximadamente trece años con un cuerpo distinto al de la gran mayoría de las chicas de la primaria, con unas piernas largas, con un par de pechos recién salientes y sobre todo con un unas caderas mas que desarrolladas llamaba mucho la atención en el, tanto que después de meditarlo mucho o quizá sin meditarlo decidió tocar ese par de turgentes redondeces, su plan no podía fallar.

Esa tarde la clase pareció eterna y su mente no pudo concentrase, entre la explicación matemática y el cuento literario no encontró diferencia solo quería llegar al recreo, al sonar la campana, tiempo atrás buscaría su dinero acomodaría sus cosas y seria uno de los últimos de salir al descanso, pero esa tarde no, apenas terminaban de sonar el ultimo campanazo y el ya estaba en el patio ubicado en el lugar estratégico, desde donde podía observar a todos, principalmente a la culpable de sus insomnios o de sus sueños húmedos, la miro bajar las escaleras acompañada de sus amigas, dentro de los estándares actuales la chica estaría pasada de carnes, para el era expresión de la belleza, la observo casi durante los treinta minutos que duraba el receso y justo a la media cuando toco la campana que anunciaba que terminaba el recreo se prepara hecho a correr entre todos los niños se dirigió hacia el punto planeado justamente ese espacio entre la cooperativa y los baños del plantel, era ahí donde se arremolinaban la mayoría de los estudiantes para hacer sus compras de ultimo momento o para (pasar al tocador) y sabia que ella se tenia que dirigir a alguno de esos dos sitios la había estudiado perfectamente haciendo gala de toda su velocidad se dirigió a ella, bueno a la parte de ella que le interesaba, la tocaría o mejor dicho le daría una nalgada y seguiría de largo entre tanto niño y con el uniforme escolar, además del clásico casquete corto ella no se daría cuenta quien había sido, calculo perfectamente y se escucho el chocar de su mano con el glúteo de la chica, no había avanzado ni un metro aun cuando sintió un fuerte golpe que lo mando de espaldas directamente al suelo había chocado con uno de los mas grandes del grupo, huía con una torta en mano que seguramente había robado a otro niño, la consecuencia la vergüenza ante los niños de la escuela, el mirar fracasado su plan frente a su afrodita, un reporte seguro en la dirección y lo que mas miedo le daba en ese momento una buena tunda de parte del grandullón aquel por ver tirado su plan.


Sobre esta noticia

Autor:
Al Cervantes (18 noticias)
Visitas:
593
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.